La voz del lector

¿Pero le viste cómo se bajaba del coche?

Fue la respuesta de un amigo y aficionado taurino a mi comentario sobre la faena de Curro Romero en la corrida de la tarde anterior saliendo de la plaza bajo una lluvia de almohadillas y protegido por los escudos de la policía.

Respuesta que confirma la necesidad de adoración a un líder, sea un torero de época, un futbolista como el recién fallecido Maradona o como es el caso del Dr. Sánchez que elicita en mí similar devoción, sea al contemplar cómo se apea del coche oficial o el visionado de sus fotos como si de un preocupado y "REAL" estadista se tratara en la cabina del Falcón presidencial armado con gafas oscuras y actitud matadora de club de alterne.

Piernas en compás cargando la suerte, cadencia lenta y estudiada en sus andares y giro de caderas gustándose al igual que "El Paula" recibiendo con una verónica al morlaco en suerte han removido mi otoñal sexualidad y resucitado de manera abrupta una mortecina libido en paralelo a la milagrosa evolución de mi estado mineral a animal.

Dicho lo anterior creo necesario aclarar que el tono ligero de mis comentarios es acorde a la "nueva normalidad cultural" instaurada y promovida desde el poder, el "verdadero poder", rogando a los lectores una muy especial benevolencia que me permita el arreglo para una nueva e hiperbólica versión bufa del drama teatral "Cyrano de Bergerac" en un intento de conseguir su sonrisa.

Para dicho arreglo propongo como protagonistas a quienes en mi opinión no son siquiera políticos al uso, sino solamente mediocres actores que encarnarían los papeles protagonistas del sainete.

El Dr. Sánchez en papel de Cyrano, espigado y con nariz proporcional a sus mentiras e impostura, hiper-dependiente de la droga dura de un poder "real" sin límite, inculto, dictador y narciso con tendencia totalitaria.

El también Dr. Iglesias como bella Roxane, para este especial sainete adornada de un exclusivo "vice-moño" con detalles entre guerrero samurái y el cantante Falete vestido de época. Consciente Roxane de la pasión de Cyrano por sus huesos, hará de él plastilina con sus dedos para satisfacción de sus más íntimos e inconfesables deseos también de poder, manteniendo de paso relaciones adulterinas que atormentarán los sueños de Cyrano.

Y cerrando el reparto D. Iván Redondo, "seudo experto" en marketing al que la mediocridad de nuestro particular Cyrano ha elevado la percepción de su estatura (me refiero a la mental) que, abusando de la licencia antes solicitada, le permite representar al torpe doncel Cristian, en también nueva versión de inteligente bonsái (mucha licencia se necesita), igualmente deseado por la ligera de cascos Roxane para sus conocidos fines.

Como decía, creo que al menos conseguiríamos sonreír contemplando las muecas de unos "gobernantes-actores", peones de un sistema que en absoluto es lo que pudiera parecer y que requiere de vividores, gentes sin valores, inculta, sin porvenir ni futuro profesional alguno, en definitiva gente a quien no le importa ostentar un poder por delegación de un amo, un SISTEMA GLOBALISTA que con la boca dicen odiar, pero al que sirven con fidelidad perruna, un sistema que alcanzados sus objetivos prescindirá de ellos al no ser otra cosa que simples "sicarios" que mueven a la conmiseración más que al desprecio y al asco (creo aún no es delito decirlo así) y sin más proyecto que mantenerse en ese poder que ostentan.

El vídeo del día

Ayuso anuncia que farmacias y clínicas dentales podrán hacer test.

La lista de "rufianes", no entendida la misma como alusión personal referida "solamente" a D. Gabriel es interminable, lo que hace urgentísimo un cambio por personas dignas que asuman que la satisfacción de servicio a un país está en el servicio mismo y en la lealtad a los ciudadanos, que no en la fidelidad a un amo. Justo lo contrario de la miserable y aparente satisfacción de quienes muestran como trofeos fotos besando las posaderas al jefe inmediato u otras ya mencionadas en la cabina de un avión y-o apeándose del coche del parque móvil.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?