La voz del lector

Obligado a virar hacia el centro

Pedro Sánchez, en su escaño del Congreso de los Diputados.
photo_cameraPedro Sánchez, en su escaño del Congreso de los Diputados.

Pedro Sánchez lo tenía todo a favor para ser investido presidente antes de las vacaciones de verano. Las urnas le dieron una pírrica minoría, pero ningún otro candidato suma.

En cualquier democracia madura, las fuerzas centrales del sistema, lo que aquí se llaman "partidos constitucionalistas", se hubieran puesto de acuerdo para permitir la investidura a cambio de las lógicas concesiones. Y más cuando el Estado afronta una crisis tan grave como la de Cataluña. Pero Sánchez arrastraba el pecado original de la moción de censura que ganó con el apoyo de Podemos y los independentistas.

La opción de Ciudadanos, la que hubiera preferido el líder socialista, quedaba cerrada, y Sánchez fió su suerte a un Pablo Iglesias herido de muerte por las divisiones en Podemos, y cuya última esperanza es revivir con el escaparate que le ofrecería la entrada en el gobierno. No se tuvo en cuenta,  ha pasado el verano y así estamos.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?