Medios

Afecta a 23 trabajadores

El Grupo Prisa se ampara en la reforma laboral del PP para retrasar el pago de indemnizaciones por el ERE

No cumplirá la sentencia dictada en octubre pasado por el Tribunal Supremo hasta que se resuelvan los juicios individuales

Pancarta contra el ERE de Prisa.
photo_camera Pancarta contra el ERE de Prisa.

Será el próximo 7 de julio. Esa es la fecha fijada para los juicios individuales de los afectados por el ERE de Prisa Corporativo. Y esa es la fecha hasta la que tendrán que esperar para cobrar el resto de la indemnización por despido los ex trabajadores.

En octubre, el Tribunal Supremo confirmó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que daba a la razón a los trabajadores incluidos en el ERE de Prisa Corporativo. El texto obligaba a la compañía que dirige Juan Luis Cebrián a pagar a estos empleados por su despido 45 días por año trabajado, y no 20 días como habían hecho, y con un límite de 42 mensualidades, y no 12 como habían abonado.

Sin embargo, el Grupo Prisa se ha negado a pagar la diferencia entre lo que abonó a estos trabajadores y lo que realmente tiene que pagar hasta que no se dicten las sentencias en juicios individuales. La fecha fijada para esos juicios es el próximo siete de julio.

“Le he pedido al abogado de Prisa que zanjemos este asunto ya y tras la sentencia del Supremo que paguen a los trabajadores y cerremos este pleito. Pero me han dicho que no. Que saben que van a perder los individuales pero que van a esperar a la sentencia de esos juicios”, explica Enrique Lillo, abogado de CCOO que representa a estos ex trabajadores de Prisa, a El Confidencial Digital.

Según Lillo, con esta estrategia el Grupo Prisa está retrasando lo evidente: tendrá que pagar a los 23 trabajadores afectados por este ERE. “Lo único que ganan, que no es poco, es tiempo. La sentencia del Supremo es clara. Lo que ocurre es que con la nueva reforma laboral, esto es posible”, asegura.

En efecto, según la nueva reforma laboral, que tanto ha criticado el Grupo Prisa desde las páginas de sus periódicos y desde su radio, las sentencias colectivas no son efectivas hasta que no se realizan los juicios individuales y se dictan las sentencias individuales.

 “Eso significa que nos vamos a ir seguramente hasta finales de julio o ya después del verano para hacer efectivo un pago que ganamos en octubre de 2013 en el Senado”, se queja Lillo. “Son las cosas de esta reforma laboral y de estos empresarios que les falta tiempo para acogerse a ella”.

Vulneración de los acuerdos

Los 23 trabajadores de corporativo del Grupo Prisa afectados fueron despedidos en septiembre de 2012 de acuerdo con las condiciones económicas permitidas por la nueva reforma laboral. Se intentó saltar así la compañía los acuerdos firmados con el Comité de Empresa en 2011, que fijaba unas condiciones de 45 días por año trabajado y un tope de 42 mensualidades.

Los trabajadores recurrieron esa indemnización y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid les dio la razón, luego confirmado por el Supremo en octubre de 2013.

 

Aprobada la mayor Ley Social del gobierno Biden

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes