Medios

Asumió el cargo en 2014

José Antonio Sánchez continuará en RTVE como consejero

El 22 de junio cesa en la presidencia pero ha decidido no abandonar la cadena pública hasta que haya nuevo consejo de administración

José Antonio Sánchez, presidente de RTVE.
photo_cameraJosé Antonio Sánchez, presidente de RTVE.

Quedan 22 días para que expire el mandato de José Antonio Sánchez como presidente de Radio Televisión Española tras casi cuatro años al mando. A partir de ese momento, no se sabe muy bien qué ocurrirá, quién tomará el relevo y cómo se hará. Lo único certero es que hasta que no se designe a un nuevo consejo de administración, el presidente en funciones que le sustituya no podrá tomar decisiones. Un peligro que llevará a la televisión pública al “desgobierno”.

José Antonio Sánchez, actual presidente de RTVE, recordó en la comisión de control parlamentario celebrada el pasado martes que su mandato expira el próximo 22 de junio. A partir de ese momento permanecerá en la corporación como consejero y ejercerá las funciones propias de esta figura.

La televisión pública vive un momento crítico que podría llevar a la compañía al caos: deberá elegir a un nuevo presidente en funciones. Sin embargo, fuentes de la comisión mixta de control parlamentario consultadas por este confidencial aseguran que la ley no contempla qué mecanismo emplear para designar en a un nuevo presidente cuando expira el mandato del anterior. Añaden que es la primera vez que la corporación se enfrenta a esta situación.  

Cómo se producirá el relevo de Sánchez  

Las mimas fuentes cuentan a El Confidencial Digital que el Pleno del Congreso de los Diputados es el órgano que tiene potestad para elegir al sustituto de José Antonio Sánchez. Sin embargo, explican que será difícil que la vacante de la presidencia se resuelva mediante ese mecanismo mientras está pendiente que en las próximas semanas se desbloquee la renovación de la cúpula de RTVE, actualmente paralizada por el Partido Popular.

Y añaden que “carecería de sentido que el Congreso nombrase a un presidente –en este caso con funciones ejecutivas- que solo estaría un mes o dos en el poder”. Del mismo modo descartan que pueda prorrogarse el mandato de José Antonio Sánchez puesto que se trata de un “un nombramiento del Pleno del Congreso”.

Las solución que consideran más probable es la de llegar a un consenso entre los consejeros y establecer una presidencia rotatoria, como la ejecutada tras la dimisión de Oliart en el verano de 2011. Esta etapa que duró hasta el nombramiento de Leopoldo González-Echenique, en junio del año siguiente, llevó a la televisión al caos: la figura de un presidente en funciones impidió que se llevaran a cabo gestiones básicas como la firma de contratos o la formación de un equipo directivo.

Si finalmente se decide optar por esta solución Sánchez, como miembro del consejo, podría ser elegido presidente de la corporación y repetir así su mandato.  

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?