La voz del lector

¿Odio o razón?¿Hacia dónde queremos encaminar España?

La realidad de España va a peor, la situación empieza a asustar y sin duda creo que es momento de reflexionar y pensar hacía donde vamos… Estas últimas semanas hemos presenciado como, a causa de la crisis sanitaria y económica, los discursos de los bandos opuestos en ideología de nuestro país se han enfatizado y han optado por tomar una dirección populista y emocional en vez de racional, hemos escogido el odio por encima de la razón.

Reflexionemos un segundo mirando a nuestro pasado. Históricamente conocemos que las crisis económicas y sociales han sido fruto de discursos populistas que enfrentaban a la sociedad. Los políticos, siguiendo su estrategia de marketing y persiguiendo el poder y sus intereses, se aprovechaban del descontento social causado por la miseria para, a través de esos discursos emocionales y sin fundamento, llegar al poder.

Una vez en el poder gobernaban para sus votantes suprimiendo derechos a ciudadanos iguales. Si no cumplían lo propuesto no había problema puesto que la democracia se convertía en “emocracia”, es decir, la democracia de las emociones que tanto ciega al raciocinio. Un claro ejemplo de esto es el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán de Hitler que tanto daño causó.

El problema de todo esto es que, como popularmente se dice, el humano es el único animal (cada vez más animal) que tropieza dos veces con la misma piedra. En España nos estamos tropezando, nos estamos enfrentando unos a otros sin darnos cuentas que el problema es común. El votante “rojo” puede y va a sufrir la crisis igual que el votante “facha”. Y me pregunto que va a solucionar el odiarnos.

Analicemos ahora los discursos políticos que hemos estado oyendo estos días en España desde la razón y veamos como ayudan a solucionar al problema común, la crisis. Por un lado tenemos a Vox. Un partido que, aprovechándose del descontento social de un sector de la población, culpa del problema al comunismo de los que denomina “progres”.

Por otro lado encontramos a Podemos. Un partido que, aprovechándose del descontento social de un sector de la población, culpa del problema al capitalismo de los que denomina “fachas”. ¿Curioso que bandos con “ideas tan diferentes” tengan discursos tan igual encaminados? No, pues son discursos populistas sin fundamento racional. Su justificación se basa en el odio y el alter ego y su fin es el mismo, el poder.

Ahora bien la pregunta importante es: ¿Como soluciona esto la crisis, la soluciona o la empeora? Pues bien, reflexiónenlo ustedes, pero hasta la fecha lo único que han producido son los conflictos que hemos visto en nuestras calles, desagradable. Es hora de usar la razón reflexionar, mirar al pasado y cuestionarnos: ¿Qué solucionamos odiándonos? ¿A dónde queremos llegar? Esperemos que no sea tarde. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?