Medios

La Asociación de la prensa pregunta a los periodistas por la polarización de los medios de comunicación

La encuesta anual de la APM sobre el estado de la profesión busca conocer a qué presiones se exponen los redactores y si entienden que hay inclinaciones políticas en sus empresas

Asociación de la Prensa de Madrid (APM). ANTIGUO
photo_camera Asociación de la Prensa de Madrid (APM). ANTIGUO

Como cada año, la Asociación de la Prensa de Madrid ha lanzado su Encuesta para el Informe Anual de la Profesión periodística de la mano de la empresa ODEC, especialista en estudio de mercados y gestión de datos. En la edición de 2021 bastantes preguntas tratan sobre la polarización ideológica que viven hoy los medios de comunicación.

Cada año se incide en los temas de actualidad

Este sondeo no cuestiona cada año por las mismas cuestiones. Se va actualizando para interesarse y recabar información sobre los temas del momento. En 2018 trató de entender la situación de los periodistas jóvenes, preguntando sobre los sueldos, y concretamente, si podían independizarse con el dinero que ganaban con su profesión.

La encuesta del 2019 hizo especial hincapié en la situación de la mujer dentro del periodismo, con preguntas sobre la igualdad de sueldo o si los periodistas creían que el hecho de ser mujeres les dificulta el ascenso a puestos directivos.

El año pasado, como cabía esperar, la APM preguntó por la situación del Covid-19: si los profesionales informaron correctamente sobre la pandemia, cómo había sido la cobertura, y sobre cómo les había afectado en el ámbito profesional: si habían teletrabajado, si se les había puesto en ERTE, ERE o habían sido despedidos…

La encuesta de 2021 se centra en las inclinaciones políticas de los medios

En esta ocasión se ha vuelto a preguntar sobre aspectos relacionados con la pandemia, pero el punto central gira alrededor de las presiones que reciben los periodistas en los medios y la polarización política e ideológica de las empresas de comunicación. También se sigue preguntando sobre los sueldos.

En un primer momento se pregunta si se cree que la polarización de los medios ha aumentado respecto a años atrás, dando la posibilidad de contrastar con las décadas de los 80, 90, 2000 y 2010. Aludiendo a la polarización se trata otra cuestión relevante: la desinformación. Además, se pretende saber en qué grado los periodistas entienden que está unida a la polarización.

Otro apartado sobre el que se interroga en esta edición son las redes sociales. Relacionado también con la polarización, la encuesta pregunta si el periodista o el medio en el que trabaja han sido acusados de “partidismo político”. Poco después concreta si ha sido en las redes sociales. Posteriormente también se formula si pueden ser las redes sociales un factor que impulse la polarización.

 

Pero hay más preguntas sobre la cuestión. En otro momento el sondeo se centra en los motivos de esa posible radicalización ideológica del medio: si el periodista entiende que es para fidelizar a una audiencia, por una estrategia comercial publicitaria, por la ideología de los empresarios o directivos, por las presiones de partidos políticos o para diferenciarse de otros medios de comunicación.

Los promotores de la encuesta no concluyen que esta polarización sea mala para la profesión periodística, y por ese punto preguntan a los encuestados. Además, se quiere saber si ese posicionamiento ideológico puede ser debido a la sociedad en la que surgen los medios o si la sociedad se polariza por la influencia de los periodistas.

Las presiones y la libertad de los periodistas

En cuanto a las presiones, el formulario de la APM pregunta primero si los periodistas tienden a doblegarse a las presiones que reciben en su trabajo. Estas presiones, explica el sondeo, pueden deberse a intereses de los directivos, a intereses de la empresa, a intereses políticos o a intereses económicos y se pregunta a los profesionales sobre su opinión al respecto.

También se quiere saber quiénes son los que realizan estas presiones (cuando las hay): si directivos de los propios medios, los políticos (o seguidores de los mismos en redes sociales), agentes económicos o las agencias de comunicación. Por otro lado, se pregunta directamente si alguna vez el encuestado ha recibido presiones para modificar informaciones, y si los propios periodistas han llegado a autocensurarse en sus artículos o redes sociales, y por qué.

Además, se pide señalar del 1 al 10 la libertad que el periodista tiene a la hora de escribir sus artículos y posicionarse en su medio de comunicación, pidiendo también una valoración sobre si esa libertad es mayor o menor que en años anteriores.

500 personas evacuadas por el avance de la lava en La Palma

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?