La voz del lector

Sánchez y la seguridad del Estado, I

Sesión de investidura - Pedro Sánchez durante su intervención
photo_cameraSesión de investidura - Pedro Sánchez durante su intervención

El Sr. Sánchez ya ha conseguido su  objetivo – en parte – ser Presidente investido del Gobierno de España. Y digo en parte, porque el otro objetivo era serlo con un gobierno monocolor, sin tener la manos atadas; ni por la derecha ni por la  extrema izquierda y los separatistas de todo signo. En consecuencia le queda conseguir este último, y no creo que conociendo al personaje, y viendo los movimientos que está haciendo no haya iniciado la marcha para ello.

Es muy interesante analizar la persona y el personaje:

“Le parti, c’est moi”; es lo que en estos momentos puede decir el Sr. Sánchez con toda propiedad. Porque el Partido Socialista Obrero Español, ya no existe, aunque conserve lo de Partido Socialista, e incluso lo del PSOE. Triunfe o fracase en su objetivo total, cuando llegue el día pronto o lejano en que el Sr. Sánchez salga del poder, el PSOE dejara definitivamente de existir en la política. De hecho a partir de ahora podríamos decir con propiedad que es el “partido sanchista progresista” (PSP).

Como persona política, en sus dichos y hechos, hasta ahora, ni es creíble,

ni fiable, solo le guía la ambición por el poder y su propia persona. Así, cuando dice que la persona que ha propuesto para ser Fiscal General del Estado, será imparcial; lo será cuando a él le convenga y cuando no, hará lo que le diga o la fulminará sin contemplaciones. Lo que está claro es que va a maniobrar para poder decir “Le pouvoir, c’est moi”; no el estado (eso ya llegará) el poder de facto es lo primero.

Esto lo está demostrando: dando más poder real a su jefe de gabinete, que a la propia Vicepresidenta 1ª. Cambiando el día del Consejo de Ministros, que se ha celebrado tradicionalmente los viernes,  al martes, dificultando las tareas del Parlamento y que este se acomode  a sus dictados. Y, como creo – si no se había cambiado últimamente - que han sido los martes cuando se realiza el despacho del presidente del Gobierno con el Jefe del Estado; nuevo cambio obligado al Rey. Todo esto parece que son cosas sin importancia, pero son las pequeñas piedras de grava las que con el cemento, forman el hormigón de los cimientos. ¡Atención pues!

Una vez dado éste paso y teniendo en sus manos el Legislativo, el Judicial, y el Ejecutivo, puede dar el siguiente: provocar o no cumplir lo pactado con UP, por imposibilidad manifiesta o no conseguir la aprobación de los presupuestos. Cesa a sus socios de Gobierno, y empieza a cumplir lo propuesto en la campaña electoral. Gobierno minoritario, aplicación del 155 en Cataluña, con apoyo del PP y Cs, que no se podrán negar. Ruptura en Navarra con Bildu y compañía, requerir el apoyo en los pactos de estado propuestos por el PP y un giro radical hacia el centro izquierda. Gobernado como está  haciendo el partido socialista portugués. No olvidemos que hizo expresamente un viaje para estudiarlos. Que ha introducido en su gobierno personas cualificadas económicamente, que no creo sean muy de veleidades socialistas – comunistas en este terreno.  Conseguiría afianzarse en el gobierno para la legislatura completa y tener a mano los suficientes votos para hacer cambios de mejora razonables en la Constitución.

Puede parecer descabellado, lo dicho anteriormente. ¿Pero cuál ha sido su objetivo no cumplido?: gobernar en solitario y ser el quien marque las pautas. Lo que ha tenido que tragar en el manejo del poder hasta ahora, lo daría por bien empleado. Porque eso como persona lo tiene totalmente clavado al igual que un aguijón en su costado.

Si no es así, solamente le queda caminar hacia la tiranía, marcándole el paso otros y enfrentándose a la seguridad del Estado y a España como nación…

J. R. Pablos

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes