Medios

Problemas de financiación en la televisión pública

El Gobierno descarta ahora la vuelta de la publicidad a TVE

Moncloa ha transmitido a Mediaset y Atresmedia que no dará esta batalla. Montoro y Echenique presionaron para recuperar los anuncios

Sede de RTVE.
photo_camera Sede de RTVE.

Confirmado. La publicidad no volverá a Televisión Española. El Gobierno ha transmitido a los principales operadores, Atresmedia y Mediaset, que descartan el retorno de los anuncios comerciales a la cadena pública.

El consejo de ministros se encuentra dividido y no se pone de acuerdo en si recuperar, o no, la publicidad en TVE. El ministro más activo y que apuesta por retomar esta vía de financiación de la Corporación es Cristóbal Montoro.

Es el Ministerio de Hacienda quien tiene que soportar las pérdidas de RTVE. El año pasado, la Corporación cerró sus cuentas con un déficit de 113 millones de euros, que se suman a los 100 de 2013. Su apuesta es, por tanto, recuperar la publicidad.

De la misma opinión son los máximos responsables de Prado del Rey. El equipo de Leopoldo González Echenique, presidente de RTVE, y de Ignacio Corrales, director de TVE, son partidarios también de volver a emitir anuncios para incrementar la partida de ingresos y, en definitiva, disponer de una parilla más competitiva.

Esta es la queja que el propio Echenique ha hecho llegar a La Moncloa: el presidente ha transmitido que RTVE tiene un problema de financiación y que la alta partida dedicada al personal de la Corporación no permite invertir en programas de calidad.

Pues bien, Moncloa ya ha decidido qué hará con TVE. Como decimos, desde el equipo del presidente del Gobierno han tranquilizado a las televisiones privadas confirmándoles que la publicidad está descartada en la cadena pública.

El argumento empleado para decir ‘no’ un retorno de los anuncios a la pública es que el Ejecutivo ya tiene que hacer frente a dos conflictos con las televisiones que ya están provocando tensiones: por un lado, la aplicación de la sentencia del Supremo que obliga a las privadas a cerrar nueve canales y, por otro, el dividendo digital, que entrará en vigor el 1 de enero y que exigirá a los operadores a dejar espacio en los múltiplex a las telecos.

El Gobierno, por tanto, no quiere abrir un nuevo frente que afectaría de forma grave a las cuentas de resultados de Mediaset y Atresmedia.

 

Termina el voto rogado. Ahora será más sencillo votar desde el extranjero a 2 millones de españoles

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable