La voz del lector

Un momento estelar

'El abrazo', de Juan Genovés.
photo_camera 'El abrazo', de Juan Genovés.

Dice Stefan Zweig en uno de los pasajes de su obra “Momentos estelares de la humanidad” algo así como que hace falta que pasen una inmensidad de momentos oscuros para que surja un momento estelar. Al leerlo entendí que por cada momento estelar en la historia deben pasar una inmensidad de momentos oscuros. También entendí que solo de esta manera podremos valorar lo que estelar de lo que no lo es. En definitiva, que necesitamos tanto un momento estelar, como otros miles oscuros para tomarlo todo en su justa medida.

Esto lo cuento porque me parece que en España estamos repitiendo un patrón parecido. Por remontarnos tan solo a la historia reciente, diría que hay un gran paralelismo entre la imagen de Zweig y la historia de la democracia española desde 1978.

Hubo un momento, que abarca desde 1975 hasta el acceso de Felipe González al Gobierno (1982), que fue el Rubicón que debía cruzar la Transición para convertirse finalmente en una democracia plena. Esos años suponen, a mi parecer, un momento estelar de nuestra historia. Una sociedad, representada por unos partidos y sus políticos, dejaron a un lado sus diferencias, se sentaron y fijaron los cimientos de un proyecto espléndido, no perfecto, pero sí digno de ser estudiado en universidades de todo el mundo, un ejemplo a seguir en otros países. Un momento estelar, que trajo consigo innumerables beneficios para todos.

Sin embargo, la democracia es algo vivo. Vive y evoluciona necesariamente con la sociedad en la que se acomoda. Y como algo vivo, sino se cuida, se desgasta y empieza a dejar de funcionar tan bien como antes hasta su defunción. Tengo la sensación de que, a día de hoy, y desde hace ya unos años, estamos pasando por una innumerable lista de momentos grises, no diré oscuros porque los personajes que lo interpretan no dan para más.
Creo que llevamos ya muchos años viviendo de las rentas de un proyecto estelar. Pero las circunstancias, tanto nacionales como internacionales, van arrancando pedazos a nuestro proyecto y cada vez queda menos de él y de su beneficioso planteamiento.

Siempre me pregunto hasta qué punto tendrán que llegar las circunstancias para que surjan esos personajes que lideren otra vez un momento estelar con el que crear un proyecto estable, común a todos, que les sea familiar, y de largo recorrido, y del que varias generaciones se beneficiarán. Quizá no salen todavía, ni hay atisbos de que vaya a salir nadie en un plazo breve de tiempo, porque las circunstancias no son tan malas como podríamos pensar. Tal vez sea eso. Pero desde luego las circunstancias que ya existen (bloqueo político o independentismo) y las que se barruntan en el horizonte (nueva crisis económica o problemas geopolíticos como el Brexit), empiezan a enseñar las costuras y limitaciones de nuestros actuales líderes y nos hacen pensar que necesitamos de manera urgente a esos personajes para interpretar otro momento estelar de nuestra historia.

Imágenes de la zona de la erupción en La Palma tomadas por la Guardia Civil

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable