Seat Mii electric
photo_camera Seat Mii electric

Motor

5 preguntas y respuestas acerca de un coche eléctrico

Según la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico  (AEDIVE) las ventas de vehículos eléctricos puros de todo tipo subieron un 91,9% en septiembre, hasta alcanzar las 3.549 unidades.

Esta es una buena noticia para la industria del coche eléctrico, teniendo en cuenta que la crisis sanitaria y económica ha producido una caída general de las matriculaciones y que el crecimiento se ha ralentizado con respecto a agosto de 2020.

Esta es una de las razones por las que esta asociación aboga por utilizar la movilidad eléctrica como palanca para acelerar la renovación del parque.

En este sentido, con cargo a los 140.000 millones de euros previstos de los fondos europeos de recuperación, entidades relacionadas con el vehículo eléctrico proponen que el incentivo al achatarramiento de un coche antiguo no vaya aparejado solo a la compra de otro coche, sino también a bolsas de kilómetros que los particulares puedan canjear en cualquiera de las soluciones de movilidad eléctrica compartida.

Con vistas a 2030

Como quiera que en el 2030 las ventas de coches con cero emisiones o emisiones bajas deberán representar el 40 % del total, según la Comisión Europea, los conductores deben conocer al menos, las cinco preguntas y respuestas acerca de un coche eléctrico.

Un estudio de SEAT explica estas cinco preguntas sencillas que todo conductor se plantea a la hora de adquirir un eléctrico: los tipos de coches eléctricos que existen,  dónde se puede recargar, qué autonomía media tienen, si realmente supone cero emisiones y, por último, si es más caro que un coche de gasolina o diésel.

Otras entidades como Molveco  (Movilidad Eléctrica Ecológica) detallan un listado de las preguntas más frecuentes relacionadas con puntos de recargas, vehículos eléctricos e híbridos y accesorios para ellos. 

Confidencial Digital ha seleccionado algunas de las más características.

1º Tres tipos de eléctricos

Hay tres tipos de coches propulsados por electricidad: El híbrido, el híbrido enchufable y el 100% eléctrico.

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.

El primero dispone de un doble motor: el principal de combustión y el otro eléctrico, que no necesita punto de recarga puesto que la batería se recarga con el propio motor cuando reduce su velocidad.

El híbrido enchufable, también tiene dos motores como el anterior. La diferencia es que la batería también puede recargarse directamente desde un enchufe. Finalmente, el eléctrico 100%, con propulsión exclusivamente eléctrica se recarga desde enchufe.

A diferencia de los eléctricos, que emiten cero emisiones y sin ruido, los híbridos enchufables, emiten sonido y las veces que activan su motor térmico, sí contaminan.  

2º Puntos de recarga públicos y privados

¿Dónde se pueden recargar los coches eléctricos? Hay dos tipos de punto de recarga: los públicos y los privados. La Unión Europea cuenta con unos 100.000 puntos de recarga y la Comisión Europea prevé que en 2025 esta cifra se haya multiplicado por 20, hasta los 2 millones de estaciones.

Se prevé que Europa cuente con una red de más 400 estaciones de carga rápida situadas cada 120 kilómetros para facilitar los viajes largos.

El método más cómodo es instalar un punto de recarga en el garaje particular o comunitario, siempre que sea colocado por un profesional autorizado y cumpla los requisitos legales.

Una de estas empresas especializadas es emovili, líderes en instalación de puntos de recarga. Su fuerte se basa en dar soluciones personalizadas en menos de 48h, maximizar la eficiencia y el trato personalizado a los clientes, contando con un equipo técnico profesional en constante formación. 

3º Autonomía del coche

En el mercado actual, la autonomía de un coche eléctrico depende del modelo en sí. Los hay con muy poca autonomía, pensados para circular en el interior de recintos, y los hay con autonomías superiores a los 500 km, como algunos Tesla, explica Movelco.

Un Renault ZOE o un Nissan Leaf, por ejemplo, rondan los 350 km de autonomía real. No obstante, las autonomías y desarrollo de las baterías sigue evolucionando año tras año.

Desde Movelco consideran que las autonomías ya nos son un problema, ya que hoy por hoy el 99% de los desplazamientos diarios de la población no superan los 300 kilómetros al día. Lo que sí se debe desarrollar e incentivar es la propia infraestructura de carga, lugares donde cargar de forma rápida, electrolineras, restaurantes de carretera, parkings, etc… que estén equipados de cargadores para cargar de forma rápida y segura.

4º Ventajas económicas y ambientales

El coche eléctrico tiene numerosas ventajas económicas, ambientales y de conducción. Apenas tiene gastos de mantenimiento, su consumo supone poco más de 1 euro cada 100 kilómetros, tiene beneficios fiscales, se aparca prácticamente donde uno quiera, incluso en el centro de las grandes ciudades y no hay límites a la hora de circular por ciudades con restricciones por contaminación. Es mucho más cómodo y fácil de conducir, y, además, contribuye a cuidar el medio ambiente con cero emisiones.

5º Precio

El precio de los coches eléctricos es más caro que los convencionales, aunque ha bajado mucho en los últimos años. Actualmente, se puede adquirir un vehículo eléctrico, como un LITTLE EBOX desde 14.000€ o un Renault Twizzy, a partir de 7.500€. O turismos como el Renault ZOE a partir de 15.000€. Evidentemente, como en los de combustión, hay todo tipo de precios, acorde con las gamas, hasta los más de cien mil euros de algún modelo Tesla, Bmw…

También hay que tener en cuenta, como indica Seat, que el coste de la electricidad es sensiblemente inferior al de la gasolina y el diésel. Además, se calcula que los costes de mantenimiento de un eléctrico son solo un tercio de los de un vehículo con propulsión convencional. Y, por último, en la mayoría de países, los compradores pueden acceder a ayudas públicas o reducción de impuestos al adquirir un eléctrico.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable