Medios

Mediaset y Blas Herrero, al borde de una guerra judicial por la multa de la CNMC

El dueño de DKiss amaga con reclamar daños y perjuicios por el dominio publicitario del duopolio y Vasile se plantea denunciar al empresario por realquilar la frecuencia que le concedió el Gobierno

Blas Herrero.
photo_cameraBlas Herrero.

La multa de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia contra Mediaset y Atresmedia, que se reparten una sanción de 77,1 millones de euros, puede provocar un terremoto en el sector audiovisual.

Blas Herrero ha decidido emprender acciones legales contra el duopolio tras considerarse acreditada la existencia de prácticas restrictivas de la competencia en el mercado de la publicidad. Según adelantó Voz Populi la semana pasada, el empresario va a reclamar una indemnización a ambas cadenas por el perjuicio que le han supuesto estas prácticas que acaba de sancionar la CNMC.

No será el único litigio en marcha. Según ha podido confirmar Confidencial Digital, Mediaset ha decidido dar cumplida respuesta a Blas Herrero alegando supuestas irregularidades que afectan a DKiss.

El departamento jurídico de Mediaset estaría en condiciones de acreditar ante un juez que Blas Herrero no ejerce como operador del canal de TDT que explota y se dedica a realquilar la señal a Discovery, que se encarga de nutrir la parrilla y de explotarla comercialmente.

Cuatro años haciéndose de oro

En 2015 el Gobierno adjudicó una de las señales de TDT a Radio Blanca, empresa editora de Kiss FM y Hit FM. Ambas cadenas musicales están en manos de Blas Herrero, que saltó a la fama en los ochenta cuando aprovechó su cercanía con Alfonso Guerra para conseguir 25 licencias de FM.

Estos postes se asociaron con Onda Cero, que acabó siendo demandada por Blas Herrero. El empresario, curtido en la industria agroalimentaria gracias a RAM, logró una indemnización de 180 millones de euros de la emisora.

Hace cuatro años Herrero se hizo por sorpresa con una señal de TDT y anunció que crearía su propio canal, Quiero TV primero y 9KissTV después. Ambos proyectos fueron aparcados finalmente y se llegó a un acuerdo con Discovery para el lanzamiento de DKiss, complemento femenino para DMax.

Inversión cercana a cero

Blas Herrero podría estar cometiendo una irregularidad, explican fuentes jurídica de Mediaset, al realquilar a un operador extranjero una concesión administrativa del Estado. Gracias a esta práctica podría estar embolsándose unos tres millones de euros al año, según cálculos del sector audiovisual.

Este negocio lo estaría logrando con una inversión cercana a cero. Hay que decir, eso sí, que se trata de una práctica que también están llevando a cabo desde hace más de una década otras concesionarias como Vocento (Disney Channel y Paramount Network) y Unidad Editorial (DMax y Gol).

ECD se ha puesto en contacto con un portavoz de DKiss. Confirma que la compañía está estudiando una posible reclamación a Atresmedia y Mediaset por daños y perjuicios. Sobre la acusación de que DKiss estaría realquilando la concesión del Gobierno explica que "en ningún caso es así". Están utilizando esa licencia para producciones propias y productos que adquieren, eso sí, a otras compañías.

Este confidencial también se ha puesto en contacto con un portavoz oficial de Mediaset, pero al cierre de esta edición no se ha recibido una respuesta.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?