Audi A3
photo_cameraAudi A3

Motor

El nuevo Audi A3 Sportback está disponible desde 27.770 euros

Audi A3 Sportback: escultural y tecnológico

La cuarta generación del Audi A3 refuerza el atractivo de sus antecesores gracias a un escultural diseño que da cobijo a innovadoras tecnologías heredadas de sus hermanos mayores. En el interior se repite la tónica. Acoge  un salpicadero de muy personal corte y totalmente digitalizado. La gama de lanzamiento contempla cinco mecánicas, tres de gasolina y dos diésel, con potencias entre 110 CV y 150 CV. 

Dicen que quien da primero da dos veces. Audi irrumpió en el segmento de los compactos (C) con el Audi A3 en 1996, erigiéndose en el primer fabricante  especialista en comercializar un vehículo de estas características. Anteriormente este segmento era un feudo exclusivo de los fabricantes generalistas. Así pues, la marca de los cuatro aros fue la primera en abrir este suculento melón que tan buenos resultados le ha proporcionado a lo largo de 24 años, fue la creadora del segmento compacto premium. Posteriormente se subieron al carro sus competidores, BMW con su Serie 1 en 2004 y Mercedes-Benz con su Clase A en 2012.

2-

A lo largo de 24 años y de tres generaciones de Audi A3, el vehículo ha cautivado, ha convencido a más de 5 millones de clientes. Y ahora la cuarta generación del modelo aparece con la misma fuerza que la icónica primera generación de 1996, llega cargada de argumentos para seguir captando clientes. A pesar del mal momento que vive el mercado del automóvil, el mercado especialista ha caído algo menos que el de los generalistas (-44%), constituyendo una  buena noticia para Audi el hecho de que a  lo largo del pasado mes de junio aumentaran sus pedidos un 5 por ciento, aumento que se incrementó nada menos que un 35 por ciento en el presente mes de julio, a punto de finalizar.

3-

La fuerza del diseño

Además de la versión de 5 puertas o Sportback que nos ocupa, el nuevo Audi A3 también se ofrece con carrocería sedán de 4 puertas en su variante Sedan. No habrá en el futuro carrocería de 3 puertas. El Audi A3 Sportback  mide 4,34 m de largo, crece 3 cm frente a su antecesor que se suman al voladizo delantero, mientras que el Sedan estira su longitud hasta los 4,50 m. A pesar de las lógicas similitudes entre ambos modelos cabe apuntar que el Sedan es distinto al Sportback desde el pilar B, y por lo que respecta a los precios, a igualdad de motor,  el Sedan es 900 euros más caro que el Sportback.

4-

El diseño continúa siendo el principal motivo de compra, y en este terreno juega la mar de bien el nuevo Audi A3 Sportback. La característica parrilla hexagonal de la marca es ahora más baja y ancha, incorporando como novedad una trama en panal de nido de abeja para todas las versiones que componen la gama, desde la básica. Anteriormente este tipo de dibujo en la parrilla se reservaba en exclusiva para la potente variante deportiva RS 3. Nuevas son asimismo las entradas de aire. El  diseño de los faros ya forma parte del actual ADN de Audi. Apuntar que hay tres tipos de faro disponible, siendo los más sofisticados los dotados con tecnología Matrix Led, pero incluso el básico posee tecnología led. Por cierto, en los Matrix Led las luces diurnas, situadas en la zona del faro que invade el paragolpes, presentan una firma luminosa específica en función del nivel de acabado. Así, las líneas horizontales personalizan a la variante básica, mientras dos líneas verticales de led caracterizan y ponen énfasis en la deportividad del acabado S line.

Las esculturales formas de la carrocería del Audi A3 Sportback son el resultado de una perfecta fusión entre líneas rectas, muy marcadas, y abultados perfiles tanto cóncavos como convexos. Esto crea un intenso juego de luces y sombras debido principalmente al fuerte contorno de las taloneras. La línea inferior de la carrocería asciende antes de llegar a los pasos de rueda traseros, lo que propicia que ofrezca una apariencia especialmente dinámica. Los pilares C, fuertemente inclinados, asimismo refuerzan esta impresión de dinamismo. Un largo alerón en el borde del techo proyecta una sombra sobre la luneta, lo que le da el aspecto de ser muy estilizada a la vez que realza la anchura de la parte trasera creando un efecto tridimensional. A esta impresión contribuye una línea de hombros envolvente, las ópticas traseras en forma de cuña, las salidas de aire integradas en los pasos de rueda, el difusor trasero y el diseño trapezoidal de las salidas de escape.

Con una longitud de 4,34 m, el Audi A3 Sportback se inscribe en el segmento C (compacto). Ofrece una buena habitabilidad, en línea con la que proporcionaba su antecesor, mientras el maletero firma un volumen de 380 l.

Revolucionario interior

Al acceder al interior, el Audi A3 Sportback vuelve a sorprender gratamente. Para quienes hayan visto los salpicaderos de los últimos Audi, sin lugar a dudas percibirán de inmediato un aire de familiaridad. Ahora bien, en este apartado la firma de los cuatro aros a diferencia de otras marcas especialistas lo está haciendo muy bien. Aire de familia si, pero también personalidad propia. Y personalidad propia es la que destila el salpicadero del A3 Sportback, llamando poderosamente la atención esas salidas de aire situadas a ambos lados del cuadro de instrumentos que parecen fusionarse con el mismo o que forman parte del mismo.

8-

Muchos de los motivos del diseño constituyen un guiño con ciertos elementos de exterior. La forma de palo de hockey que tienen los tiradores de las puertas recuerda a los faros y a las luces traseras, de la misma forma que el formato plano y pentagonal de las salidas de ventilación del lado del conductor adoptan el motivo de las entradas de aire del borde frontal. En la consola central destacan el innovador selector del cambio automático S tronic y un control de volumen sensitivo que reacciona a los movimientos circulares de los dedos.

 

El puesto de conducción está completamente centrado en el conductor. La tecnología aplicada es la misma que la empleada en sus hermanos mayores, conformando un salpicadero cien por cien digital en el que elementos como el Digital Cockpit forman parte de la dotación de serie. No hay cabida para los relojes convencionales. Desde el nivel básico ofrece de serie dos pantallas, la del cuadro de instrumentos y la del sistema multimedia, esta última táctil de 10,1 pulgadas y con respuesta acústica (a la hora de seleccionar una función el tacto es parecido al de pulsar un botón convencional).  El sistema multimedia resulta fácil de manejar, presentando de forma muy intuitiva los distintos menús. Afortunadamente el climatizador conserva su propio panel de control, colocado debajo de la gran pantalla táctil. Con respecto a la pantalla que configura el cuadro de instrumentos es de 10,25 pulgadas y se controla desde el volante multifunción. Opcionalmente se ofrece el Audi Virtual Cockpit Plus, que adopta una pantalla de mayores dimensiones (12,3 pulgadas).

Tres motores de gasolina y dos diésel

Un producto de alto contenido tecnológico, como es este Audi A3 Sportback, no podía renunciar a lo último en sistemas de asistencia a la conducción. La versión más equipada tiene un radar frontal con un ángulo de 60 grados que abarca hasta 160 metros de anchura, dos sensores de radar traseros con un alcance de 70 metros, una cámara frontal, doce sensores de ultrasonidos y cuatro cámaras de visión periférica. Forman parte del equipamiento de serie de todas las versiones tres sistemas. El Audi pre sense front  permite evitar colisiones con otros vehículos, peatones y ciclistas o por lo menos reducir la magnitud del impacto. Dicho sistema avisa al conductor y si es necesario inicia el frenado de emergencia. El asistente para evitar colisiones amplia el campo del anterior, ayudando al conductor a salvar un obstáculo en una situación crítica. Por último, el tercer elemento es un dispositivo de aviso de salida involuntaria de carril, que además aplica correcciones sobre la dirección para que el vehículo permanezca dentro de su carril. Pero opcionalmente puede equipar otros sofisticados dispositivos en materia de asistencia a la conducción como, el asistente de crucero adaptativo, el asistente de cambio de carril, asistente de eficiencia, advertencia de salida, asistencia de tráfico transversal trasero, asistente de aparcamiento  y cámaras de 360 grados.

 

La gama de lanzamiento contempla tres motores de gasolina y dos diésel, todos con tracción delantera. Más adelante la oferta  se ampliará mediante la incorporación de nuevas versiones, sistemas de propulsión electrificados, variantes con tracción integral así como las versiones deportivas  S3 y RS 3. Los modelos híbridos enchufables estarán disponibles para finales de año. En gasolina, el propulsor de acceso es un 3 cilindros en línea con 1 litro de cilindrada (110 CV) y cambio manual de 6 velocidades que motoriza al modelo 30 TFSI. A continuación le sigue el 35 TFSI,  que monta un 4 cilindros en línea con 1,5 litros de cilindrada (150 CV) y asimismo cambio manual de 6 velocidades. Por último, el 35 TFSI MHEV suma a la anterior mecánica de 150 CV un sistema Mild Hybrid (MHEV) de hibridación ligera. En este caso la caja de cambios es una S tronic de 7 velocidades, automática de doble embrague. Dicho sistema de hibridación ligera incorpora un alternador-motor de arranque accionado por correa que alimenta a un sistema eléctrico de 48 V,  una compacta batería de iones de litio y un transformador para conectar con el sistema eléctrico convencional de 12 V. En condiciones normales de circulación, el sistema MHEV logra reducciones en el consumo de combustible de hasta 0,4 l/100 km. Con respecto a la oferta diésel está compuesta por las versiones 30 TDI y 35 TDI. Ambas montan un propulsor de 4 cilindros en línea con 2 litros de cilindrada que en la 30 TDI desarrolla 116 CV y 150 CV en la 35 TDI. La 30 TDI lleva un cambio manual de 6 velocidades, mientras la 35 TDI se decanta por el automático de doble embrague S tronic de 7 marchas.

Una gama para complacer al cliente

La suspensión combina a partes iguales confort y dinamismo. Opcionalmente se ofrece para los modelos de 150 CV una suspensión con control adaptativo de la amortiguación que rebaja la altura de la carrocería 10 mm. Sus amortiguadores se adaptan permanentemente al estado de la carretera, a la forma de conducir y al programa seleccionado en el sistema de conducción dinámica Audi drive select, de tal forma que proporcionan un amplio rango de reglajes entre una configuración orientada al confort y otra al dinamismo. Por otra lado, la suspensión sport, de serie con el acabado S line, adopta tanto unos muelles como unos amortiguadores más firmes, rebajando en este caso la altura de la carrocería 15 mm.

Audi propone para el A3 Sportback varios niveles de acabado: el Básico está disponible desde 27.770 euros, el Advanced (29.770 euros), el S line (31.120 euros) y el Black line edition (32.270 euros). Estos precios no incluyen las campañas promocionales. Pero para animar a la clientela más exigente y exclusiva la marca oferta una edición especial de lanzamiento, denominada Genuine Edition, limitada a tan solo 600 unidades con un precio desde 32.120 euros.

Está basada en el equipamiento S line añadiendo una generosa dotación de serie. Hay dos paquetes opcionales dirigidos también a los más sibaritas, el Confort Pack (1.700 euros) y el Tech Pack (2.000 euros). Sin embargo uno de los puntos fuertes del nuevo Audi A3 Sportback es que desde el nivel de equipamiento Básico ya contempla un completo equipamiento de serie en la que no faltan elementos como: dos pantallas (cuadro de instrumentos y multimedia), arranque y parada mediante botón, climatizador bizona, sistema de mantenimiento de carril, faros de led, etc.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable