Medios

Relaciones Gobierno – medios de comunicación

Sáenz de Santamaría y Soria no se ponen de acuerdo con la supresión de los canales de TDT

El ministro propone aplicar la sentencia del Supremo, la vicepresidenta se resiste porque no quiere enfadar a Antena 3 y Telecinco

Sáenz de Santamaría y el ministro Soria.
photo_cameraSáenz de Santamaría y el ministro Soria.

Profunda división en el Gobierno por un conflicto que mantiene en pie de guerra a todos los grupos mediáticos. El Ejecutivo no tiene decidido todavía qué hacer con los canales de Televisión Digital Terrestre. La decisión puede ser de trascendental importancia para las relaciones con los operadores.

La situación se encuentra en este momento atascada, explican a El Confidencial Digital fuentes del sector. Los mensajes que se transmiten a los operadores desde Moncloa son que la decisión no está tomada y que todavía tienen que debatir qué hacer.

En el seno del Ejecutivo existen a día de hoy dos bandos:

-- Por un lado se encuentra el ministro de Industria, José Manuel Soria. Los informes de los técnicos del departamento indican que se debe ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo que declara nulo el reparto de canales de TDT del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y obliga a los operadores a devolver hasta nueve licencias.

Concretamente, la sentencia del alto tribunal apremia a que los operadores se desprendan de los siguientes canales: Atresmedia, tres; Mediaset, dos; Unidad Editorial, dos; y Net TV, otros dos.

-- Pero, por otro lado, se encuentra la postura de Moncloa que, según las fuentes consultadas por ECD, representa Soraya Sáenz de Santamaría. La vicepresidenta es quien está interlocutando con las televisiones para atender sus peticiones y reclamaciones y se resiste a aplicar el ‘modelo Soria’.

En el equipo de Mariano Rajoy no son partidarios de enemistarse con las televisiones, algo que éstas ya han dejado claro al Gobierno en los encuentros privados que han mantenido: “Corren el riesgo de cabrearnos”, explica un alto directivo de uno de los dos grandes grupos.

Las demandas de las televisiones

Los grandes operadores, capitaneados por Mediaset y Atresmedia, buscan que el Gobierno aprueba una nueva ley audiovisual que les permita elegir cuántos canales quieren operar, sin imponer un máximo.

Es decir, Mediaset y Atresmedia quieren disponer de un espacio suficiente en los múltiplex para decidir, unilateralmente, qué canales desean tener. En ambos grupos coinciden en que algunas marcas que emiten ahora no son rentables y desaparecerán en un futuro.

En Fuencarral y San Sebastián de los Reyes quieren, por tanto, que sea Sáenz de Santamaría quien tome una decisión y frene a Soria.

Tanto en el equipo de Paolo Vasile como en el de Silvio González tienen opiniones nada positivas sobre José Manuel Soria. Le llaman “la bestia negra” en algunos despachos. El propio consejero delegado de Mediaset ha afirmado en alguna ocasión en privado que “mientras no hablemos de Soria todo va bien”.

Otros frentes para el Gobierno

Además de las demandas de las televisiones, el Ejecutivo tendrá que reordenar el espacio eléctrico ya que el 1 de enero de 2015 entra en vigor el llamado dividendo digital. Las TDTs tendrán que dejar espacio a las telecos, por lo que habrá una nueva configuración.

A todo esto hay que sumar las demandas de 13TV, que aspira a disponer de una licencia nacional y a la que el Moncloa llegó a prometer una concesión.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?