Medios

El Gobierno obligará a Netflix a invertir en España lo mismo que Atresmedia y Mediaset

La nueva Ley General de Comunicación Audiovisual también rebajará las multas a los operadores tradicionales por sobrepasar el tiempo de publicidad

Resintoniza tu televisión con el mando.
photo_cameraResintoniza tu televisión con el mando.

El avance en la transformación digital ha llevado al Gobierno de España a abrir un proceso de consulta pública para modificar la Ley General de la Comunicación Audiovisual, una ley que lleva sin reformarse desde su aprobación en 2010.

Esta consulta se activó a raíz de la aprobación por la Unión Europea de una nueva directiva que ahora se tiene que adaptar a la legislación de cada país. Por ello, la Secretaria de Estado para el Avance Digital, que pertenece al Ministerio de Economía y  Empresa, ha abierto una consulta con 25 preguntas para iniciar la transposición de la nueva directiva 2008/180, que modifica los servicios de comunicación audiovisual y tendrá que llevarse a cabo antes de septiembre de 2020.

El principal objetivo de esta modificación es actualizar y modernizar el marco regulatorio audiovisual vigente en la Unión Europea, buscando establecer una regulación que mejor se adapte a los avances tecnológicos.

Por ello, con las 25 preguntas presentadas por el Ejecutivo, organizaciones y medios audiovisuales podrán responder aportando ideas para modificar esta ley. De esta manera quieren recabar propuestas del sector audiovisual como, por ejemplo, qué hay que evitar o cambiar o, incluso, qué se debería añadir a la legislación.

Igualar las obligaciones de todos los operadores

Las modificaciones que incorpora la Directiva de Comunicación Audiovisual y que resultan más relevantes para el marco regulador audiovisual español son, por ejemplo, el refuerzo a la protección de menores y del espectador, la armonización de las reglas aplicables a servicios lineales y servicios a petición, el impulso a la promoción de la obra audiovisual europea y la flexibilización del régimen de publicidad.

Fuentes del sector consultadas por Confidencial Digital explican que esta nueva directiva obliga a igualar a los nuevos operadores con los tradicionales.

Netflix, por ejemplo, pasará a tener la obligación de invertir más en obra audiovisual y en cine europeo, tal y como ya hacen por ley grupos de medios audiovisuales como Atresmedia y Mediaset.

Además, esta modificación también obligará a la plataforma a reforzar la protección infantil y del espectador. Netflix emite el contenido sin ningún tipo de limitación dentro de la legalidad. Ahora, la ley les podrá restringir la emisión de cierto contenido.

En cuanto a materia publicitaria, va a haber una mayor flexibilidad. La directiva va a cambiar las horas de publicidad para que esta no esté medida de forma tan estricta. A día de hoy, si los medios audiovisuales sobrepasan lo más mínimo el tiempo interpuesto de anuncios, la multa está asegurada.

La nueva directiva introducirá mayor flexibilidad a la hora de emitir publicidad en España. Tal y como pasa en otros países, las propias cadenas decidirán cómo quieren distribuirla. El cómputo no será por hora natural, sino por franjas o por días.

El principal objetivo perseguido con esta modificación es actualizar y modernizar el marco regulatorio audiovisual vigente en la UE, buscando establecer una regulación del audiovisual más acorde con la era digital, caracterizada por la rápida evolución tecnológica, la aparición de nuevos modelos de negocio y los cambios en las pautas de visionado y de consumo de productos audiovisuales.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes