La voz del lector

La necesaria y pendiente regulación de los mercados financieros según el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz

He tenido la gran ocasión de conocer al premio Nobel de Economía del 2001 Joseph Stiglitz en el marco del VI Forum Internacional organizado por la Universidad Financiera de Moscú durante los días del 26 al 28 de Noviembre, y debo reconocer que ha sido muy grato asistir a su conferencia vespertina impartida durante la sesión plenaria de dicho Forum.

Mientras en España pretendemos arreglar el futuro de la Humanidad en su vertiente climática, dejamos de lado cuestiones mucho más cercanas y trascendentales como es el mal ciclo económico al que nos vemos abocados, ciclo que ha sido tratado académicamente con profusión en dicho Forum internacional en la capital de la Federación Rusa.

Llama poderosamente la atención lo contundente de las aseveraciones del premio Nobel en cuanto a su énfasis en la necesaria y pendiente regulación en los mercados financieros, campo de la economía donde suele reinar el abuso y la impunidad en las naciones occidentales.

No faltan en nuestro solar patrio los talibanes del liberalismo, que sin saber de lo que hablan y menos conocerlo de primera mano, emiten fatuas de condena hacia todo aquel que evidencia que lo de Adam Smith y “la mano invisible” que reajusta los mercados no es más que una falacia de los que usan saduceamente términos como el de libertad económica para ofrecer un terreno de falta de límites al afán especulativo de los más poderosos.

El Señor Stiglitz puede que haya sido y sea un progre convencido de profundas raíces keynesianas pero sus aseveraciones en el marco de las desregulaciones merecen un estudio en profundidad, a lo que habrá ayudado su experiencia como asesor en materia de economía del Presidente Clinton o como Economista Jefe del Banco Mundial. Me gustaría conocer la experiencia profesional en el sector financiero, y su nivel, de los que alaban hasta el paroxismo la trasnochada visión de Adam Smith, profeta de un liberalismo extremista que no genera ni estabilidad ni prosperidad para el conjunto de la Sociedad.

Stiglitz ha puesto el dedo en la llaga en su conferencia del 26 de noviembre en la Universidad Financiera de Moscú; es necesario regular más y mejor los mercados financieros, porque de no hacerlo ello se traduce en manipulaciones en los mercados, préstamos depredadores y usura, que en última instancia se traduce en abusos del poderoso hacia el débil.

Si a todo esto lo acompañamos el hecho de que la clase media está siendo esquilmada por este ultra-liberalismo que es incapaz de poner coto a las demasías de los especuladores, la lógica consecuencia es la desigualdad y la fractura social como horizonte para naciones tan volátiles como España.

Yo sí que he trabajado durante bastantes años en el sector financiero y puedo dar fe, como el Señor Stiglitz, de lo que habla. La avaricia que se respira de forma subliminal es galopante y desenfrenada, fruto de una desregulación real acompañada de una presunta regulación ineficaz con funciones de mero maquillaje para las conciencias de sus responsables.

Mis estudios sobre las SICAV (con tesis incluida) como los artículos y libros publicados sobre los Fondos Buitre, y mis intervenciones televisivas al respecto [1], son una simple muestra de cómo la desregulación de los mercados financieros españoles se traduce en fractura social entre los españoles e insolidaridad fiscal de las capas más pudientes, que desembocan en que las cargas públicas recaen en una clase media asfixiada y en un proceso que conlleva el desmantelamiento del tejido productivo español.

Otra cosa bien distinta es que ello sea jaleado por la izquierda y la extrema izquierda con fines meramente electoralistas, pues les interesa que subsista el problema pues sólo así consiguen un electorado deprimido económicamente sensible a sus soflamas y mentiras políticas, mientras que las tres derechas se dejan llevar por los cantos de sirena de Adam Smith, ajenos a cualquier visión y necesidad de regular los mercados financieros, primero porque parte de sus cúpulas están instalados en ellos, y segundo porque aunque se nutren en parte de votos de españoles asalariados con bajos ingresos, no se sienten capaces de enfrentarse a uno de los principales problemas que tiene nuestra Nación, tanto por su notorio desconocimiento como por lo cómodo que es dejarse llevar por la corriente actual.

Nunca oiremos en nuestra Congreso de los Diputados que los Fondos Buitres provenientes de los Paraísos Fiscales están depredando el tejido económico y social de nuestra Nación, generando endeudamiento masivo, destrucción de tejido productivo, desempleo al por mayor e insolidaridad fiscal, entre otras muchas perturbaciones económicas, porque esos Fondos Buitre han pujado y comprado secretamente en la lonja del triángulo innombrable donde se venden las soberanías nacionales como la de España.

El día que se ponga coto por la vía de regulaciones efectivas a los mercados financieros en España evitaremos en el futuro colapsos bancarios como el del 2012 (cuyo coste para los españoles en términos de PIB de ese año alcanzó el 14%), o riesgos fiscales como el del SAREB para el 2027, con un impago latente de bonos de 40.000 millones de euros que llevan la garantía del Estado, o depredaciones como la del Banco Popular, o ventas masivas de miles de viviendas sociales a los Fondos Buitre por un precio de saldo, y sus consecuentes desahucios, rupturas y quebrantos familiares.

En la vida no todo es claro u obscuro, y aunque me declaro, como economista, influido por la Escuela Austriaca de Economía en su faceta más social, y por ello muy alejado de los “anarco – capitalistas” que la tienen secuestrada, debo de afirmar que el keynesiano Stiglitz tiene, en lo que he desarrollado en este artículo de forma muy somera, toda la razón, y debe ser escuchado y considerado por España y por la clase política.

El economista, como el periodista, el político o cualquier ciudadano normal, hace muy mal cuando se etiqueta a una corriente determinada, haciendo de esa adhesión un absoluto vital; es mucho más práctico el tener una mente abierta y crítica hacia los propios postulados y enriquecerse con la opinión y visión de personas que con rigor académico exponen sus postulados de forma valiente y con argumentos sólidos, como hizo Stiglitz en Moscú en el marco del VI Forum internacional organizado por la Universidad Financiera de la capital de la Federación Rusa.

Guillermo Rocafort

Doctor en Economía

Profesor Universitario y Escritor

[1] Abuso de posición de dominio de los Fondos Buitre en el mercado de las viviendas (fecha:10 de marzo de 2018):

https://www.telecinco.es/informativos/Alquileres-viviendas-fondos-buitre-especulacion_2_2528430117.html   

Dominio anticompetitivo de los Fondos Buitre sobre grandes compañías cotizadas en Bolsa  (fecha: 6 de mayo de 2018):

https://www.telecinco.es/informativos/economia/fondos-buitre-contro-mercado-especulacion-desahucios-crisis-burbuja-vivienda-sanidad_2_2558355104.html  

Distorsiones causadas por los Fondos Buitre en sectores estratégicos como por ejemplo el Turismo (fecha: 16 de septiembre de 2018):

https://www.telecinco.es/informativos/economia/hoteles-fondos-inversion-compran-empleos-especular_2_2628180085.html  

Ayudas públicas ilegales a los Fondos Buitre valoradas entre 50 y 200 millones de euros (fecha: 2 de marzo de 2019):

https://www.telecinco.es/informativos/sociedad/fondos-creditos-viviendas-protegidas-publicas_2_2715855097.html

Rebelión popular contra el Fondo Buitre Blackstone – Fidere en Torejón de Ardoz (fecha: 13 de julio de 2019):

https://www.telecinco.es/informativos/sociedad/fondo-fidere-subida-alquiler-madrid_18_2785920132.html?fbclid=IwAR2jwTPfkIEwOMm-RyIsFHySGkhgRy5MX1VjmHOYRQUUSzu9wFlxZXu0pqk

Conferencia sobre la depredación de la vivienda social en España por los Fondos Buitre impartida en el marco de las III Jornadas de Metapolítica en Madrid, España (fecha: 9 de marzo de 2019)

https://www.youtube.com/watch?v=q2ggx67tEIg&t=22s

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable