Medios

La Comisión Europea pregunta a medios españoles cómo combatir las presiones políticas y empresariales

Se busca un criterio unificador para una nueva ley sobre la libertad de los medios de comunicación que fomente el pluralismo, la transparencia y la independencia

photo_camera La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen

La Comisión Europea quiere regular en este 2022 el sector de los medios de comunicación. Según ha podido conocer Confidencial Digital, el organismo internacional tiene entre los objetivos de este año “establecer un marco común” que proteja la libertad y la diversidad de los medios de comunicación europeos.

ECD ha tenido acceso a un documento oficial, enviado la semana pasada por la Comisión Europea a grupos de comunicación españoles, donde se les convoca a “una evaluación de impacto” para elaborar una futura ley de medios de comunicación. El título del documento es el siguiente: “Protección de la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación en el mercado interior (Ley de Libertad de los Medios de Comunicación)”.

Como señala este escrito, el texto pretende informar sobre la futura labor legislativa de la Comisión, cuya consulta va a estar a disposición del público hasta el 21 de marzo de 2022. Posteriormente, la Comisión presentará la propuesta de ley en el segundo semestre de este año para que se debata entre julio y septiembre.

A partir de este documento, la institución que preside Ursula von der Leyen busca que las partes implicadas en este cambio legislativo “faciliten cualquier información pertinente que posean” como, por ejemplo, la posible repercusión de las diferentes opciones que se plantean para reformular la regulación del sector.

Responsables de los principales medios de comunicación españoles han confirmado a ECD que estos últimos días los equipos jurídicos de las compañías han estado estudiando este escrito para que, próximamente, comiencen las reuniones consultivas de la Comisión Europea que dará vida a esta ley.

Problemas de los medios de comunicación

La Comisión Europea considera que los medios de comunicación del mercado interior afrontan varios problemas y desafíos. Entre ellos destaca los siguientes: la diversidad de regulaciones de la prensa entre los diferentes países europeos, la falta de pluralismo ideológico dentro de los medios de comunicación, la escasa capacidad de cooperación de los reguladores independientes y los casos de injerencia en los medios de comunicación por parte de los políticos y los empresarios en “la propiedad, la gestión o el propio funcionamiento de los medios de comunicación”.

La institución pone su atención también en otros potenciales instrumentos de coacción, como las campañas de publicidad que financia cada Gobierno. Según destaca el documento, “los recursos estatales pueden utilizarse para presionar” a los medios de comunicación, hecho que provoca la distorsión de la competencia en el mercado interior.

Además, la corporación recuerda que “la interferencia” pública y privada en las decisiones editoriales y la gestión de los medios puede provocar “una cobertura mediática sesgada” que afecte a las decisiones de inversión o de entrada en el mercado.

Objetivo de esta iniciativa

El documento explica que los principales objetivos de esta iniciativa son los siguientes:

 

a) garantizar que las empresas de medios de comunicación puedan operar en el mercado interior con arreglo a normas reglamentarias coherentes, “también en lo que se refiere a la libertad y el pluralismo” de los medios;

b) garantizar que los ciudadanos de la Unión Europea tengan acceso a una amplia y variada oferta de medios de comunicación tanto digitales como en papel, radio y a través de canales de televisión;

c) velar por la independencia editorial y la gestión independiente de los medios de comunicación, “condición previa para la libertad de los medios de comunicación y para la integridad del mercado interior”;

d) fomentar una competencia “no falseada” entre las empresas de medios de comunicación garantizando una asignación transparente y justa de los recursos estatales.

Europa ofrece dos soluciones

La Comisión Europea propone en su escrito optar por dos iniciativas diferentes. En primer lugar, elaborar “una recomendación”. Se trataría de una simple advertencia animando a los Estados miembros a aplicar medidas en relación a los problemas citados: control de las operaciones en este mercado de los medios de comunicación, restricciones de entrada y funcionamiento de las compañías en el mercado, transparencia sobre la propiedad de estos grupos, protección de la independencia editorial y asignación transparente de recursos: publicidad, subvenciones...

Serían sólo eso: recomendaciones. Pero la Comisión sugiere activar un “mecanismo de seguimiento” para controlar la aplicación de estas medidas. Cita al Grupo de Entidades Reguladoras Europeas para los Servicios de Comunicación Audiovisual (ERGA) como entidad mejor situada de cara a “servir de foro para el intercambio de buenas prácticas” en las cuestiones citadas.

Como segunda opción, la Comisión Europea propone crear un “instrumento legislativo”, que iría respaldado por una red reforzada de reguladores independientes que actuarían sobre los medios de comunicación de la Unión Europea.

Esa ley podrá establecer “principios comunes” para que el gobierno de cada país vigile las cuestiones antes apuntadas: control de operaciones económicas y financieras de este sector, transparencia, independencia editorial, etc.

El objetivo, se insiste en el documento, es crear un marco que permita a las empresas de medios de comunicación “fomentar la innovación y la cooperación transfronteriza”, con vistas a contribuir a la independencia financiera del sector y a su sostenibilidad a largo plazo. En Europa preocupan los problemas económicos que están sufriendo periódicos, radios, televisiones y digitales.

El instrumento se apoyaría en un mecanismo de supervisión, eficaz e independiente, a escala de la UE y en un marco estructurado de cooperación.

Origen de esta iniciativa

Confidencial Digital se ha puesto en contacto con un portavoz oficial de la Comisión Europea para recabar más información sobre esta iniciativa. Este portavoz ha señalado que se ha abierto la convocatoria pública para consultar a “todas las partes que están implicadas”.

Según ha declarado, el origen de esta iniciativa parte de la dirección general de Redes de Comunicación, Contenido y Tecnología, también denominada “DG Connect”, que preside el comisario Thierry Breton, la vicepresidenta ejecutiva Margrethe Vestager y el director general Roberto Viola.

Explica que el planteamiento de esta ley es original: la Comisión no se ha fijado en modelos legislativos de países como Estados Unidos o Australia, dado que “cada país” tiene sus propias características.

Talleres con expertos y estudios

El documento oficial al que ha tenido acceso Confidencial Digital revela que los datos que recoja la Comisión de los medios de comunicación se analizarán para evaluar “la opción política” que más encaje con las necesidades de las compañías en estos aspectos relacionados con la libertad y el pluralismo.

Además de esta iniciativa, la Comisión Europea va a organizar talleres con expertos y va a realizar estudios periódicos con ayuda de publicaciones de diferentes organizaciones internacionales y de literatura académica.

Películas, series y documentales de estreno en Netflix España en Junio de 2022

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable