La voz del lector

Nuestra democrática Trinidad

"ERREJÓN", por la salida de Rato de la cárcel: Se comprende. Robó, pero sin rapear. 

Burgués, que no el chico de aspecto famélico que me conmovía con gastadas fórmulas revolucionarias que llevaban al éxtasis a los quinceañeros y hoy personaje que evoca la historieta de dos golfillos que colados en una glamurosa fiesta, proponen sexo a una "señora" cuya indignada reacción inicial queda aparcada ante el millón de euros que dicen le pagarán y que dan paso al siguiente diálogo: "putas hay, busquemos otra más barata", reflejo de gentes de públicas virtudes y despistados pecadillos que establece que la diferencia entre la "señora" de la historia y una pobre pajillera del antiguo cine Montera está en función de la diferente valoración social marcada por el caché y el glamour de la clientela.

Pero por la boca muere el pez en un joven que "tampoco rapeaba", del que "informaron los medios" buscó la mejora de sus emolumentos con una beca que él llamó contrato de investigación dotado con 1.800 € al mes pasándose por el forro sus condiciones contractuales y pagados con nuestros impuestos, lo que en mi opinión y en un país serio, le hubiera supuesto no mayores aspiraciones profesionales en el futuro que servir chupitos en algún chiringuito.

El vídeo del día

Llegada de Sánchez a Dakar (Senegal)

"ECHENIQUE", sobre los altercados por el asunto Hasel: "todo mi apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles”

Lo que podría interpretarse que espera nuestros aplausos a las acciones de estos querubines y una especial benevolencia a una oclocracia aderezada con algaradas violentas que hoy justifica, pero que implantado el "sistema democrático" que él representa, sería aplastado con la crueldad propia de esos regímenes.

Persona que, en "mi opinión", sangra por heridas sin relación con las externas y evidentes que, en personas de bien que somos la mayoría elicita sentimientos de solidaridad y empatía que él nos devuelve con escupitajos de resentido.

Individuo que rezuma rencor con el que podría parecer se alimenta y que en vano intento por aliviar el ardor de su toxicidad nos escupe, un ser, sigue siendo mi opinión personal desdichado, asolado por el odio que siente por sí y que a cualquier ser humano termina, antes o después destruyendo.

No olvidaré su expresión y mirada zombi carente de emoción en la entrevista en que Risto Mejide le sugirió que no pagar la S. Social de su asistente debiera conllevar su dimisión, mirada gélida o mejor "una no mirada" de absoluto vacío, de carencia de sentimientos de culpa normales en una persona normal.

"IGLESIAS", sobre la democracia en España: "Es obvio que en España no hay plena normalidad democrática”

De este hombre está dicho "casi todo", lo que de manera equívoca podría interpretarse por el interés que realmente ya no suscita, personaje que en cinco minutos te suelta cuanto sabe apoyándose en citas de Wikipedia e "intelectual" que como su jefe en el Gobierno Dr. Sánchez, cree ir por el camino de la inmortalidad política, incluso terrenal.

Individuo cuyo proceso vital y político ha dado lugar a una larga lista de contradicciones entre lo que dice y hace, hoy en el Gobierno de España donde dice que trabaja con ausencias y similar marca de incumplimientos de quien lo preside.

Contradicciones que van desde su emoción por la paliza a un agente de los que, a la postre, vigilan actualmente la mansión que sustituyó a su vivienda de protección oficial, andares con actitud perdonavidas y un equívoco respeto por un feminismo de bisutería que dice practicar saltando entre rosales y tuneros, comportamiento que Marañón señalaba como la diferencia habida entre un presumido y un seductor.

Como resumen sobre estas "divinidades terrenales" señalar el comportamiento inane de nuestra sociedad ante esta casta política en estos días dedicada al fomento y defensa de comportamientos llevados a cabo por excrecencias asociales, más algún que otro cercano a la anormalidad coprófaga, en definitiva, casta que fomenta la crispación encaminada a la disolución del Estado y que no dudaría en promocionar como Ministro de Cultura a gentes de comportamiento asocial extremo.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable