La voz del lector

Reflexiones sobre la manifestación en defensa de las Pensiones Públicas

Varios cientos de personas participan en una manifestación contra el recorte en el presupuesto de las pensiones y en servicios públicos, a 2 de octubre de 2021, en Madrid, (España)
photo_camera Varios cientos de personas participan en una manifestación contra el recorte en el presupuesto de las pensiones y en servicios públicos, a 2 de octubre de 2021, en Madrid, (España)

Orgullo y agradecimiento. Son las primeras palabras que me han venido a la cabeza cuando esta mañana he reflexionado acerca de lo vivido en la muy emotiva manifestación del sábado día 16 en Madrid, en defensa de las Pensiones Públicas. Orgullo de pertenencia a un colectivo excelente y agradecimiento a las personas que lo dirigen e integran. Cada persona aportando lo que buenamente puede. 

Probablemente, sin embargo, la primera pregunta que formularon ayer tanto el Ministro Escrivá como el Presidente Sánchez a sus asesores fuera ¿y cuántos eran? Seguro que fue alguna pregunta en ese sentido vacío y pueril. Lo único que les importa y preocupa son cifras y su eventual repercusión en votos futuros.

Yo prefiero quedarme con la idea de que allí estábamos 15.000 personas con ilusiones y esperanzas. Muchas historias personales. Mucha lucha contra las injusticias. Habían sentimientos, señor Ministro y señor Presidente, ¿conocen el significado de esa palabra? No somos números.

Destacar también la percepción inequívoca, mientras andaba por las calles de Madrid, de que nos sentíamos muy bien arropados por los compañeros que, por diferentes causas, no pudieron estar presentes físicamente ayer en Madrid pero que sabemos con certeza que, desde la distancia, nos apoyaban y estaban con nosotros.

Pensaba en que buena parte de los avances sociales logrados en las últimas décadas fue logrado, sin duda alguna, por la lucha de muchas de las mismas personas que ayer estaban (de forma presencial o no) en Madrid luchando por unas Pensiones dignas. Personas que se tuvieron que manifestar por sus derechos en su adolescencia, juventud, madurez y ahora también se ven obligados a hacer lo propio en su vejez. ¡Qué injusticia!

Mi agradecimiento más sincero también a los muchos medios de Comunicación  que han cubierto con profesionalidad y rigor esta gran manifestación. ¡Muchas gracias! También a aquellos medios que, aunque de forma superficial y tangencial, se han hecho eco de la misma. Estoy seguro que a partir de ahora van a dedicarnos un mayor espacio de su tiempo. Es de justicia y dignidad.

Para los medios de comunicación que, lamentablemente, continúan ignorándonos, por razones quizás inconfesables, animarlos a pensar más en los derechos de sus lectores y en aplicar los principios deontológicos que se les suponen. Confío que, más pronto que tarde, recapaciten.

En este capítulo de agradecimientos no puedo ni quiero obviar a Sindicatos “minoritarios” y algunos representantes de partidos políticos que participaron en la manifestación. Solo pedirles que acompañen sus palabras con hechos. Por favor, no nos defrauden. Contamos con su apoyo.

Finalmente, agradecer de todo corazón la NO presencia de dirigentes de los Sindicatos UGT y CC.OO. Al menos esta vez, con su clamorosa incomparecencia, han sido coherentes. Nos han vendido y saben que no son bienvenidos. ¡Qué vergüenza para los dirigentes de un Sindicato que el colectivo de Pensionistas te de la espalda! Lo lamento mucho por sus bases honestas y por muchos de sus dirigentes históricos.

 

Como aspecto que me produce inquietud y que debemos mejorar de forma urgente, quisiera destacar que me hubiera gustado ver más gente joven en la manifestación.

El Gobierno, apoyado por algunos medios de comunicación y poderes económicos, está trasladando la idea a los jóvenes de que las pensiones públicas van a disminuir de forma inevitable en el futuro. Con ello están logrando crear una opinión generalizada entre los jóvenes de que “está guerra” no va con ellos. ¡Esto es falso! ¡Debemos combatirlo!
Las Pensiones son y deben seguir siendo un derecho.
Tenemos que conseguir que los jóvenes sean conscientes que les están robando un derecho fundamental por el que lucharon denodadamente sus abuelos y padres.
Ahí tenemos un aspecto a mejorar. Necesitamos que los jóvenes se unan a la defensa de las Pensiones Públicas presentes y futuras.

Como miembro de base de la asociación ASJUBI40, y de acuerdo con lo expresado por nuestros dirigentes, comparto todos y cada uno de los puntos de la convocatoria de la manifestación del pasado sábado.
Con respecto a la reivindicación específica de ASJUBI40:
“Eliminación de los coeficientes reductores que penalizan la pensión anticipada en personas con más de 40 años cotizados”
Espero y confío que los partidos políticos que siempre nos han mostrado su apoyo “verbal”, presenten ahora las enmiendas oportunas al Proyecto de Ley de Reforma de las Pensiones, para solucionar de una vez esta enorme injusticia.
Espero que sus palabras de apoyo se conviertan en HECHOS. No pueden defraudarnos. No pueden ser cómplices de una injusticia. Es ahora cuando deben hacer realidad sus promesas. Sin más dilación.

Una nueva boca del volcán de La Palma genera una colada que arrasa el cementerio de Las Manchas

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?