Medios

Vocento bloquea el acceso de los colaboradores a la herramienta de edición para evitar denuncias por falsos autónomos

Los profesionales no pueden ver la sección en la que trabajan ni cómo irá el periódico al día siguiente. Los jefes maquetan las piezas dentro del editor

Sede Vocento.
photo_camera Sede Vocento.

Los colaboradores de los medios de Vocento están teniendo problemas. Desde hace un tiempo, los periodistas que trabajan como externos han constatado cómo se están tomando medidas para desvincularlos de la logística, las herramientas y las rutinas cotidianas en la elaboración del periódico.

Fuentes internas explican a ECD que la primera gran decisión que tomó el grupo de comunicación llegó cuando se implantó el modelo de pago de las distintas webs de los diarios regionales, es decir, con ON+. Los colaboradores no cuentan ahora con acceso al sistema de suscripción: “No tenemos acceso al periódico que nosotros mismos hacemos”.

Otra de las decisiones ha sido cerrarles el acceso a la herramienta de maquetación del periódico, Millenium Designer. Cada día, los jefes de Sección son los que maquetan las piezas de cada uno de los colaboradores. Este método, añaden, les impide a ellos ver la Sección completa, el resto de Secciones del diario y cómo irá el periódico del día siguiente.

Según fuentes internas las nuevas medidas se han implantado tras varios casos judiciales donde han salido a la luz el trabajo de profesionales como falsos autónomos. Desde la dirección del grupo habrían decidido separar lo máximo posible la relación de los colaboradores con la estructura habitual del periódico.

En regionales como El Comercio, Sur y El Correo

Esta situación está ocurriendo en varios periódicos regionales, por ejemplo, El Comercio, Sur y El Correo. Otro detalle curioso: los colaboradores han dejado de formar parte del grupo de Whatsapp creado para las diferentes secciones donde siguen estando incluidos los redactores con contrato estable.

El pasado año, se abrió una investigación en El Comercio por la situación de los colaboradores del diario. Tres articulistas denunciaron que se les hacía pasar por autónomos sin serlo y declararon que más de 20 profesionales se encontraban en una situación similar.

En ese momento se informó a la Inspección de Trabajo de que estos trabajadores ejercían su profesión de forma exclusiva y de forma regular para ese medio pero que no formaban parte de la plantilla.

El Correo vivió una situación parecida mucho antes. Fue en mayo de 2007 cuando se presentó una denuncia ante la Inspección de Trabajo por ocho falsos autónomos. Estos lograron que su situación quedara regularizada. Sin embargo, poco más de un año después estos trabajadores fueron despedidos.

ECD se ha puesto en contacto con un portavoz oficial de Vocento para obtener más información sobre estas nuevas medidas. A la hora del cierre de esta edición no se ha obtenido respuesta.

El vídeo del día

Vox dará apoyo “gratis” a Ayuso para “que la izquierda no entre en Gobierno”
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?