La voz del lector

Valores de los progres

Al menos una vez se le ha escapado a PS la palabra valores. Quizás sepa que “resistencia” es una actitud, no un valor. Me parece muy bien que mencione valores, pero debe decirnos cuáles defiende, cuáles tiene en su programa (si es que tiene programa).

En casi un año de gobierno PS hemos visto y oído proclamar mucho progresismo, que es la degeneración del progreso, pero valores reales…?

El primer valor es valor y más bien se aprecia mucha carencia de este primer valor; pero vamos a buscar más…

La vida es el valor más básico y soporte de todos los demás. ¿Alguna defensa de la vida, por ejemplo del nonato? Más bien PS tiende a la eutanasia.

La verdad es uno de los tres valores que engloban a todos los demás. PS no se caracteriza por hablar y defender verdades, más bien funciona con lo contrario regularmente.

En cuanto a la belleza solo contempla la suya efímera y la bondad es algo que le demandan todos los purgados y sus muchos adversarios; es algo que confunde constantemente y necesitaríamos a Diógenes con su lámpara para buscar bondad en un año de gobierno abrupto y cargado de postureo.

El progresismo ha sustituido y eliminado los valores en la partitocracia izquierdista tipo PS. El progresismo ha barrido el progreso. Miguel Delibes definió el progreso con tres características: Apoyar al débil, pacifismo, no violencia. Nuestras izquierdas imperadas por PS y su colega, proclaman el progresismo suyo caracterizado por: Muerte al más débil, guerra a todo disidente del pensamiento único, máxima violencia económica y con el adversario.

Han instalado en España el paradigma del progresismo que confunde ideologías populistas importadas y anti-persona, con valores. Diferencia sustantiva y, sobre todo, muy corrosiva de la sociedad.

Una prueba de lo anterior, que muestra la eliminación de valores, es la pasión desatada en multitud de grupos y colectivos de izquierdas: pasión por el insulto, el atropello, el escrache o acoso, la pintada y la pedrada, la manifestación violenta y la absoluta intolerancia para con todo colectivo, manifestación o presencia de sus antagonistas, sean éstos personas, ideas, colectivos, expresiones o el mismo hecho sublime de ser madre. Con especial inquina atacan creencias, libertades, personas y colectivos de signo diferente y de bases cristianas.

Toda diferencia es socialmente enriquecedora, pero hay que atacarla porque lo propio de las izquierdas es la miseria mental y el pensamiento único. Esa es la razón de la sinrazón que rige hoy a esas izquierdas fanatizadas.

La mujer libre es un peligro, hay que adoctrinarla y someterla a cuotas.

El hombre es un peligro por violento, hay que atemorizarle con injusticias para mantener esa etiqueta de peligroso, no importa lo absurdo que ello sea.

Lo cristiano es pacífico, hay que jugar con ello, destruirlo, maltratarlo de mil modos porque pone a los fanatizados progres ante su propio espejo.

Lo binario es lo natural, tienen que oponerse a la naturaleza y amenazar a todo el que la defienda si no encaja en su ideología fantasma.

Lo natural está “pasado de moda”, se declara fobia todo lo que se manifieste contra la moda actual impuesta anti-natural y anti-humana como es la ideología de género y cuanto gira en torno a ella.

La familia es invento ancestral; no importa que sea el lugar de máxima felicidad, armonía y seguridad; hay que destruir la familia y hacer de este mundo un lugar menos armónico, feliz y seguro. ¿Será que ellos nacieron y se criaron en conejeras o en árboles?

Las fuerzas de seguridad, ¿están para amparar todo cuanto se les ocurra a los grupos fanatizados en las calles, incluso apedrear a esas mismas fuerzas? Pues bien, es algo defendido por muchos progres.

Las madres son seres vulgares (por ser madres), y denunciables si son buenas madres. ¿Será que ellos nacieron de “malamadre”? ¿Todos ellos? ¿Tantos nacidos de “malamadre”?

Los niños son seres que no cuentan, se les puede quedar el estado, asignarles dos padres, amaestrarlos en sexo y en identidad de género a capricho de cualquier atacado de ideología.

Las leyes son juguetes para hacer con ellas lo que interesa al progre con poder. Con ellas se puede matar bebés y ancianos, amordazar a media sociedad, maltratar niños, reprimir maternidad, ensalzar asesinos, burlarse o multar a quien no opina como manda quien manda, etc.

Hasta aquí son solo algunas pequeñas muestras de progresismo que, manipulando el lenguaje se convierten en buenistas, deseables y queridas por todo cerebro instalado en el vacío o en la estulticia consumada.

Progresismo como programa de gobierno sanchista -que no es PSOE -, es PS+Pi . “Quien no te conozca que te vote”. Drociano

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes