Medios

RTVE colocará ‘chivatos’ en su documentación para evitar filtraciones como el informe sobre los gastos excesivos de la cúpula de Pérez Tornero

La televisión pública va a colocar marcas de agua en sus informes para poder seguir el rastro a quienes se los pasan a los periodistas

Logotipo de Televisión Española en la sede de RTVE en Prado del Rey.
photo_camera Logotipo de Televisión Española en la sede de RTVE en Prado del Rey.
El expresidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero.

El informe de Hacienda que señala a la cúpula de Pérez Tornero por 100 comidas irregulares, adelantado en su versión completa por Confidencial Digital, ha provocado movimientos en RTVE. La cadena pública ha decidido revisar sus sistemas de trabajo con el objetivo de poder identificar en el futuro quién es el chivato que filtre documentación a la prensa.

Según explican algunos directivos, la Corporación ha decidido adquirir un programa informático para poder gestionar técnicamente cada uno de los documentos elaborados por la directiva de RTVE. La decisión va a afectar a informes de trabajo como la creación de una nueva serie, a la organización del ‘Benidorm Fest’ y al informe del Ministerio de Hacienda sobre la gestión financiera de la cadena en el año 2021.

Con este nuevo programa informático, que se instalará próximamente, si alguien de la dirección de RTVE o del Consejo de Administración desvía a un tercero un documento de RTVE que ha sido marcado previamente mediante este procedimiento, la Corporación podrá identificar quién es el responsable de que ese documento haya caído en manos de un periodista.

Reacciones al informe de Pérez Tornero

ECD se ha puesto en contacto con varias fuentes de RTVE para conocer de primera mano su análisis y valoración del informe de Pérez Tornero. En estos momentos, hay una parte de la dirección que reclama “que se devuelva todo el dinero” y que los miembros de la directiva del anterior presidente que siguen dentro de la cadena “dimitan”.

Por otra parte varios directivos de la empresa cargan contra la Intervención General de la Administración del Estado (IGEA), organismo dependiente del Ministerio de Hacienda que redactó este informe. La acusan de utilizar palabras “malsonantes” y de redactar “con mala leche” el escrito que audita la gestión de la empresa.

Además, aunque reconocen que son un organismo público y “deben ser auditados”, resaltan que “es mucha casualidad” que se haya difundido este documento en concreto. No entienden que haya llegado a grupos de Whatsapp de los trabajadores de la compañía este escrito en lugar del correspondiente al del año 2020. O los de años anteriores.

El propio Pérez Tornero ha amenazado, tal y como adelantó Confidencial Digital, con demandar a RTVE por filtrar un informe que audita su gestión. El expresidente escribió en diciembre dos cartas al Consejo de Administración respondiendo a las acusaciones de Hacienda.

Otros contra la filtración: Netflix y el Estado Mayor de la Defensa

Durante los últimos años, cada vez más empresas e instituciones se protegen de las filtraciones. En el sector de los Medios de Comunicación está Netflix, que el pasado año incluyó marcas nominales y personalizadas en documentos confidenciales internos como guiones y planificaciones de rodajes.

El objetivo, admitido internamente por la multinacional, es poder seguir la pista e identificar sin género de dudas al responsable de sacar de la empresa esos documentos reservados.

También ha adoptado una medida similar el Estado de Mayor de la Defensa, que ha contratado a Telefónica para que le ayude a identificar a los filtradores de documentos confidenciales. Además, El Mando del Ciberespacio también ha blindado sus documentos más secretos.

La presidenta de RTVE, Elena Sánchez.
La presidenta de RTVE, Elena Sánchez.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?