Medios

Tensión y estrés en las productoras que preparan programas de No Ficción para Netflix

El equipo de Fremantle desplazado a París para grabar la versión española de ‘Nailed it!’ se queja en privado de la presión que ejerce el equipo de Brandon Riegg

Netflix
photo_cameraNetflix

Los equipos de producción contratados por Netflix para elaborar los programas de Entretenimiento que la plataforma quiere estrenar en España están viviendo semanas de gran tensión y estrés. No dan abasto con el trabajo acumulado, se quejan de la presión que ejerce el gigante norteamericano y recuerdan el escaso margen económico que dejan estos formatos.

Según los testimonios recogidos por Confidencial Digital, la primera causa de este malestar es el calendario que ha establecido el equipo liderado por Brandon Riegg, vicepresidente de Netflix para formatos de No Ficción, y los avisos reiterados para que los programas estén concluidos cuanto antes.

Hay un caso especialmente llamativo: el de Fremantle y su concurso de postres. El pasado mes de abril, este confidencial reveló en exclusiva que Netflix había cerrado un acuerdo con Fremantle para la producción de la versión española de ‘Nailed it!’. 

El consejero delegado Reed Hastings desveló entonces, durante la presentación de los resultados financieros de la plataforma, que la compañía preparaba la adaptación para nuestro país de este concurso sobre pasteleros inexpertos que deben elaborar postres copiando un modelo, a cambio de un premio en metálico.

Presión en los platós de París

El formato se adjudicó a la factoría creadora de ‘Got Talent’ y todo se puso en marcha. El equipo de Fremantle se trasladó al hub de producción que Netflix utiliza en París para la grabación de sus programas de No Ficción.

La gestión de estos platós es similar al que se emplea en Madrid con el centro de producción de Tres Cantos: primero se montan los decorados necesarios para producir cada serie de ficción y a continuación van pasando por allí, de forma consecutiva, los equipos que elaboran cada versión local. De ese modo se ahorran costes y tiempo, se logra uniformidad en la producción y se simplifica el trabajo.

Pues bien. El equipo de Fremantle desplazado hasta Francia ha manifestado a personas de su confianza su dificultad para cumplir los plazos establecidos manteniendo los estándares de calidad exigidos. Netflix necesita estrenar cuanto antes, para cumplir objetivos y frenar la fuga de suscriptores, y traslada toda la presión sobre los productores.

Apenas hay margen para el beneficio

La segunda queja tiene que ver con los escasos márgenes que deja este encargo. En la primera temporada apenas hay posibilidad de obtener beneficio. Netflix suele encargar pocos programas –en el caso de ‘Nailed it!’ se habla concretamente de sólo seis episodios en la primera entrega- y los márgenes están muy ajustados.

Sólo si hay una renovación se puede hablar de que comiencen a llegar los retornos por lo invertido. Pero Netflix no suele garantizar segundas o terceras temporadas hasta constatar cómo es la acogida de los usuarios tras la emisión de la primera. Se habla de un estricto pragmatismo por parte de los norteamericanos.

Hay que tener en cuenta que se está hablando de un “service” de producción: no son formatos originales por los que se pueda cobrar derechos añadidos sino adaptaciones de un formato que pertenece a Netflix. Hay poco margen para el beneficio. Por lo tanto, todo se juega a la ampliación del contrato. Esto genera tensión añadido en los equipos.

Lo mismo sucede con el equipo de ‘The Circle’

Las fuentes consultadas por ECD aseguran que el caso de Fremantle con ‘Nailed it!’ no es el único. Los profesionales que trabajan ya en la adaptación de ‘The Circle’ para España –un concurso con inquilinos encerrados en un edificio que compiten a través de una red social- admiten el mismo grado de agotamiento y tensión, fruto del ritmo de trabajo que ha implantado Netflix.

ECD se ha puesto en contacto con un portavoz oficial de Netflix que ni confirma ni desmiente la información. Explica que la compañía no realiza declaraciones sobre trabajos de producción.

Un representante autorizado de Fremantle ha declarado, por su parte, que la productora no ha emitido ninguna queja por tensiones, estrés o cuestiones económicas. Y añade: “seguimos trabajando con Netflix en los tiempos acordados”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?