Medios

La productora Plano a Plano de César Benítez está en venta

Mediapro, un grupo inversor francés y varias factorías europeas se han sentado a negociar sin llegar a un acuerdo: reticencias por el precio y por el futuro de la compañía

Productora Plano a Plano.
photo_cameraProductora Plano a Plano.

El auge de las productoras españolas, requeridas ahora por canales y plataformas de OTT para la creación de formatos, está provocando un creciente interés también por entrar en su accionariado. Un ejemplo es la factoría Plano a Plano de César Benítez que está abierta a una venta.

Según los datos recogidos por Confidencial Digital, en los últimos meses se han producido varios acercamientos concretos a esta sociedad. Varias compañías han llegado a firmar acuerdos de confidencialidad para tener acceso a las cuentas de la factoría española y valorar, con cifras en la mano, la presentación de una oferta en firme.

Entre los interesados ha estado, por ejemplo, el fondo de inversión Mediawan (MDW), creado en diciembre de 2015 por los empresarios franceses Xavier Niel, Matthieu Pigasse y Pierre-Antoine Capton.

El pasado mes de enero, este fondo realizó su primera compra fuera de Francia, con la adquisición de una participación mayoritaria de Palomar, el primer productor italiano independiente de contenidos para televisión y cine.

Hace bastantes meses representantes de este fondo preguntaron por la productora de César Benítez y exploraron un posible acuerdo. La aproximación ha quedado en nada.

Newen, Banijay y la alemana Beta

Otras tres productoras han explorado una posible compra de Plano a Plano. En primer lugar ha habido un acercamiento por parte del grupo Newen, perteneciente al canal francés TF1.

Esta compañía se encuentra también en plena fase de expansión internacional, iniciada hace un año. Desde entonces ha adquirido varias productoras: Pupkin (en Holanda), Nimbus (de Dinamarca), De Mensen (en Bélgica), Reel One (en Canadá)…

Otras dos compañías que han mostrado interés por Plano a Plano ha sido la también francesa Banijay y la alemana Beta.

Roures también ha preguntado

Sin embargo, las fuentes consultadas por ECD aseguran que Mediapro, la compañía que dirigen Jaume Roures y Tatxo Benet, es la que más cerca ha estado de cerrar un acuerdo. De hecho, no se descarta que se pueda firmar en un futuro, a pesar de que en estos momentos haya diferencias aparentemente insalvables.

Como ya se contó en estas páginas, los directivos de Mediapro están demostrando una voracidad asombrosa tras la inyección de dinero que supuso la incorporación de Orient Hontai al accionariado del grupo, que adquirió un 53% del capital en febrero del pasado año.

Desde ese momento, el grupo no ha dejado de crecer. Como se ha contado en estas páginas, en unos días se anunciará la compra de la productora de Andreu Buenafuente: El Terrat. La operación está cerrada a falta de completar unos pocos flecos.

El objetivo de este proceso es dotar a Mediapro de un mayor tamaño y lograr una atractiva salida a bolsa que permita, a dueños e inversores, hacer caja.

El primer problema es el precio

En este contexto, como decimos, Mediapro se ha sentado a hablar con César Benítez sobre Plano a Plano. Las diferencias en este caso han sido fundamentalmente económicas.

Según las fuentes consultadas por ECD, el proceso de análisis de las cuentas de Plano a Plano ha llevado a algunas compañías interesadas en su compra a establecer un valor estimado de la productora. Se habla de unos 30 millones de euros.

Pues bien. César Benítez parece haber establecido un precio total de la empresa de 60 millones de euros. Exactamente el doble que las estimaciones mencionadas, lo que ha enfriado varios acercamientos.

Dudas sobre el futuro de la compañía

No obstante, en las negociaciones oficiosas que se han establecido estos meses han emergido otros puntos de discrepancia. Según los datos recabados por ECD algún comprador interesado se ha levantado de la mesa por dudas sobre estas cuestiones.

En primer lugar, se ha mencionado el incierto futuro que se cierne sobre Plano a Plano. En la compañía –afirman estos analistas- hay un problema de sucesión. Al parecer, César Benítez tiene pensado dejar la compañía en manos de un hijo, con poca experiencia en el sector de la producción televisiva.

La factoría tiene presente y resulta atractiva por sus virtudes actuales, pero un futuro poco claro, han concluido algunos. Se destaca el gran éxito del departamento de Ficción, con cinco series en marcha y doce guionistas muy cotizados en plantilla. Pero hay dudas, por ejemplo, sobre el destino de esos profesionales cuando César Benítez de un paso a un lado. Se considera que están muy ligados a su trayectoria.

Y un catálogo anticuado

Otro argumento que ha utilizado un potencial inversor que se ha retirado de la puja es que Plano a Plano no tiene un catálogo moderno. La compañía en cuestión ha sugerido que tiene formatos viejos, antiguos.

ECD se ha puesto en contacto con César Benítez para ampliar esta información. El dueño de Plano a Plano confirma el interés que han demostrado varias productoras por la compañía en los últimos meses. Lo enmarca dentro del “normal” interés por este tipo de operaciones que suele haber en el sector audiovisual.

Benítez explica que se han tratado en todo momento de “conversaciones informales” y niega que en estos encuentros se haya hablado en algún momento de dinero.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?