Medios

Bruselas podría intervenir el sector audiovisual como en Italia

Majors americanas amenazan con demandar al Gobierno si otorga a dedo los nuevos canales de TDT

Han solicitado asesoramiento a despachos de abogados en España para denunciar ante la Unión Europea si no hay un reparto que atienda a criterios objetivos

Soraya Sáenz de Santamaría en La Moncloa.
photo_cameraSoraya Sáenz de Santamaría en La Moncloa.

El concurso de licencias TDT que acaba de aprobar el consejo de ministros del viernes 17 de mayo provocará una dura batalla por hacerse con uno de los seis canales en juego. Operadores televisivos ya están preparando sus pliegos para presentar ante el Ministerio de Industria la oferta ganadora.

Una vez anunciada la convocatoria, los operadores han comenzado a preparar los proyectos que presentarán al Gobierno. Al concurso se presentarán compañías como Mediaset, Atresmedia o 13TV. Pero también hay algunas multinacionales extranjeras interesadas en conseguir un canal de televisión propio en España.

Estas grandes cadenas extranjeras, entre las que se encuentran algunas majors estadounidenses, consideran que en el sector audiovisual español hay negocio para ellas, de ahí que hayan mostrado su disposición a presentar un proyecto y conseguir así un canal de TDT.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes del sector, estas majors se han informado de todos los trámites a seguir y de la situación jurídica relativa al sector audiovisual español. Han contactado con compañías de telecomunicaciones y con despachos de abogados para conocer todos los procedimientos legales.

La decisión que han tomado es la de pelear jurídicamente hasta el final. De hecho, se están planteando demandar al Gobierno español ante la Comisión Europea en caso de que el reparto de canales de TDT se realice sin atender a criterios objetivos, explican las mismas fuentes.

Estas grandes multinacionales son conscientes de que la Ley General de la Comunicación Audiovisual, aprobada en 2010, considera que los servicios de televisión dejan de ser servicio público esencial. Por tanto, en el reparto de canales como el que se producirá en los próximos meses, no cabe hablar de concesión administrativa.

La clave, por tanto, para decidir a quién otorgar una licencia de televisión pasa seguir unos criterios objetivos, que fomenten el pluralismo y, por ejemplo, la producción interna.

Estas majors, como decimos, estudian recurrir ante la UE si salen perjudicadas del próximo concurso de canales TDT.

En Italia, por ejemplo, se vive una situación llamativa que, según explican expertos del sector televisivo, podría darse en España si prosperan estas posibles demandas de multinacionales extranjeros. En el país transalpino, el Gobierno ha perdido la soberanía en todo lo que se refiere a licencias de televisión.

Todas las decisiones relativas a la televisión en Italia, en definitiva, tienen que ser aprobadas por la Comisión Europea. Lo mismo ocurre en Bulgaria.

Las directivas europeas, recuerdan las fuentes a las que ha tenido acceso ECD, privilegian siempre los servicios de competencia (no suelen permitir que se presenten los operadores que ya tienen una licencia a nivel nacional) y también rechazan aquellos criterios discriminatorios que impiden a una compañía competir en el sector.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?