Medios

El ‘casero’ de El Mundo, Marca y Expansión busca un inquilino para todo el edificio

La inmobiliaria JLL está ofreciendo dos plantas de la sede de Unidad Editorial, pero entregará el inmueble completo si alguien lo solicita

Unidad Editorial.
photo_cameraUnidad Editorial.

El futuro de la sede de Unidad Editorial sigue siendo una incógnita. El edificio de la Avenida de San Luis en Madrid, en el que trabaja el grueso de las plantillas de El Mundo, Marca y Expansión y el resto de medios que conforman el grupo, está en las mismas condiciones que hace dos años.

Durante este tiempo Unidad Editorial ha barajado varias posibilidades: construir un edificio nuevo, negociar una rebaja en el alquiler con el propiertario, o mudarse a una sede de menor tamaño, pero situada dentro de la M-40 que circunvala la capital.

Tras barajar estas opciones, el grupo lo tenía claro: conseguir un inquilino más para aligerar el coste del alquiler, o abandonar el edificio. Tenían como plazo hasta diciembre de 2018 para negociar el arrendamiento de una parte de la sede, y si no lo conseguía, tendría que abandonar la Avenida de San Luis a lo largo de 2019.

Tal y como ha podido saber Confidencial Digital el proceso no ha avanzado y la situación sigue en el mismo punto. La inmobiliaria que  gestiona actualmente el inmueble apunta que si no hay movimientos a largo plazo, se plantea ceder la sede completa.

Unas dimensiones excesivas para la plantilla

Los hechos se remontan a hace casi una década. La posibilidad de cambiar de edificio la consideró Unidad Editorial después de concluir que la sede del grupo cuenta con unas dimensiones excesivas, 30.000 metros cuadrados, para el personal que actualmente trabaja en la empresa.

En un principio, eran 2.200 empleados los que trabajaban en Unidad Editorial. Sin embargo, en 2008, RCS MediaGroup ordenó un recorte de 15 millones de euros, lo que provocó la salida de 900 empleados a través de ERE y bajas incentivadas.

La reducción de la plantilla ocasionó que el grupo tuviese que reestructurar toda la organización. Unidad Editorial apostó por activar un “plan de subarrendamientro”, que consistía en desalojar el Sector C de la segunda planta del edificio. Ubicó todas las redacciones en la planta intermedia, que es a la que se accede por la puerta principal. El resto de plantas tienen casi un 100% de disponibilidad.

ECD ha podido saber que desde el pasado mes de junio el plan es subarrendar a un tercero estas dependencias que dejan libre para rebajar, de esta manera, el gasto de arrendamiento del edificio. El inmueble, propiedad de IBA capital, ofrece alrededor de 9.000 metros cuadrados entre la planta baja (1.604), la planta primera (5.929) y la planta segunda (1.674). Representa una tercera parte de la superficie del edificio.

El casero del edificio querría alquilarlo entero

Hace casi dos años, se contrataron los servicios de la consultora inmobiliaria CBRE para gestionar el proceso de búsqueda de un nuevo inquilino. Sin embargo, ECD ha podido confirmar que desde el pasado mes de junio, el propietario del inmueble firmó también un acuerdo con la consultora JLL,para que tanto ellos como CBRE, gestionasen por separado el alquiler de parte de la sede.

Fuentes próximas a la gestión de este asunto explican a este digital que todavía están pendientes de ver si encuentran un nuevo inquilino. Pero añaden que, si no lo encuentran y reciben una oferta de una empresa grande que quiera alquilar todo el edificio, están dispuestos a hacerlo.

Un portavoz oficial de Unidad Editorial explica a ECD que esto no será posible hasta que Unidad Editorial no tenga una alternativa. Aseguran que han estudiado distintas opciones, pero que todavía no tienen nada definido.

Por ahora, creen que lo mejor es continuar en el edificio de la Avenida de San Luis. La empresa reúne a 1.400 trabajadores y tienen un contrato que les permite estar ahí. Señalan, además, que es difícil encontrar una opción que se ajuste a las condiciones del grupo editorial y, sobre todo, que esté ubicado entre el anillo de la M-30 y la M-40.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes