Medios

Julio Ariza ha escuchado dos ofertas para entrar en el grupo Intereconomía: el hijo ‘rebelde’ de Carlos Slim y un multimillonario venezolano opositor a Chávez

Julio Ariza ha recibido dos importantes ofertas de inversores interesados en entrar en el accionariado del grupo Intereconomía. Ha habido reuniones al más alto nivel, pero ninguna de ellas ha fructificado.

El Confidencial Digital ha podido confirmar que el presidente de Intereconomía ha escuchado dos ofertas procedentes de un hijo de Carlos Slim y de un multimillonario venezolano opositor al régimen de Hugo Chávez.

Ariza y el equipo directivo de Intereconomía se reunieron a principios de 2012 con Nelson Mezerhane, un empresario que mantiene varios pleitos con el Gobierno chavista. El venezolano mostró en sus conversaciones con los directivos españoles su disposición a entrar en Intereconomía como accionista.

Sin embargo, Julio Ariza no terminaba de ver clara su incorporación y decidió romper con él meses después, explican las fuentes consultadas por ECD. El presidente de Interconomía intentó contactar de nuevo con Mezerhane, pero no ha tenido éxito.

Otro de los interesados en invertir en Intereconomía es un miembro de la familia Slim, con quien Ariza ha mantenido conversaciones más intensas. Los primeros contactos se remontan al pasado verano. Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD aseguran que Francisco Pou, ex director del grupo español en Cataluña y anterior directivo de Planeta, facilitó el primer encuentro entre ambos.

Se le conoce como el hijo ‘rebelde’ de Slim, por sus profundas convicciones religiosas. Se definió ante Ariza como un hombre católico y dijo mostrarse interesado en invertir en proyectos con una línea editorial definida.

Hubo varias reuniones entre el hijo de Carlos Slim y Julio Ariza. Dos se celebraron en Estados Unidos. Y una tercera, en Madrid. Concretamente, ambos desayunaron en el hotel Villamagna una mañana del pasado mes de noviembre.

Como anécdota, las fuentes consultadas por ECD destacan que Slim junior llegó a la cita con una hora de retraso.

Fue en esa reunión de Madrid cuando las conversaciones se torcieron. Ariza y Slim llegaron a tener una buena sintonía, pero el mexicano se mantuvo en este encuentro distante y comunicó a Ariza que su intención era retrasar la inversión en España durante un tiempo. No han vuelto a verse.

Según las fuentes a las que ha tenido acceso ECD, tanto el empresario venezolano, como el mexicano, negociaron con Ariza una ampliación de capital para incorporarse al accionariado de Intereconomía. Es decir, el presidente del grupo se negó en redondo durante las conversaciones que mantuvieron a ceder la mayoría del capital.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?