Medios

Estuvo en negociaciones con Sony

Trece suspende la búsqueda de una productora que llene la parrilla

Ha decidido apostar por una programación propia pero ajustando el presupuesto. Acaba de estrenar Crónica del Vaticano

Antonio Jiménez, presentador de 'El cascabel.
photo_cameraAntonio Jiménez, presentador de 'El cascabel.

En los últimos meses, Trece se ha encontrado inmerso en la búsqueda de un socio con el que completar su programación. Tras negociaciones frustradas con algunas “majors”, finalmente ha decidido cambiar de estrategia: apostará por una programación propia, aunque “low coste”.

En septiembre la cadena de televisión de la Conferencia Episcopal Española fue sometida a un “lavado de imagen”. Unos profundos cambios que incluyeron la transformación de su parrilla, lo que a su vez provocó la salida de presentadores históricos de la casa, como Carlos Cuesta, Alfredo Urdaci y Nieves Herrero, y la cancelación de programas conocidos.

En este contexto, directivos de Trece se reunieron con multinacionales audiovisuales para buscar una alianza con alguna de las majors. El objetivo era buscar un acuerdo con una factoría mediante el cual la compañía se comprometiera a suministrar contenido audiovisual para llenar esos espacios que habían quedado libres.

También pretendían obtener una fuentes de ingresos mediante la cesión de determinadas franjas horarias, para de esta manera conseguir reducir la deuda la cadena, que alcanza los 63,5 millones de euros desde su lanzamiento en 2010.

Frustradas negociaciones con Sony

Como ya se contó en estas páginas, altos directivos de la televisión se reunieron en más de una ocasión con la cúpula de Sony. En estos encuentros se barajó la posibilidad de que la empresa japonesa se convirtiera en la principal proveedora de contenidos de Trece.

Sin embargo, las negociaciones no llegaron a buen puerto. Fuentes de la cadena achacan este fracaso a las excesivas condiciones impuestas, todas ellas orientadas a “no cambiar, bajo ningún concepto, la línea editorial de Trece”.

De acuerdo con este requisito, insistieron en que “la misa, los informativos y los programas de opinión no era negociables”, porque conforman la línea editorial de la cadena. Esto supuso un gran inconveniente para que prosperarán las negociaciones, ya que uno de los programas estrellas de la televisión, 'El Cascabel', de Antonio Jiménez, se emite en prime time, la franja más solicitada en el sector audiovisual.

Cambio de rumbo en Trece

Según ha podido saber El Confidencial Digital, después de analizar la situación, la cúpula directiva de la cadena -con Julián Velasco ocupando la presidencia- ha decidido cambiar de rumbo en su estrategia para relanzar Trece.

En este nuevo plan destaca la apuesta por una programación propia, aunque “low coste”. El objetivo es fomentar la emisión de formatos religiosos y convertirse en una televisión de referencia para un público católico.

En este marco, acaban de estrenar el nuevo espacio 'Crónica Vaticana'. Presentado por Irene Pozo, se emite los lunes, en late night, y repasa la actualidad del Papa Francisco y la Santa Sede.

Además, acaban de anunciar dos nuevos formatos. 'Entre dos', que se emitirá los martes a partir de las 00:30; y 'El lado bueno de las cosas', los miércoles, en la misma franja horaria.

Dirigido por Fernando de Haro, en 'Entre dos' el periodista mantendrá una conversación con personajes relevantes, para abordar temas relacionados con la vida social, económica y política.

Pedro del Castillo conducirá 'El lado bueno de las cosas', un programa en el que personas que han sufrido una situación complicada en su vida y han conseguido remontar contarán su experiencia.

Completarán la parrilla con la compra de contenidos “enlatados”, formatos internacionales adquiridos a un coste inferior al precio del mercado de origen.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo