La voz del lector

El reloj de arena de ETA

Pasan las horas y los días hasta el fatídico momento de las elecciones municipales y forales navarras de mayo para que el brazo político de ETA según sus deseos esté representado en estas instituciones.

Estimado Director: Pasan las horas y los días hasta el fatídico momento de las elecciones municipales y forales navarras de mayo para que el brazo político de ETA según sus deseos esté representado en estas instituciones. El reloj de arena va dejando pasar grano a grano como si el trasiego de hormiguitas almacenara el trigo para tener el almacén lleno, el que lo financia.

Todo indica que sin voluntad política firme de impedir que sigan utilizando las estructuras democráticas para la financiación del crimen y sus objetivos estarán presentes. El reloj de arena inexorable juega a su favor y sirve de excusa a los que no disponen de tiempo ‘ilegalizador’ como tampoco de voluntad. Beso a beso de la muerte, grano a grano, penetran de nuevo en el sistema constitucional para emulsionarlo y destruirlo por hinchamiento desde el interior.

Granos en partido histórico de nuevo cuño o agrupación electoral, qué más da, el grano que pasa por el tamiz es el mismo. Las horas y los días pasan bajo la tutela de las armas etarras que no despedirán humo si lo pactado sigue sus pautas firmadas por las partes. Huida hacia delante para el gobierno, regreso a sus férreos cuarteles y posiciones de antaño para los terroristas.

¿No hay nadie decente que le de una patada al tramposo reloj de arena etarra, cambiándolo por los modernos medios tecnológicos que miden el tiempo y hasta nuestra temperatura democrática y constitucional?

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?