Medios

Una oleada de robos (cámaras, portátiles, micrófonos...) alarma a los periodistas

Se están produciendo en ruedas de prensa, desayunos... Se sospecha que hay una banda detrás

Periodistas esperando las declaraciones de Cristiano Ronaldo en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón.
photo_cameraPeriodistas esperando las declaraciones de Cristiano Ronaldo en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón.

Es habitual que allí donde se celebra una rueda de prensa o hay una cobertura informativa importante, los periodistas y camarógrafos montan auténticos ‘campamentos’ de material. Puestos de trabajo, ordenadores, cables, equipos de sonido...

El trasiego de un lado para otro que caracteriza a este tipo de eventos provoca que muchas veces todo este material quede  sin vigilancia por parte de los profesionales. Pero no pasada nada. Todo suele estar etiquetado y nunca hay problemas más allá de alguna confusión esporádica. Al menos hasta el momento.

“Ahora ya a no dejamos ni el trípode sin vigilar”. Así resume la situación actual un camarógrafo que cubre eventos de actualidad en Madrid para una televisión nacional. Y es que, como ha sabido ECD, en las últimas semanas se ha detectado un aumento sin precedente de los robos de material a profesionales del periodismo.

Dos ejemplos. A un cámara de Televisión Española le robaron recientemente un maletín con cables, equipos y micrófonos en una sala donde se estaba realizando una rueda de prensa. El maletín desapareció sin que nadie viese nada.

Poco después le tocó a una periodista de un medio escrito. Según ha sabido ECD, se encontraba cubriendo una rueda de prensa en un conocido complejo empresarial del centro de la capital cuando se ausentó un momento de su puesto. Al volver, el ordenador portátil con el que estaba trabajando había desaparecido. En esta ocasión tampoco nadie vio nada.

En los corrillos de periodistas se está hablando mucho estos días de la oleada de robos que están padeciendo los profesionales. Nadie sospecha de otro compañero. Lo que se teme, explican fuentes que han vivido de cerca alguno de estos episodios, es que existe una o varias “bandas de ladrones” especializadas que han encontrado un nicho de ‘mercado’: el material de trabajo de los periodistas.

La situación no sólo afecta al mundo de la prensa. Recientemente, tal y como ha sabido ECD, a unos profesionales del sector publicitario que se encontraban trabajando en un congreso médico les desaparecieron dos cámaras valoradas en cerca de 5.000 euros cada una y que habían dejado montadas sobre sus respectivos trípodes. Al volver de la pausa del almuerzo las cámaras ya no estaban. Los trípodes sí.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?