Medios

Continúan a la espera de que el Gobierno les dé un canal

Los obispos están dispuestos a seguir con 13TV sin dar entrada a un grupo norteamericano

La cadena consigue audiencias del 1,7%, sería rentable con el 2%, pero la Conferencia Episcopal se ha planteado un giro en los actuales contenidos

13tv.
photo_camera13tv.

La Conferencia Episcopal Española se planteó, a finales de año, la opción de buscar inversores externos que asumieran la gestión de 13 Televisión, dado el coste económico que estaba suponiendo, y también ante las tensiones que venía provocando en el seno del episcopado. Esa posibilidad ha quedado en estos momentos aparcada.

Fue en diciembre, tras la plenaria de la Conferencia Episcopal, cuando se instó a los gestores de la cadena a que buscaran esos inversores, con el objetivo de aliviar así el esfuerzo económico que representaba su mantenimiento, junto con las críticas existentes entre algunos obispos por los contenidos de la cadena, principalmente entre los obispos catalanes.

Un fondo norteamericano

Como consecuencia de las gestiones realizadas, finalmente se contactó con un fondo de inversiones norteamericano dispuesto a entrar en el capital de 13 Televisión, incluso aunque no se cumpliera el requisito de contar con un canal en propiedad como ahora ocurre.

Esos inversores consideraban que, con algunos ajustes, también en la línea de configurar una televisión más abierta, el canal sería rentable. La existencia de ese fondo interesado en entrar en la cadena fue notificada formalmente a la Conferencia Episcopal.

Continuar en solitario

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes cercanas a 13TV, la opción de dar entrada a los inversores norteamericanos ha quedado en estos momentos aparcada.

Los obispos se sienten hoy cómodos con 'su' televisión y están dispuestos a mantener la apuesta, mucho más teniendo en cuenta el esfuerzo económico realizado hasta ahora y cuando parece estar más cerca la decisión sobre la demanda, planteada al Gobierno, de contar con un canal en propiedad.

Los mensajes que reciben desde el entorno del Gobierno son positivos, aunque la realidad es que llevan mucho tiempo esperando y aún no hay una decisión. La cuestión de 13TV fue uno de los asuntos que surgió en la entrevista que mantuvo con Rajoy el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez.

Giro en los contenidos

En la Conferencia Episcopal están contentos con la existencia de 13 Televisión y dispuestos a continuar con ella, pero al mismo tiempo quieren otros contenidos distintos, en la línea de configurar una canal más conforme con la identidad de sus propietarios, más social y hasta más confesional, y que por eso mismo tiempo no provoque división entre los obispos.

Ese cambio significaría, entre otras cosas, programas distintos, pero también, como consecuencia, la búsqueda de otros presentadores, lo que podría afectar, en ese caso, a figuras como Antonio Jiménez, Carlos Cuesta, Nieves Herrero, Isabel Durán... que son las caras y voces más conocidas en este momento.

Las fuentes citadas admiten que 13TV ha tenido que buscar 'su hueco', hacerse notar y hasta en algún caso provocar, para lograr ser reconocida y seguida. Que sus informativos no pueden competir con las grandes cadenas por falta de medios, y por tanto han apostado por espacios 'con opinión', conducidos por presentadores que comentan y toman posición ante los diferente asuntos. Ha sido la fórmula para conseguir ese hueco.

Proyecto viable

Otras fuentes consultadas por ECD muestran dudas sobre la viabilidad de un cambio de programación respecto a lo que ahora se hace. Consideran un éxito que 13TV, con muy pocos medios y escasa inversión, haya logrado un lugar en el complicado panorama televisivo español.

En estos momentos, la cadena consigue audiencias del 1,7% y el 1,8%, unos baremos que acercan mucho a la rentabilidad, que se considera se alcanzaría en la zona del 2%. Un cambio significativo en la línea de 13TV pondría en peligro esas cifras y, como consecuencia, abocaría a unas pérdidas aún mayores.

El presupuesto anual se sitúa en los 18 millones de euros, la facturación por publicidad es de un millón al mes. Necesitaría ingresar entre 1,5 y 1,6 millones mensuales, y el equilibrio se conseguiría si alcanza una audiencia del 2%.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?