Medios

El grupo Prisa se da seis meses para cerrar Cinco Días y dejarlo en una web si no remonta la crisis publicitaria. Mensaje a la dirección tras un primer trimestre con pérdidas

La crisis de la publicidad en los medios de comunicación impresos parece no tener fin, y tampoco los recortes drásticos en las plantillas para atajar las deudas de los periódicos ‘de papel’. Ahora le toca directamente a Cinco Días, al que la empresa ha dado un ultimátum de seis meses.

El decano de la prensa económica, del grupo Prisa, comenzó el año con una docena de despidos, bajo la fórmula de bajas voluntarias si se deseaba evitar un ERE, pero ha continuado en pérdidas (-640.000 euros en el primer trimestre del año) y eso ha puesto en cuestión la pervivencia del periódico.

Nada más dar a conocer a la CNMV los resultados del arranque del ejercicio, la dirección del grupo ha comunicado a los responsables de la redacción de Cinco Días que, si en seis meses no remontan algo los ingresos por publicidad, cerrará la edición diaria en papel y el periódico se quedará en una web antes de fin de año.

Sólo eventualmente, para suplementos especiales, se volverá a imprimir en rotativa.

Dejar Cinco Días como publicación de internet fue siempre una de las propuestas de Juan Luis Cebrián, como medida drástica de ahorro para sanear las cuentas del grupo. Las últimas bajas de periodistas en el diario se aplicaron con el pretexto de que, aunque la redacción quede bajo mínimos, después se contratarían periodistas de perfil ‘multimedia’ y expertos en internet para mantener los contenidos de la publicación.

El nuevo convenio marco de Prisa, como adelantó El Confidencial Digital -véalo aquí-, permite a los medios del primer grupo de comunicación de España contratar profesionales con un sueldo de 18.000 euros brutos anuales, entre dos y tres veces menos que la media de los periodistas veteranos de Cinco Días.

La entrada de Liberty en el accionariado, las ventas de activos y los cierres han permitido a Prisa reducir su deuda acumulada de 5.000 millones de euros a 3.334, pero sigue sin tener beneficios, como exigen los nuevos socios americanos.

El País ha entrado por primera vez en pérdidas en el primer trimestre del año, aunque la cifra de las mismas (-160.000 euros como resultado neto de explotación) sea ridícula en comparación con las que acumulan los demás periódicos nacionales, que se cuentan por millones anuales. Prisa tiene en marcha un duro plan de ajuste para mantener beneficios que incluye el despido de 2.500 trabajadores en el total de las empresas del grupo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?