Medios

Paolo Vasile se plantea cambiar el diseño del Rosco de ‘Pasapalabra’ para sortear la condena del Supremo

Está probando con figuras geométricas distintas al círculo (cuadrado, rombo, pentágono…) para seguir con el concurso. Se da por hecho también el cambio de nombre

Christian Gálvez, presentador de Pasapalabra.
photo_cameraChristian Gálvez, presentador de Pasapalabra.

Mediaset está probando distintas opciones para seguir emitiendo ‘Pasapalabra’ con ligeras variaciones sobre el original. De este modo, podrá saltarse la sentencia hecha pública este martes que condena a Telecinco a dejar de programar, de forma inmediata, el concurso que presenta Christian Gálvez.

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación interpuesto por Mediaset España contra el fallo de la Audiencia Provincial de Madrid sobre el contrato suscrito con la productora ITV Global Entertainment, en relación con los derechos de emisión de este programa.

Los jueces son tajantes y aclaran, además, que Mediaset tiene prohibido “reanudar en el futuro, la emisión, edición, producción, reproducción, comunicación pública, distribución, transformación y toda y cualquier otra forma explotación, por sí o a través de terceros, del programa Pasapalabra, así como de cualquier otro programa de televisión que tenga un formato idéntico o similar al del programa Pasapalabra o que tenga la denominación Pasapalabra”.

Los antecedentes: una maniobra de Paolo Vasile

Para entender bien este conflicto hay que remontarse al año 2009. La dueña de la licencia del formato, la británica ITV Global Entertainment, pidió a Mediaset una mayor implicación en la producción del concurso y más dinero. Paolo Vasile tuvo que ceder: la factoría pasó a cobrar no sólo por el ‘fee’ sino que obtuvo un 10% adicional como co-productora y comenzó a figurar en los créditos del espacio bajo su nueva condición.

Pero aquella maniobra enfadó al consejero delegado de Mediaset que pronto encontró el modo de resarcirse y dejar fuera a los ‘codiciosos’ británicos.

El equipo jurídico de Mediaset descubrió que ITV Global no tenía registrada como propias ni la marca española (‘Pasapalabra’, el nombre del formato en castellano pertenecía a Europroducciones; el original inglés se denomina ‘The Alphabet Game’), ni la prueba principal alrededor del cual giraba todo el espacio: el famoso ‘rosco’. En Telecinco apenas daban crédito a semejante desliz.

Entonces, como ya se contó en estas páginas, Mediaset negoció con Carlo Boserman la compra del nombre y se llegó rápidamente a un acuerdo. Además, se registraron los derechos de la prueba del ‘rosco’ y se diseñó un nuevo formato a su alrededor, con nuevas pruebas adicionales, semejantes pero no iguales al anterior espacio, que se presentó al público como la clásica renovación de temporada.

Nueva productora para dejar fuera a los británicos de ITV

Finalmente, Telecinco contactó directamente con Angel Baviano, que dirigía el concurso desde los tiempos de BocaBoca, y le animó a crear una productora propia para centrarse en este formato tan importante para la cadena.

Este fue el germen de Xanela Producciones, una factoría creada ex profeso para ‘Pasapalabra’ y que desde entonces se encarga de sacar adelante el programa.

Así fue cómo Vasile dejó a ITV fuera del formato, se apropió de la idea y diseñó un nuevo espacio que provocó la batalla legal que ahora concluye, por los derechos de propiedad intelectual sobre el espacio. Los jueces han sentenciado que se ha tratado de una apropiación indebida.

Tormenta de ideas: ¿cuadrado, rombo, pentágono?

Este martes, Mediaset declaró a través de Twitter que seguirá emitiendo el espacio a la espera de recibir la sentencia del Supremo. Pero no se va a quedar ahí. Según ha confirmado Confidencial Digital, la compañía pretende replicar la estrategia desplegada hace nueve años, ahora de forma algo más radical.

Se está trabajando para crear un nuevo programa, lo más semejante posible al ‘Pasapalabra’ actual, que conserve la esencia del que se está emitiendo pero evite incumplir la sentencia.

Por lo pronto, Telecinco ha abierto una ‘tormenta de ideas’ para cambiar el diseño del ‘rosco’. Se está jugando con figuras como un cuadrado, un rombo o un pentágono en el que irán distribuidas las letras que dan pie a las preguntas que deben responder los concursantes.

Cómo se interpreta ese “idéntico o similar”

También se va a cambiar el nombre del formato. En eso el Supremo ha sido tajante. Habrá nueva denominación. Pero no se quiere espantar a los televidentes. Se quiere transmitir sensación de continuidad, que perciban que están ante un concurso que sólo ha sufrido algunos cambios menores.

En el momento en el que se encuentre una estructura convincente se lanzará en antena. En ese momento Mediaset comenzará la cuenta atrás hasta constatar si ITV interpone una nueva demanda judicial.

En ese caso será muy importante valorar qué entienden los jueces por “idéntico o similar”, los términos empleados por el redactor del fallo que se ha conocido este martes, al aludir a la prohibición de crear un formato clónico a ‘Pasapalabra’.

Eso sí. Mientras tanto, Paolo Vasile habrá ganado tiempo. Lo que tarde ese hipotético litigio en llegar a término.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?