Medios

Grandes productoras de televisión ordenan silencio informativo sobre nuevos proyectos para evitar copias

Prefieren no desvelar formatos aprobados o en desarrollo por temor a que otras factorías desarrollen productos similares y les hagan competencia

Fotografía de un rodaje.
photo_camera Fotografía de un rodaje.

Silencio informativo sobre nuevas producciones de cara a 2023. Según ha podido saber Confidencial Digital, varias compañías audiovisuales de nuestro país han prohibido de forma interna a sus directivos desvelar noticias sobre proyectos en marcha por temor a que otra empresa los copie.

Esta decisión se produce curiosamente en un momento de alta creación audiovisual. La irrupción de plataformas como Netflix, Disney Plus+, HBO Max… ha provocado un aumento de la demanda de formatos en el sector. Cada vez se busca más contenido diferencial con el que poder distinguirse dela competencia.

Fuentes de la industria señalan que este contexto de alta competitividad “es un gran negocio” para los productores de contenido, ya que, una vez generado el contenido, hay más ventanas donde venderlo, “hay más amplitud de negocio y ganancias respecto a los costes iniciales”.

Pero esta situación ha derivado en “una alta competitividad” entre las empresas, que cada vez “tienen más miedo a hablar sobre sus nuevos proyectos”. Existe el temor a que, al salir publicado, pueda venir otra factoría “más rápida” o que “aporte más presupuesto” y se acabe quedando con esa venta.

Se rechazan citas con periodistas

A lo largo de las dos últimas semanas, ECD ha sido testigo de varias conversaciones de estos directores de compañías audiovisuales que, en varias ocasiones, han declinado hablar de sus nuevos productos de cara a 2023.

Un empresario, directivo de una de las principales compañías de España que produce series en este idioma para Netflix, después de varias semanas de espera para concretar una cita, admite que “desde la compañía le han pedido”, a él y otros directores, que no quede con periodistas. La orden es tajante: “No comentar nada sobre ningún nuevo trabajo hasta que no esté vendido”.

El principal portavoz de otra de las empresas del sector, que trabaja con más compañías internacionales, confirma este punto: “dada la volatilidad actual” es necesario “proteger los nuevos catálogos” hasta que estén vendidos. Se recomienda no desvelar detalles estratégicos sobre formatos hasta que los proyectos estén maduros.

Otro empresario del sector ha señalado que, aunque él no tiene problema “en explicar los nuevos productos”, se están dando casos de formatos inspirados en ideas anunciadas por la competencia. Como todavía no se han vendido, “hay riesgo de quemarlos”, y que el negocio que una factoría ha preparado con esmero no salga adelante.

 

Redada en Alemania
                               

Policía de Alemania detiene a un grupo ultraderechista
sospechoso de dar un golpe de Estado
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?