Medios

No respetó el derecho a la propia intimidad e imagen

El País recibe una reprimenda por no pixelar el rostro de prostitutas

La Federación de Asociaciones de Prensa considera que el diario de Prisa vulneró el código deontológico al no impedir que fueran identificadas en la fotografía incluida en una noticia

Redacción de El País.
photo_cameraRedacción de El País.

El diario El País publicó el pasado mes de octubre una pieza informativa sobre la prostitución en la ciudad de Barcelona por la que fue denunciado por un colectivo de defensa de los derechos de las mujeres. La denuncia se presentó no ante un juzgado, sino ante la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de la Federación de Asociaciones de Prensa de España (FAPE).

En los meses de octubre y diciembre varios medios de comunicación publicaron noticias y reportajes sobre la prostitución en Barcelona, después de que una mujer dedicada a esta actividad fuera asesinada.

El enfoque de algunas piezas no gustó a la asociación Genera, dedicada a defender los derechos de las mujeres y especialmente de las prostitutas. Esta entidad presentó una serie de denuncias ante la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de la FAPE, dirigidas contra varios medios: El País, Antena 3 y laSexta.

Tal y como ha sabido El Confidencial Digital, esta entidad profesional de periodistas ha concluido que el diario del Grupo Prisa sí merece un reproche por haber infringido el código deontológico de la prensa.

El caso se originó a raíz de una noticia publicada el 24 de octubre en la edición digital de El País (www.elpais.com), que tenía como titular “La mitad de las prostitutas de Barcelona son víctimas de trata”.

La citada comisión de la Federación de Asociaciones de Prensa ha terminado concluyendo en una resolución que El País vulneró el código deontológico de la FAPE, en su artículo 4 apartado a), concretamente por el tratamiento de la fotografía que acompañaba la noticia. Dicho artículo limita la intromisió en la vida privada de las personas y la lesión de su imagen.

La imagen mostraba a siete mujeres de pie en la calle, y el pie de foto precisaba que eran “Un grupo de trabajadoras sexuales en el barrio del Raval de Barcelona”. El problema es que El País no pixeló los rostros de esas mujeres, y la FAPE constanta que “seis mujeres podrían ser fácilmente identificables, al menos por las personas que las conozcan: concretamente, de tres de ellas es perfectamente visible el rostro, que no aparece con tratamiento alguno para que no se identifique”.

El País retiró la fotografía tras recibir la queja de la asociación denunciante, Genera. Pese a ello, la FAPE realiza esta “condena” simbólica al periódico que dirige Antonio Caño al considerar que no respetó “el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen al tratarse de una fotografía que ha podido resultar lesiva para la condición personal de las mujeres que en ella aparecen y su integridad física o moral”.

Consultado por ECD, un portavoz de El País se limita a señalan que el tratamiento de este tipo de cuestiones ya está regulado por el Libro de Estilo propio del diario.

Al menos la Federación de Asociaciones de Prensa exime a El País de haber caído también en la “criminalización y estigmatización” de las personas que ejercen la prostitución en el texto de esa noticia, algo que también denunció la asociación Genera.

Esta entidad también denunció reportajes y noticias posteriores de El País, Antena 3 y laSexta sobre la muerte violenta de una prostituta en Barcelona, y en esos casos concluye que no cabe hacer reproche alguno a estos medios de comunicación.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo