La voz del lector

Un país de charanga y pandereta

Es triste decirlo, pero vivimos en un país de tercera, de charanga y pandereta, en el que unos trabajadores públicos deciden que la ley no es para ellos (los servicios mínimos, en el porcentaje que sea son obligatorios) y deciden paralizar una ciudad como Madrid, dejándola en el caos más absoluto.

Denunciar, denunciar y denunciar, os animo a todos a denunciar a Metro de Madrid y sus trabajadores para que al menos paguen las consecuencias con sanciones y despidos si hace falta. Eso sí, en España se sale muy tarde, nos emborrachamos mucho y somos unos cachondos. Somos guays...

 

Suecia y Finlandia se convierten en miembros de la OTAN

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable