Medios

Unidad Editorial prescinde de un 30% de colaboradores

Marca negocia cómo salvar a una veintena de conocidos periodistas que trabajan como falsos autónomos

Enrique Ortego, Marcos López y Rafa Guerrero abandonan el periódico por los recortes impuestos desde Italia

Redacción de Marca.
photo_cameraRedacción de Marca.

El Presupuesto de Unidad Editorial para 2018 reduce un 30% la partida destinada a “colaboradores” en el grupo. La aplicación de esta medida tendrá una gran repercusión en el diario Marca que podría perder hasta una veintena de periodistas que trabajan como falsos autónomos. 

Todo se remonta a mediados de 2016, cuando Unidad Editorial anunció la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo que conllevó una reducción de 160 trabajadores sobre su plantilla. Esta medida, que afectó a todas las cabeceras del grupo, se resolvió con 97 personas adscritas a un plan de bajas voluntarias, 9 prejubilaciones y 54 despidos forzosos.

Hay que recordar que en el caso de Marca y Expansión el número de trabajadores que se sumaron de manera voluntaria al ERE fue superior a la previsión de salidas que calculó la compañía inicialmente. Unidad Editorial había estipulado, por ejemplo, que de Marca salieran sólo una docena de empleados.

Colaboradores que cubren vacantes

Fuentes próximas a Unidad Editorial explican a ECD que el diario que actualmente dirige Juan Ignacio Gallardo llevó a cabo entonces una medida extrema para subsanar los efectos del ERE. Responsables del periódico decidieron contratar a colaboradores que ocuparan las vacantes liberadas por los periodistas que se habían inscrito al plan de bajas voluntarias. De esta manera el diario no sufrió una pérdida de “mano de obra”.

Desde hace más de una año una veintena de trabajadores han sido contratados en régimen de “falsos autónomos”. Mantienen una relación contractual con la empresa a efectos legales de trabajadores por cuenta propia, sin embargo, en la práctica son empleados por cuenta ajena.

Es decir, estos profesionales acuden diariamente al centro de trabajo, ocupan un puesto físico y están sujetos a los turnos de trabajo impuestos por la empresa. Prácticamente todas las áreas del rotativo cuentan con un redactor en esta situación: Real Madrid, Atlético, Fútbol, Vídeos, Multimedia, Tiramillas, Baloncesto, Redes Sociales… etc.

Fuentes oficiales de la compañía matizan estas cifras y hablan, sin embargo, de una docena de profesionales contratados como falsos autónomos.   

Un polvorín a punto de estallar: despedir a un 30%

La situación en la que se encuentran estos trabajadores ha salido a la luz después de que Urbano Cairo, accionista mayoritario de RCS MediaGroup, aprobase el Presupuesto de 2018 para Unidad Editorial.

Tal y como adelantó ECD, el documento contempla reducir un 30% la partida destina a los colaboradores de El Mundo, Expansión, Marca y demás cabeceras del grupo. Estos profesionales están sujetos a un contrato mercantil, renovable anualmente y con una retribución fija.

Fuentes internas explican a este confidencial que esta nueva medida convierte las redacciones de la Avenida de San Luis en “un polvorín a punto de estallar”. En el caso de Marca, perder de golpe a una veintena de trabajadores a mediados o finales de enero, después de los turnos de vacaciones de Navidad, podría afectar de manera grave al rotativo.

Negociaciones con Italia

Por este motivo, directivos de Marca están negociando ahora la ‘salvación’ de gran parte de la actual plantilla del rotativo. Por parte de la compañía editora los interlocutores para esta cuestión son Nicola Speroni, director general; Stefania Bedogni, directora general Corporativa; y Aurelio Fernández, director general de Publicaciones.

Algunos directivos de la compañía aseguran a El Confidencial Digital que acaban de conocer la situación de los trabajadores de Marca. Y aclaran que “existen situaciones que se han desvirtuado en contra del criterio de la empresa”.

Añaden que la intención de Unidad Editorial es tomar cartas en el asunto y encontrar una salida. “El interés de la empresa –explican- es que todas las relaciones laborales respondan a su estatus correspondiente”. De no ser así “se deberá rendir cuentas”.

Las primeras salidas: Ortego, Marcos López…

Esta situación va a propiciar casos significativos, como la salida de conocidos periodistas. Es el caso de Enrique Ortego, Marcos López o Rafa Guerrero.

Ortego fue redactor jefe de Deportes en ABC y, tras una corta estancia en el diario As, regresó al periódico de Vocento donde fue nombrado director Adjunto en 2014.

Es un habitual colaborador de tertulias deportivas de radio y televisión. Antes era tertuliano de El Larguero (Cadena Ser) y ahora en El Partido de las 12 de la Cadena COPE. También participaba en el espacio Futboleros de Marca TV. Publicó su último artículo en el diario deportivo de Unidad Editorial el pasado 14 de noviembre.

El entrenador de fútbol y comentarista deportivo español Marcos López también abandonará el diario que dirige Juan Ignacio Gallardo.

A estas dos salidas se suma la del ex árbitro Rafa Guerrero que colabora como analista en Marca desde hace más dieciocho años. 

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo