photo_camera Audi A5 Coupé 40 TDI S tronic Quattro

Motor

Prueba

Audi A5 Coupé 40 TDI S tronic Quattro. Belleza en estado puro

La versión Audi A5 Coupé 40 TDI S tronic Quattro monta un motor diésel de 4 cilindros en línea con 2 litros de cilindrada que desarrolla 204 CV

El Audi A5 Coupé es uno de los coupés de su categoría más atractivos del mercado. Incorpora un cambio automático S tronic de doble embrague con 7 relaciones, así como un sistema de tracción integral Quattro con tecnología ultra. Está disponible desde 52.620 euros.

Aunque la belleza resulte algo subjetivo, muy personal, hay ocasiones en que este concepto resulta tan perceptible, tan palpable, que suele cautivar a todo el mundo.

Es el caso del Audi A5 Coupé. Cuando la primera generación del modelo debutó en 2007, Walter de Silva, su creador, responsable de diseño de Audi por aquel entonces afirmaba: Es el coche más bello que jamás he diseñado. Curiosamente hoy, la historia se repite. Marc Lichte, al frente del departamento de estilo de la marca de los cuatro aros desde 2014 vuelve a poner de actualidad tan contundente frase: Es el coche más bello que he diseñado dice al respecto de una de sus últimas creaciones, el Audi e-tron GT. Al parecer la belleza es algo que forma parte de Audi.

Presentada en 2016, la segunda generación del Audi A5 Coupé se renovó hace poco más de un año conservando toda su esencia. Con esta actualización luce un frontal más impactante con la típica parrilla hexagonal más plana y ancha, con unas entradas de aire que evocan al mítico Audi Sport Quattro de 1984.

La vista lateral es ahora más fluida gracias a los faldones, mientras detrás un difusor con salidas de escape trapezoidales propicia que la zaga parezca más ancha. Una vista lateral en la que sigue destacando la sensual línea de cintura en forma de onda, muy marcada. 

Los faros de led forman parte del equipamiento de serie, estando disponibles en opción los Matrix led con ópticas traseras led que incluyen intermitentes dinámicos. Como tope de gama en lo que a iluminación se refiere se puede optar a los Matriz led con luces láser.

Interior de gran calidad

Con el Audi A5 Coupé la firma de los cuatro aros sigue rindiendo culto a una tradición, pues para los buenos aficionados amantes de los coupés nunca ha dejado de estar presente la imagen del célebre Audi Coupé de los años “80”. Además, por otro lado, no deja de ser el fruto de la moderna interpretación de un concepto clásico, el GT o Gran Turismo de toda la vida.

Un coupé rápido, cómodo, capaz de acoger a cuatro pasajeros y dotado de una gran elegancia formal, en sintonía con un diseño deportivo.

Evidentemente los pasajeros de las plazas posteriores no disfrutan del mismo espacio que el conductor y su acompañante, pero una vez acomodados disponen de un espacio razonable para poder viajar con comodidad, sin muchos agobios, aunque el acceso obligue necesariamente a contorsionarse un poco.

En lo que respecta al volumen del maletero, los 450 l que ofrece permiten transportar el equipaje de sus potenciales cuatro ocupantes. 

Nada más abrir la puerta se respira una atmósfera de gran calidad, que se percibe todavía más cuando el conductor se acomoda tras el volante  e inspecciona minuciosamente el entorno que le rodea. El acabado es magnífico, lo mismo que los materiales empleados.

Todo ajusta al milímetro. A nivel de cambios en el interior la actualización del Audi A5 Coupé trajo consigo la adopción de una pantalla táctil de 10,1 pulgadas para el sistema multimedia, en sustitución del pulsador rotatorio y del conjunto de botones utilizados anteriormente para su manejo.

Esta pantalla muestra unos gráficos muy limpios y sencillos con una estructura de los distintos menús bastante intuitiva  que apenas requiere tiempo de adaptación. 

Afortunadamente el climatizador se opera desde su propio panel, agradeciéndose asimismo que el volumen del sistema de audio pueda modularse mediante un convencional mando giratorio. El llamado Audi Virtual Cockpit plus oficia de cuadro de instrumentos.

Se trata de una pantalla de alta resolución de 12,3 pulgadas que el conductor puede controlar por medio del volante multifunción, permitiéndole elegir entre tres tipos de visualización.

Motor diésel de 204 CV y cambio automático S tronic

El equipamiento de serie incluye entre otros elementos: Selector de modos de conducción Audi Drive Select, faros y ópticas traseras de led, Audi presense city, Parking system trasero, detector de fatiga, pantalla multimedia táctil de 10,1 pulgadas con navegador, etc.

El precio del Audi A5 Coupé 40 TDI S tronic Quattro en su acabado básico es de 52.620 euros, pero nuestra unidad de pruebas era portadora del acabado Black line (59.840 euros) y entre otros opcionales también equipaba unas espectaculares llantas de 20 pulgadas calzadas con neumáticos 265/30.

El acabado Black line se caracteriza por su parrilla con diseño panal en negro, el difusor trasero en negro y las salidas de escape trapezoidales en aluminio mate, además cuenta con cristales oscurecidos   y paquete de estilo negro.

Con respecto al interior, el paquete S line interior contempla asientos deportivos, tapicería en tela/cuero, logotipo S line grabado en la parte delantera del respaldo de los asientos delanteros, inserciones interiores en aluminio mate, volante multifunción con el logo S line en cuero, etc.

El Audi A5 Coupé 40 TDI S tronic Quattro está propulsado por una mecánica diésel de 4 cilindros en línea con 2 litros de cilindrada. Desarrolla 204 CV y un par máximo de 400 Nm entre 1.750 y 3.250 rpm. En plena fiebre de la electrificación es una pena que motores como este tengan los días contados. Porque es muy respetuoso con el medio ambiente, gasta muy poco, es eficiente y, por si fuera poco, resulta hasta silencioso.

La verdad es que una vez en marcha el sonido del motor apenas se percibe, únicamente en el tráfico urbano con frecuentes arrancadas y paradas o cuando se acelera con contundencia es cuando se deja notar más. Con este propulsor el Audi A5 Coupé se transforma en un auténtico devorador de kilómetros que invita a largos viajes, con consumos que en un uso normal oscilan entre 6,5 l y 7 l/100 km. En ciclo WLTP arroja un consumo combinado de 5,2 l/100 km.

Alcanza una velocidad máxima de 210 km/h, mientras la aceleración de 0 a 100 km/h es de 6,9 s. Lleva acoplado un cambio automático S tronic de doble embrague con 7 velocidades, dotado de su correspondiente programa sport.

Es un cambio que se adapta muy bien al carácter del vehículo, puesto que permite una conducción muy relajada a la vez que responde con prontitud cuando se quiere disfrutar de una conducción más alegre.

Silencioso y confortable

Tan brillante conjunto motor-cambio se complementa con el ingenioso  sistema de tracción total Quattro Ultra. Con la tecnología ultra asociada a la tracción quattro se dispone de un eficiente sistema que determina con una inusitada rapidez en función de multitud de parámetros, del tipo de conducción que se esté practicando, del estado del asfalto y del programa de conducción que se haya fijado en el Audi Drive Select si la fuerza motriz se envía únicamente el tren delantero o a los dos trenes.

Hay que señalar que lo novedoso de esta tecnología ultra radica en que cuando el vehículo circula únicamente con tracción delantera unos embragues desacoplan tanto el árbol de transmisión que une ambos ejes como el diferencial trasero. De esta forma se eliminan las pérdidas por arrastre de la transmisión.

Por medio del Audi Drive Select se puede configurar el vehículo en función del modo de conducción que se escoja. Hay disponibles cinco programas: Comfort, Auto, Dynamic, Efficiency e Individual, que intervienen sobre la respuesta del acelerador, el funcionamiento del cambio automático, el grado de asistencia de la dirección, la tracción Quattro Ultra y la dureza de los amortiguadores si el vehículo cuenta con la suspensión de control automático de la amortiguación.

Esta suspensión es la más elaborada de las disponibles, sumándose a la estándar y a la deportiva, de tarado más firme. El Audi A5 Coupé 40 TDI S tronic Quattro es un coche muy silencioso que brinda un rodar suave  a la vez que se lo pone muy fácil a su conductor.

Desde los primeros kilómetros se siente una especial sensación de seguridad y de confianza, lo que hace posible rodar muy deprisa desde el primer momento. Incluso a los conductores con menos experiencia les resultará sencillo circular deprisa por trazados con muchas curvas, pues la sensación de dominio que brinda es totalmente real.

Cabe destacarse la capacidad de tracción del sistema quattro ultra así como una precisión milimétrica en las trazadas que autorizan una elevada velocidad de paso por curva.

El vídeo del día

El PIB sube un 2,8% en el segundo trimestre
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable