La voz del lector

¿Y si en Palma, Sonia Vivas y Rodrigo Romero, no dejan el acta de Concejal?

Realmente es bochornoso, triste y lamentable el espectáculo que está ofreciendo el equipo de gobierno del ayuntamiento de Palma

F Vivas. Romero y Alberto Jarabo
photo_camera F Vivas. Romero y Alberto Jarabo

Realmente es bochornoso, triste y lamentable el espectáculo que está ofreciendo el equipo de gobierno del ayuntamiento de Palma, de ello ya hace tiempo, pero más durante el último mes con respecto a la crisis de gobierno y posteriores destituciones por parte de José Hila que ha provocado la cancelación de la Pride Week muy comentada y que se iba a llevar a cabo durante varios días en Palma de Mallorca.

No le falta razón a la defensora de la Ciudadanía, Anne Moilanen (persona neutral, que interpreta su papel perfectamente y que hace una gran labor en defensa de los derechos de palmesanos y palmesanas desde su oficina contando con pocos recursos y que muy pocas personas reconocen), cuando ella advierte de que "los ciudadanos no se merecen" el espectáculo que les ofrecen los políticos”.

Estos conflictos no gustan a los ciudadanos. Todo ello, Moilanen podrá explicar en el resumen de 2021 que dará en el pleno extraordinario el lunes 28 de junio.

Yo achacaría el primer problema a que José Hila tuvo que formar gobierno municipal con los concejales que había de la coalición entre PSOE, Podemos y MES. Claro hay lo que hay y de donde no hay, no se puede sacar.

En realidad el problema empieza cuando los partidos en general y Podemos en particular ponen en las listas a candidatos con perfiles que les puedan interesar a la hora de arrastrar votos hacia sus candidaturas, he aquí el problema, son personas que destacaran en otras facetas, pero lo que es trabajar y guardar las formas mínimas de actuación para formar parte de un equipo de gobierno municipal, desde luego han demostrado que no sirven.

Sonia Vivas es una de estas personas que pudo ser concejala, se vio en el equipo de gobierno de una de las doce ciudades más importantes de España y que paso… pues se le subió a la cabeza.

En mayo ya su propio partido Podemos (o mejor dicho Alberto Jarabo, el que siempre la lía y al final salva su pellejo) le puso obstáculos para organizar la Pride Week, también desde fuera Sonia empezaba a ser criticada y ya el colofón fue cuando Kristin Hansen, una de las organizadoras en la presentación del acto, creo que sin mala intención y quizás por no saberse expresar bien en castellano, lo cierto es que la cago y todo el mundo salió contra ella, osea se inició el incendio.

Entonces es cuando ni por parte del alcalde José Hila (que fue incapaz de encontrar soluciones y le falto liderazgo), ni tampoco por parte de Sonia Vivas (que iba muy crecida) no supieron reunirse y arreglar la situación a tiempo y hacer que la Pride Week pudiera celebrarse, todo ello provoco que en 48 horas el equipo de gobierno explotara por los aires.

Vivas amenazo y tenso demasiado la cuerda con el alcalde, quien recibió una llamada del Consolat de Mar y Francina le dice que ya está bien.

 

Que están a las puertas de elecciones y que no se pueden permitir estos espectáculos, da ordenes concretas de cortar por la raíz. José Hila destituye a Sonia Vivas de forma inmediata, esta dice que deja el gobierno, pero no el acta de concejala, más tarde recibe presiones de algunos sectores, reflexiona y emite un comunicado (no una renuncia oficial) despidiéndose pero poca cosa más (tampoco asistió a la última Comisión de asuntos de Pleno del día 23 de junio).

El siguiente capitulo es su compañero de partido Rodrigo Romero, que supuestamente había firmado un escrito que criticaban y pedían la rectificación o dimisión de su compañera del equipo de gobierno Neus Truyols (de MES), luego se desdice, más tarde salen audios en donde se demuestra que Romero ha mentido y cuando ya está la cosa liada dice que la firma del comunicado no es suya.

Muy mal todo este tinglado que llega al punto de que Podemos se reuniera y en una rueda de prensa dijo que ha perdido la confianza con su compañero Romero, lo que provoca ser el  segundo concejal del partido morado cesado por el alcalde José Hila. Por el momento a mí no me queda claro que Rodrigo Romero quiera dejar el acta de concejal (Rodrigo se quejó de un comunicado inicial del partido MES).

En el caso de Sonia Vivas, parece ser que todos piensan que en el pleno extraordinario del 28 de junio, ella presentara su renuncia oficial, esto sería lo lógico en cualquier democracia, lo que pasa es que yo tengo mis dudas de que dimitan los dos concejales, pues también hay gente que les empujan no solo para que no dejen el acta de concejal, sino incluso para que dentro de un año armen una candidatura municipal independiente y les planten cara a sus ex-socios.

Creo que entre ambos, aunque no se lleven bien, algo parecido podría ocurrir con Romero (que en principio no se tratara su baja en el Pleno convocado para el 28 de junio).

Yo no descarto que Vivas o Romero se junten con gente que discrepan de la línea que siguen los que mandan en Palma y podrían presentar batalla dentro de 11 meses en las elecciones municipales que tendrán lugar en toda España a finales del mes de mayo del 2023.

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes