La voz del lector

Vivimos desconectados

En esta época de “todo conectado”, con el metaverso pisándonos los talones y un futuro 5G donde parece que nada quedará sin ligarse a internet, vivimos desconectados

Conectar.
photo_camera Conectar.

Estamos conectados a nuestros móviles y a las redes sociales pero nos hemos olvidado de conectarnos con nosotros mismos, con nuestro cuerpo, con nuestras emociones, con nuestra espiritualidad, con lo que somos realmente.

Nos hemos desconectado de la Tierra, recogiendo nuestras vidas en ciudades de asfalto donde la vegetación busca crecer entre los adoquines anhelando un rayo de sol del que la hemos privado mediante altos edificios que nos distancian de nuestros orígenes, como una Torre de Babel que jamás llegará al cielo.

Vivimos desconectados de nuestros iguales, escondiéndonos tras “likes” y comentarios en fotos que muestran una ínfima parte de lo que somos, tras mensajes que exigimos que sean respondidos al instante, tras experiencias de “aquí y ahora” como si nada costase, como si nada sirviera.

Nos nutrimos desconectados de nuestros alimentos, disfrutando comida rápida y ultraprocesada sin saber su origen. Sin saber siquiera qué estamos comiendo. Sabiendo y saboreando el sabor de miles de aditivos. Nos hemos olvidado de que la comida viene de la naturaleza, no del supermercado. Casi no sabemos que los filetes antes miraron a sus madres, respiraron el mismo aire que nos llena los pulmones, bebieron el agua que permite que la vida exista. Vivieron.

Y nos relacionamos sin conectar, sin mirarnos a los ojos, abrazarnos, compartir una sonrisa, desear un buen día o decir “te quiero” sabiendo lo que eso significa. Porque si no estamos conectados con nada, ni con nosotros mismos, ¿cómo vamos a conectar con otros?

Vivimos desconectados y parece que cada vez vamos a desconectarnos más. Parece que nos da igual. Tendremos objetos conectados, espacios conectados, ciudades conectadas... Pero nosotros seguiremos desconectados. ¿Hay marcha atrás? ¿Podremos reconectarnos?

 

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?