Medios

Los expertos de RTVE concluyen que el Gobierno ha hecho un paripé y ellos han caído en la trampa

Consideran que el Ejecutivo nunca tuvo intención de cumplir el dictamen del comité que seleccionó a los mejores candidatos para un consejo imparcial. Se quiso dar imagen de transparencia al concurso

Gobierno y RTVE
photo_camera Gobierno y RTVE

“Es lamentable y una falta de respeto”. Así describen la situación miembros del Comité de expertos y algunos candidatos seleccionados entre los 20 mejores de los 95 proyectos presentados al concurso público para formar el Consejo de Administración de RTVE y designar la Presidencia.

El proceso de selección, que se llevó a cabo con la máxima transparencia, supuso un arduo esfuerzo para los expertos, que se comprometieron a trabajar duro para elegir los 20 mejores proyectos y aspirantes atendiendo a un exhaustivo criterio profesional.

El comité, formado por catedráticos, profesores, periodistas y productores, fue elegido por el Congreso y trabajó de la mano de un experto letrado que supervisaba cada una de las decisiones. Estuvieron trabajando durante 7 meses en el estudio de cada una de los propuestas, con buena fe y sin ganar nada a cambio, explican a ECD.

Los expertos realizaron la selección a ciegas

Algunos de sus miembros han relatado a Confidencial Digital cómo vivieron el proceso.

“Fue un proceso limpio basado en el estudio de las candidaturas completamente a ciegas. Es decir, ninguno de los expertos sabía de quien era cada proyecto que estaban corrigiendo, por lo que no existió ningún tipo de favoritismo en los resultados finales. Simplemente salieron elegidos los que tenían una calificación mejor en base a las ideas que presentaron”.

“Los expertos tuvieron mucho trabajo y se esforzaron a conciencia para realizar la mejor y más justa selección de candidatos para formar el Consejo de Administración y optar a la Presidencia de la Corporación pública. Pero a los partidos políticos no les gustó la lista que salió”. Cada uno reivindicaba que no habían elegido “al suyo”, lo cual es “lamentable”, explican.

“De entre los 95 candidatos que se presentaron, cada partido tenía a sus preferidos y como el suyo no estaba en la lista final pues no les gustó el resultado. Por eso tramaron una nueva estrategia para elegir a los suyos”, revelan miembros del comité.

Se quejan especialmente de uno de los reproches realizados, que consideran absurdo: había pocas mujeres entre los 20 seleccionados finales. Lo cierto es que “si uno coge 95 proyectos y los examina a ciegas, es imposible saber si son mujeres u hombres”.

Explicaciones que no convencieron a nadie

Es verdad que con la trágica muerte de Alicia Gómez Montano, sólo quedaron tres mujeres en la lista final de seleccionados por los expertos. Pero esto se hubiera resuelto con una opción “mucho más sencilla y justa”, a juicio de los expertos: “subir a la lista de los 19 a la siguiente mujer con más nota dentro de la valoración de los expertos y no tirar todo el trabajo a la basura”.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Es decir, la falta de paridad no sirve de excusa porque “la solución estaba ahí: elegir por orden de puntuación a la siguiente”, explican miembros del comité.

El siguiente paso que se hubiera debido dar es seleccionar solo a 10 de ellos para integrar el Consejo de Administración final. Para respetar la paridad habría sido suficiente con elegir a las mujeres mejor valoradas, tomando en cuenta sus calificaciones.

Para los expertos, el problema no era la paridad. Lo que realmente pasó es que al no salir seleccionados sus favoritos “se vieron forzados a cargarse la valoración de los expertos”.

¿Cómo hacerlo sin levantar sospechas? Pues alegando esta vez una serie de recursos, misteriosos, porque “curiosamente ninguno de los expertos ha podido ver ni valorar esos escritos porque no se los han mostrado en ningún momento”, han revelado miembros del proyecto a ECD.    

La estrategia: presentar recursos

Los expertos explican que “varios de candidatos que se habían quedado fuera del proceso por no haber pasado el corte de las 20 mejores notas, presentaron recursos y reclamaron que no se tuviera en cuenta la valoración de los profesionales”.

“Pidieron que todos pasaran a la siguiente fase, independientemente de la nota que tuvieran y que fuese el Congreso y el Senado quienes eligiesen a los candidatos que considerasen más oportunos”.

Algo que no tiene sentido si se ha decidido crear un Comité de expertos, explican, a la vez que supone una falta de respeto hacia los profesionales que lo forman. También hacia los candidatos que fueron calificados con las mejores notas.

El paripé del Gobierno para “elegir a los suyos”

Lo más revelador y lo que hace entender que “todo ha sido una trampa” –aseguran- es que “en un primer momento hubo la tentación de cargarse el concurso entero y nombrar directamente a dedo a los que considerase el Gobierno”, explican fuentes del comité a ECD.

El problema es que “para cargarse así el concurso no lo tenían tan fácil” porque era una aberración jurídica, no se puede hacer a la ligera. No pudieron echar atrás un concurso cuando es público y ha salido en el Boletín Oficial del Estado, “es algo muy serio”.

Miembros del comité y algún candidato revelan a ECD que existió esa “tentación” pero que los letrados les advirtieron de que, para eso, había que hacer primero otra ley que anulase a la actualmente en vigor. Algo que “era demasiado fuerte y no podían hacerlo fácilmente”.

Así fue cómo nació el citado Comité de expertos. Ahora, tras los acontecimientos, creen que fue “un paripé” para dar una imagen de aparente transparencia y rigor. Una burla ya que finalmente no se ha tenido en cuenta su trabajo, ni la valoración realizada.

“Era más fácil crear un Comité de expertos para darle aparente transparencia al concurso, una campaña de propaganda y buena imagen. Los expertos cayeron en la trampa, picaron el cebo y trabajaron a conciencia, pensando que su trabajo valía la pena y que se respetaría su criterio”, reiteran fuentes del proceso.

Según ha podido saber ECD, los seleccionados por el Comité de expertos han pedido en varias ocasiones que los proyectos de gestión presentados se hagan públicos. En vano. Sin embargo, eso permitiría ver “si el Comité de expertos ha sido justo o injusto a la hora de valorar. Solo poniendo los informes y los proyectos de gestión encima de la mesa se podrá demostrar”.

La trasparencia brilla por su ausencia

La vicepresidenta del Senado y portavoz de la mesa, Cristina Narbona, anunció la semana pasada el desbloqueo del concurso. Aseguró en una rueda de prensa que finalmente se elegiría al Consejo de Administración de entre los 95 candidatos totales, que en una fecha aún sin determinar, tendrán que comparecer en el Congreso y el Senado.

El presidente del Comité de expertos, Diego Carcedo, al ser preguntado sobre este asunto y estas revelaciones a las que ha tenido acceso Confidencial digital, ha asegurado que se siente deshonrado y lamenta profundamente la situación a la que se ha llegado.

A día de hoy nadie le ha informado oficialmente de este desbloqueo ni del curso que seguirá el proceso. Ni a él, ni al resto de sus compañeros del comité. Tampoco han avisado a los candidatos que fueron seleccionados. Se han enterado por esa comparecencia pública de que el Gobierno ha obviado el informe de los expertos.

Carcedo asegura que “le da mucha pena por los 20 que fueron seleccionados. Hicieron un gran trabajo y ahora resulta que meten de nuevo a los 95”.

Los 95 tendrán que comparecer en el Congreso y el Senado

El siguiente paso ahora es que el Congreso se ponga en contacto con todos los candidatos para informarles de cuando tienen que comparecer. Tendrán que concurrir todos, los 95, primero en el Congreso que elegirá a seis candidatos y luego ante el Senado, que designará a 4.

Entre los 20 candidatos finalistas estaba María Eizaguirre, que al ser preguntada por este asunto ha asegurado que lamenta que RTVE esté a la deriva y sufriendo una anomalía democrática. "Mi deseo es que el concurso se resuelva cuanto antes y se haga con la máxima transparencia”.

En cualquier caso, Eizaguirre espera que, tras casi dos años de Gobierno provisional en RTVE y tras producirse el desbloqueo del concurso, el Consejo de Administración esté designado y activo antes de final de año.

Un Gobierno “provisional” demasiado largo

Cuando Pedro Sánchez llegó al Gobierno, lo primero que hizo fue un Real Decreto para controlar RTVE y puso al frente del ente público una administradora única provisional, Rosa María Mateo.

Y las críticas al trabajo de Mateo son abundantes: favorecer a productoras externas desplazando a trabajadores de la Corporación, montar “redacciones paralelas”, designar a Enric Hernández director de Información, ha dejado la televisión pública en mínimos de audiencia perdiendo incluso el liderazgo de los informativos…

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?