Espectacular el frontal del Audi A6 50 TDI, con la característica parrilla hexagonal de la marca.
photo_cameraEspectacular el frontal del Audi A6 50 TDI, con la característica parrilla hexagonal de la marca.

Motor

Parte de un precio de 66.630 euros

Audi A6 50 TDI Quattro Tiptronic: viajes en gran clase

Propulsado por un motor V6 diésel de 3 litros de cilindrada que desarrolla 286 CV

Todo un compendio de las más actuales y sofisticadas tecnologías, especialmente aplicadas en ayudas a la conducción, que incorpora tracción integral permanente Quattro y cambio automático Tiptronic de 8 velocidades.

Con una longitud de casi 5 m (4,94 m para ser exactos), puede pensarse que esta generación del Audi A6 pisa el terreno a su hermano mayor, el Audi A8. Nada más lejos de la realidad, pues este último para guardar las distancias alarga esta cota hasta los 5,17 m, una longitud propia de los anteriores modelos de batalla alargada. Inscrito en el selecto club de las berlinas de lujo o segmento E, el Audi A6 tiene su competencia, especialmente, en sus vecinos germanos, la Serie 5 de BMW y la Clase E de Mercedes-Benz. También son rivales vehículos como, el Volvo S90 o Jaguar XF.

La versión tope de gama en diésel la representa el modelo Audi A6 50 TDI, propulsado por un vigoroso motor V6 diésel de 3 litros de cilindrada que desarrolla 286 CV y una no menos contundente cifra de par máximo, 620 Nm. Unos datos que permiten al vehículo una respuesta inmediata, sin baches, plasmada en una aceleración de 5,5 s para pasar de 0 a 100 km/h y en una velocidad máxima de 250 km/h.

A pesar de las dimensiones y del generoso equipamiento, el peso en vacío es bastante contenido: 1.900 kg. Los responsables de la marca para no engordar demasiado este apartado han recurrido a confeccionar la carrocería en aluminio y acero. De esta manera elementos como puertas, capó, aletas delanteras o pilares C están fabricados en aluminio.

El depurado diseño de la carrocería se hace extensivo a elementos como las vistosas ópticas de led.

Tracción Quattro y cambio automático Tiptronic

Este modelo A6 50 TDI se comercializa exclusivamente ligado a un sistema de tracción integral permanente Quattro y a un cambio automático de convertidor Tiptronic con 8 velocidades. El sistema Quattro es sumamente sofisticado a la par que eficaz. Un diferencial central de reparto se encarga de distribuir la fuerza motriz en una proporción del 40% para el eje delantero y del 60% para el trasero. Este reparto prefijado variará en función de la adherencia, además de las condiciones dinámicas, pudiendo llegar hasta un 70% para el tren delantero y un máximo del 85% para el posterior. Opcionalmente, el eje trasero puede montar un diferencial deportivo para asegurar una perfecta motricidad entre ambas ruedas. La caja de cambios automática Tiptronic de 8 velocidades funciona de maravilla, ofrece una rápida respuesta con total suavidad, sin tirones. De tipo convertidor, y a diferencia de algunas de doble embrague, brinda una gran progresividad en las maniobras a baja velocidad.

Nuestra unidad de pruebas equipaba llantas de 20 pulgadas calzadas con neumáticos en medida 255/40.

Aunque el coche viene bien equipado,  los sofisticados opcionales rayan lo supremo: visión infrarroja, equipo de sonido Bang&Olufsen, suspensión neumática, climatizador de 4 zonas, llantas de 20 pulgadas calzadas con neumáticos 255/40, etc. Nuestra unidad de pruebas montaba este generoso calzado. El interior es exquisito, impera una muy alta calidad de acabado.

El climatizador de 4 zonas propicia que los ocupantes de las plazas posteriores puedan regular independientemente tanto la temperatura como el flujo de aire.

Lo comparo con el de las versiones superiores de la anterior generación del A6, en las que llamaba poderosamente la atención cómo emergía del centro del salpicadero la pantalla escamoteable del sistema multimedia al accionar el arranque. Movimiento que completaba con un giro de 90º para quedar completamente vertical. Ahora la sofisticación llega de la mano de sendas pantalla táctiles que presiden la parte central del conjunto salpicadero-consola central.

La superior da servicio a todo el sistema de infoentretenimiento, mientras la inferior sirve para controlar el climatizador, calefacción y ventilación de asientos, etc. Ambas pantallas se integran a la perfección en un salpicadero de refinado diseño, especialmente vistoso. Por encima de la pantalla multimedia, a la altura del cuadro de instrumentos, una franja con los conductos de aireación recorre todo el salpicadero de extremo a extremo.

Exquisita a la par que sofisticada la presentación del salpicadero, que incluye tres pantallas.

Hasta 39 asistentes a la conducción

Así pues, el refinado salpicadero del A6 50 TDI cuenta con tres pantallas, la del cuadro de instrumentos, la del sistema multimedia y la de control de la climatización así como de otras funciones adicionales. La del sistema multimedia  tiene 8,8 pulgadas en su configuración de serie, pero en caso de montarse el sistema multimedia MMI Navegation  Plus pasa a 10,1 pulgadas.

El MMI Navegation Plus incluye el cuadro “Audi Virtual Cockpit” (12,3 pulgadas) y navegación mediante Google Earth en el que los mapas muestran modelos detallados en 3D de las principales ciudades. En lo que respecta a la pantalla para controlar el climatizador (8,6 pulgadas) y otras funciones adicionales, sirve asimismo de superficie táctil para escribir las direcciones que son introducidas en el navegador. Ambas pantallas son táctiles, pero también ofrecen una respuesta acústica mediante un clic. Están orientadas hacia el conductor y sustituyen al mando giratorio y  los botones que portaba el anterior modelo.

Su uso es muy intuitivo gracias a una estructura de los distintos menús muy clara. Además, al ofrecer un tacto parecido al de pulsar un botón convencional funcionan muy bien, con mucha precisión, por lo que no se acciona ningún sistema de forma accidental. A este respecto, está mejor resuelto que en un Volvo S90.

Tanto la pantalla del sistema multimedia como la del control de la climatización son táctiles, y están orientadas hacia el conductor. Su uso es muy preciso al ofrecer un tacto similar al de un botón convencional.

Hay disponibles hasta 39 asistentes a la conducción, distribuidos en tres paquetes: City, Tour y Aparcamiento, que reciben información de nada menos que 24 sensores. Sensores compuestos por un escáner láser y un radar de largo alcance en la parte frontal superior, 4 radares en los extremos, una cámara de infrarrojos en la parte frontal superior, una cámara en la parte superior del parabrisas, 4 cámaras 360º situadas delante, detrás y en los retrovisores exteriores, y 12 sensores ultrasónicos distribuidos entre el frontal, parte trasera y laterales. Todo un arsenal tecnológico que recoge una gran cantidad de datos que quedan registrados en el Controlador Central de Asistencia al Conductor, mientras un ordenador se encarga de interpretar todas estas informaciones.

Hasta 24 sensores de distinta naturaleza, distribuidos por toda la periferia del coche, captan información para los sistemas de asistencia a la conducción.

Destacan como primicias, el asistente de cruces, el asistente predictivo de eficiencia y el asistente de conducción adaptativo. El asistente de conducción adaptativo (ACA) forma parte del control de crucero adaptativo, mejorando sus prestaciones mediante el sistema de mantenimiento de carril a cualquier velocidad y el asistente de atascos (Traffic Jam Assist). Por lo que respecta al asistente predictivo de eficiencia, acelera y frena el coche gracias a las informaciones recibidas de ciertos sensores, de los datos de navegación  así como de las señales de tráfico. Por último, el asistente de cruces (Crossing Assist) es capaz de detectar tráfico cruzado por delante del coche, advirtiendo al conductor e, incluso, puede aplicar frenos.

Sistema eléctrico de 48 V con hibridación suave

El Audi A6 50 TDI incorpora un alternador BAS conectado al cigüeñal, es decir, un alternador reversible que también oficia de motor de arranque conectado a una red independiente de 48 V que incluye su propia batería de iones de litio. Es un sistema de los conocidos como de hibridación suave o micro hibridación. En fase de deceleración puede recuperar hasta 12 kW de potencia para ser almacenados en la mencionada batería de iones de litio de 10 Ah, ubicada en la parte trasera del coche. Cuando el conductor levanta el pie del acelerador, circulando entre 55 y 160 km/h, el vehículo es capaz de circular con el motor de combustión apagado durante 40 s como máximo. Tan pronto vuelve a pisar el acelerador, el alternador BAS arranca de nuevo el motor de forma rápida e imperceptible. Audi estima que esta tecnología de hibridación suave en condiciones de uso reales reduce el consumo de combustible hasta en 0,7 l/100 km

El sistema de hibridación suave funciona en un rango de velocidades comprendido entre 55 y 160 km/h, propiciando ahorros de combustible de hasta 0,7 l/100 km.

Una vez en marcha, este Audi A6 hace valer sus ases. Tanto el aislamiento acústico como la calidad de rodadura pueden tildarse de sobresalientes. Una calidad de rodadura innata, patrimonio común con cualquiera de los cuatro tipos de suspensión que se ofrecen. La oferta está compuesta por la suspensión básica (de serie), la deportiva, una dotada con amortiguadores de dureza variable y, por último, la suspensión neumática, que también cuenta con control de la amortiguación. Nuestra unidad de pruebas, dotada con suspensión de dureza variable, hacía además gala de un comportamiento dinámico intachable. Tanto la enérgica respuesta del propulsor como una inusitada agilidad de reacciones enmascaraban totalmente sus generosas dimensiones.

El sistema de dirección a las cuatro ruedas permite reducir en hasta 1 m el diámetro de giro, lo que se agradece en un coche de casi 5 m de longitud.

A este respecto, también aporta bastante el sistema de dirección a las cuatro ruedas. A baja velocidad (hasta 60 km/h) las ruedas traseras giran hasta 5º en sentido opuesto al de las delanteras con el objeto de reducir el diámetro de giro hasta 1 metro, lo que se agradece en un coche de este tamaño. Con este dispositivo, el diámetro de giro se queda en 11,1 m (prácticamente igual al de un Audi A3), confiriéndole agilidad en el tráfico urbano. Por el contrario, a velocidades medias y elevadas, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras (hasta un máximo de 2º) para mejorar la estabilidad. El precio del Audi A6 50 TDI Quattro Tiptronic es de 66.630 euros para el acabado básico. Con los acabados Design y Sport la cantidad se estira hasta los 69.680 euros.

Los ocupantes de las plazas posteriores, además de disfrutar de un sobresaliente confort de marcha y acústico, cuentan con bastante espacio para las piernas.

 

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes