Medios

El Congreso mantiene la prohibición de más de dos periodistas por medio en los pasillos por motivos covid

Ha retirado la obligación de mascarillas y la notificación previa antes de acceder al edificio

photo_camera La vicepresidenta segunda del Gobierno y Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, pasa por delante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

Las restricciones por coronavirus ya han quedado atrás también en el Congreso de los Diputados. Con la situación favorable que vive España respecto al virus, el Gobierno decidió que la “nueva normalidad” llegara el pasado mes de abril levantando la obligatoriedad del uso de la mascarilla en interiores. Pero en esta decisión no se incluía a los periodistas que trabajan en el Congreso de los Diputados.

Según publicó Confidencial Digital a finales de abril, los medios de comunicación no habían tenido todas las libertades a la hora de acceder a la sede. Hoy esta situación ya es distinta, la Asociación de Periodistas Parlamentarios ha ido ganando terreno y ha conseguido así adelantar un poco el lugar que ocupaban los profesionales del mundo del periodismo desde la imposición de las restricciones.

Todavía no se ha alcanzado la libertad absoluta, pero, la única medida restrictiva que sigue en pie es la de permitir solo dos periodistas de cada medio en el pasillo. Esto no se trata solamente de una medida impuesta tras el coronavirus, se ha decidido así también por seguridad al tratarse de pasillos estrechos utilizados para evacuación en caso de emergencia. Lo que quiere decir es que, de los más de 300 periodistas acreditados, solo dos de cada medio pueden frecuentar la zona del pasillo a la vez.

Una de las medidas más incómodas por las que tenían que pasar los redactores y que ya ha sido totalmente eliminada es la de dar previo aviso por correo electrónico comunicando las personas que asistirían cada semana de actividad programada.

Además, ya no es obligatorio el uso de mascarilla en ninguna zona del recinto. Por otro lado, se ha logrado la libertad de movimientos que pedían los propios medios ya que hay absoluta libertad en el patio y no hay que pedir permiso para entrar, siempre y cuando el periodista esté acreditado.

Cabe destacar que, desde la dirección de comunicación ya se está trabajando en una normativa sobre el acceso de los medios que acerque totalmente a los profesionales del periodismo a las condiciones con las que contaban antes de la llegada del coronavirus. Se espera que esta normativa esté lista a finales de verano, de cara al próximo septiembre.

 

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable