Medios

Mediapro prepara un documental sobre el secuestro de la farmacéutica de Olot

Incluirá documentos del sumario judicial y audios con la voz de varios protagonistas. La factoría 100 Balas y el periodista Carles Porta serán coproductores

Mediapro.
photo_cameraMediapro.

Han pasado 25 años desde que se produjo el secuestro más largo de la historia de España por motivos ajenos al terrorismo. María Àngels Feliu Bassols, la farmacéutica de Olot, fue liberada en marzo de 1994, tras 492 días de secuestro. El caso se convertirá en un documental de televisión.

Según ha podido confirmar Confidencial Digital la encargada de la producción es la factoría 100 Balas, perteneciente a The Mediapro Studio, que trabajará junto a Carles Porta, periodista que ha dedicado años a investigar el caso. Ambos se han unido ahora para contar la historia en un serial de cuatro capítulos.

El proyecto está en plena fase de grabación y aún no tiene fecha de estreno. ECD ha podido confirmar que no se tratará de una ficción sino de un documental periodístico, basado en documentos incluidos en el sumario judicial. También aparecerán audios con la voz de algunos de sus protagonistas. Está por determinar si la protagonista, la farmacéutica de Olot, participará en el proyecto.

A la caza de un suculento botín

Feliu, de 61 años, era hija del acaudalado empresario Tomàs Feliu i Cendra, que participó en la fundación del Banco Industrial de los Pirineos, del que fue consejero hasta que quebró en 1982. Fue raptada el 20 de noviembre de 1992.

María Angels Feliú tenía 34 años cuando se la llevaron. Los Feliú Bassols eran por entonces -y siguen siendo- una familia muy conocida en la zona por su poderío económico. Con negocios en varios sectores, entre ellos el energético, el padre de María Angels era un acaudalado empresario con un patrimonio familiar que llamó la atención de los secuestradores. En vez de ir a por él, fueron a por una de sus hijas, la farmacéutica.

Sus secuestradores no eran profesionales del delito, pero idearon su rapto a la caza de una fortuna. En la banda había dos policías municipales, un guarda forestal, la mujer de éste y un conocido de uno de los policías implicados.

En un zulo de metro y medio

Primero acordaron cometer un secuestro. Tiempo después decidieron quién sería la víctima. Y fue ahí cuando le pusieron nombre: María Angels Feliu. La farmacéutica desapareció tras haber estado con unos amigos y mientras se dirigía a su casa.

Cuando la metieron en el zulo, un armario empotrado de un metro y medio de ancho, por 1,70 de altura y 1,60 metros de profundidad, sin luz natural y con un colchón, no pensaba que tardaría 492 días en salir.

Su ausencia fue denunciada de inmediato, y desde el primer momento se tuvo claro que todo apuntaba a un secuestro por motivos económicos.

Tras su liberación en 1994, María Angels Feliú siguió adelante con su vida. Mientras tanto sus secuestradores han ido cumpliendo condenas. Ramón Ullastre, el guarda forestal considerado cabecilla del grupo, fue condenado a 22 años de cárcel. Su esposa, Montserrat Teixidor, a 18 años. En el subsuelo de su chalé mantuvieron oculta a María Angels durante el año y tres meses de cautiverio.

El policía municipal Antonio Guirado fue condenado también a 22 años. Otro compañero suyo, el agente José Zambrano, murió un año antes de que la Guardia Civil procediera a la detención de los miembros de aquella banda. 

José Luis Paz “Pato”, fichado para el secuestro por José Zambrano, fue condenado a 14 años de cárcel. A Sebastián Comas, el carcelero que decidió liberar a María Angels, se le impusieron 17 años de prisión, condena que luego le quedó reducida a ocho años. Salió en libertad en 2009.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes