El nuevo Audi Q3 Sportback tomando una curva a derecha
photo_cameraEl nuevo Audi Q3 Sportback tomando una curva a derecha

Motor

Ya está a la venta desde 39.220 euros

Audi Q3 Sportback: cuestión de formas

La familia Audi Q3 se enriquece con un nuevo miembro, el nuevo Audi Q3 Sportback.

Su carrocería de corte coupé  le posiciona en el mercado como un producto único en su categoría, la de los todocamino compactos o C-SUV Coupé.

Pone a disposición del usuario una paleta de cuatro motores, dos de gasolina y dos diésel con potencia comprendidas entre 150 CV y 230 CV.

Tras el reciente lanzamiento de la segunda generación del Audi Q3, la firma de los aros vuelve a la carga con un innovador producto, el nuevo Audi Q3 Sportback. La diferencia fundamental con su hermano de gama radica en que luce una distinguida a la par que distinta carrocería de corte coupé que proyecta una imagen de gran deportividad. Acaba de ponerse a la venta en el mercado español en un buen momento, puesto que el Audi Q3 es el líder de ventas en el canal privado desde su lanzamiento a primeros de 2019, con una cuota de mercado del 22,3%. Una privilegiada posición que sin lugar a dudas reforzará por diversos motivos el recién llegado Audi Q3 Sportback.

Si la demanda de los SUV no cesa de crecer otro tanto está ocurriendo con una variante de los mismos, la de los SUV coupé, que poco a poco va ganando adeptos y se divide en los mismos segmentos o categorías que los todocamino convencionales. Este último fenómeno no ha pasado desapercibido para la firma de los cuatro aros que, con gran acierto, ha reaccionado en un tiempo récord para ofrecer dos variantes de carrocería del Audi Q3 dirigidas a públicos distintos. Mientras el Q3 tiene una vocación más familiar, el Q3 Sportback proyecta una imagen de deportividad muy apreciada por un buen número de usuarios. Pero el hecho de resultar un producto más emocional no le resta para nada sus dotes de vehículo práctico, en línea con su hermano de gama.

Audi Q3 Sportback

La competencia del Audi Q3 hay que buscarla entre modelos como, el Mercedes-Benz GLA, el BMW X1 o el Volvo XC40, por poner unos significativos ejemplos. Ahora bien, si se buscan rivales para este recién llegado Audi Q3 Sportback, la cosa resulta algo más difícil. Se podría pensar en modelos del corte del BMW X2, pero precisamente el corte de su carrocería nada tiene de silueta coupé. Bien podría afirmarse que el Q3 Sportback inaugura en cierta forma el segmento de los todocamino coupé compactos (C-SUV). Quizá su silueta recuerde a la del Mercedes-Benz GLC Coupé, pero éste se inscribe en el segmento superior, el D-SUV. El Mercedes mide 4,74 m de longitud, frente a los 4,50 m del Audi. Como conclusión, el nuevo Audi Q3 Sportback pasa a ocupar una cómoda posición en el mercado al reivindicar un cierto perfil de producto único, sin rivales directos.

Diseño distintivo

Con respecto al Audi Q3, el Audi Q3 Sportback es ligeramente más largo; su longitud se estira 1,5 cm, hasta 4,50 m, mientras la altura se rebaja a 1,57 m, es decir, 3 cm menos. Curiosamente, el maletero conserva la capacidad, 530 l, una cifra de las mejores de su categoría. Al margen de estas pequeñas diferencias en las cotas la gran diferencia entre ambos modelos estriba en el diseño, en especial de la  parte trasera, la que personaliza fuertemente el espíritu coupé del Q3 Sportback. Esta parte acoge un portón trasero y paragolpes de nuevo cuño. Además estrena una nueva línea de techo,  desaparece la línea lateral que unía las abultadas aletas y lleva unas taloneras más prominentes, complementadas con un estampado mucho más acusado en la parte baja de las puertas que configura un trapecio. Unos rasgos que proyectan una imagen de mayor deportividad

Pero al margen de estos detalles las diferencias estilísticas son bastante acusadas, hasta tal extremo que lo único que comparten es el diseño del morro, porque a partir del parabrisas, que va más inclinado en el Sportback, no comparten ningún elemento de la carrocería en común. Sin embargo el ADN Audi está presente en ambos modelos desde cualquier perspectiva, destacando la característica parrilla octogonal de los modelos Q con la rejilla en negro.

Una vez en el interior, el techo más bajo del Q3 Sportback repercute algo tanto en la altura de las plazas traseras como en la capacidad total del maletero con los asientos traseros abatidos, que se queda en 1.400 l frente a los 1.525 l del Q3. Pero es el único y pequeño peaje que hay que pagar por disfrutar de una carrocería de corte coupé de mayor contenido emocional con respecto a su hermano,  porque por lo demás sus habitáculos son idénticos. La capacidad mínima del maletero (530 l) es un referente en su categoría.

6-

Este volumen es el resultado de llevar el asiento trasero, deslizable longitudinalmente 13 cm,  atrás del todo con el objeto de obtener el máximo espacio para los pasajeros. Una versatilidad de uso que también contempla variar la inclinación de los respaldos de dicho asiento, pudiéndose ampliar el espacio de carga  en función de las necesidades del momento.

Completo equipamiento de serie

El equipamiento de serie del Audi Q3 Sportback es algo más generoso. La gama se articula en torno a cuatro niveles de equipamiento o acabados: Básico, Advanced, S line y Black line. Son de serie en todos la suspensión deportiva y la dirección progresiva. Sin embargo puede solicitarse como opción sin coste la suspensión confort,  que monta de serie el Q3. Hay una tercera posibilidad a la hora de escoger suspensión, la opción de elegir una pilotada con amortiguadores de dureza variable (970 euros). La dirección progresiva permite disfrutar de una desmultiplicación variable así como de asistencia variable en función de la velocidad. Asimismo equipa de serie desde el acabado Básico, el Audi Drive Select, que permite escoger entre seis modos de conducción: Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic, Individual  y Offroad.

Aunque  el vehículo no esté orientado precisamente hacia un uso campero cuenta con un programa especifico (Offroad) para circular por pistas, que puede complementarse opcionalmente con el sistema de asistencia de descenso de pendientes. El Audi Drive Select ajusta el motor, cambio automático, asistencia a la dirección y amortiguadores en caso de montar suspensión pilotada. Este completo equipamiento de serie no ha descuidado en absoluto los sistemas de asistencia a la conducción, pues incluye: aviso de salida involuntaria de carril, asistente de cambio de carril (ángulo muerto), Audi presense basic y Audi presense front. Opcionalmente puede montar elementos como, el asistente de conducción adaptativo, la cámara de 360º, el asistente de aparcamiento o el asistente de tráfico trasero cruzado. Para la iluminación tampoco se ha escatimado, los faros son siempre de led, pero se contemplan dos opciones más, los faros full led con función iluminación en curva y ópticas traseras de led dotadas con intermitentes dinámicos y, como tope, los faros Matrix led con haz de luz adaptativo, iluminación en curva e intermitentes dinámicos.

Sistema de hibridación ligera

La gama contempla cuatro motorizaciones, dos de gasolina y dos diésel. Todos los motores son de 4 cilindros en línea y cuentan con inyección directa y sobrealimentación mediante turbocompresor. El modelo 35 TFSI monta el propulsor de acceso en gasolina, que  tiene 1,5 litros de cilindrada (150 CV), situándose en  el siguiente escalón, el 45 TFSI con 2 litros de cilindrada (230 CV). La oferta diésel está compuesta por los modelos 35 TDI (150 CV) y 40 TDI (190 CV), ambos montan un motor de 2 litros de cilindrada. Con tracción delantera cuentan los dos modelos de acceso a la gama, tanto en gasolina como en diésel, mientras la tracción integral Quattro se reserva para el resto de la gama, si bien próximamente el 35 TDI podrá pedirse con tracción Quattro. El 35 TFSI es el único que lleva acoplado un cambio manual de 6 velocidades, puesto que el resto de versiones portan un cambio automático S tronic de doble embrague con 7 relaciones.

También próximamente se ofertará el 35 TFSI (150 CV) con cambio S tronic y 48 V, es decir un sistema Mild Hybrid o de hibridación ligera. Dicho sistema de 48 voltios consta de un motor eléctrico/generador acoplado al cigüeñal mediante una correa, una batería de iones de litio con una capacidad de 9,5 Ah y un convertidor DC/DC que conecta el sistema eléctrico convencional de 12 voltios. El motor eléctrico/generador además de oficiar de motor de arranque ayuda a mover el vehículo durante un máximo de 10 s cuando se acelera, siempre  a velocidades de hasta 20 km/h. Si el conductor deja de pisar el acelerador entre 40 y 160 km/h, el vehículo cambia a punto muerto o puede avanzar por inercia con el motor de combustión apagado. Por último, durante la fase de deceleración oficia de generador para recargar la batería de iones de litio. Este sistema de hibridación ligera puede ahorrar hasta 0,4 l/100 km de combustible en condiciones de utilización real. 

Cuadro de instrumentos digital

La consola que alberga la pantalla del sistema multimedia presenta formas octogonales, emulando el diseño de la parrilla delantera. El conjunto del salpicadero muestra un sofisticado aspecto debido fundamentalmente al protagonismo que acaparan las pantallas, que confirman la apuesta por la digitalización del Audi Q3 Sportback. El cuadro de instrumentos es digital, desaparecen los clásicos relojes en favor de una pantalla de 10,25 pulgadas que forma parte del equipamiento de serie desde la versión básica, si bien puede escogerse opcionalmente otra del mismo tamaño pero configurable. Remata la oferta el llamado Audi Virtual Cockpit, que adopta una pantalla de 12,3 pulgadas asimismo configurable y que permite ver el mapa del navegador. 

Tanto su manejo como configuración se hacen mediante las teclas del volante multifunción, destacando por  su gran resolución y por la buena visibilidad que ofrece incluso cuando incide directamente el sol. En la misma línea, la pantalla táctil de serie del sistema multimedia es de 8,8 pulgadas, si bien hay disponible una opcional de 10,1 pulgadas. Permite un intuitivo manejo de los distintos menús que se complementa mediante el control por voz, a la vez que su ligera inclinación de 10º hacia el conductor prima la ergonomía.

Con independencia de la versión que se conduzca, el Audi Q3 Sportback se perfila como un vehículo en el que prima el confort de marcha, incluso con la suspensión deportiva. Va muy bien asentado, transmitiendo mucha seguridad al conductor desde los primeros kilómetros. El habitáculo va bien aislado de todo tipo de ruidos. Inclusive con las motorizaciones diésel, el repiqueteo característico de estas mecánicas llega muy atenuado y con total ausencia de vibraciones. La tracción Quattro ofrece un plus de seguridad sobre pavimentos poco adherentes y ayuda a que el vehículo no pierda la compostura cuando se negocian curvas a alta velocidad. También la tracción Quattro hace valer sus poderes a la hora de transitar por caminos, aunque la vocación del Q3 Sportback sea asfáltica. Los precios para la versión 35 TFSI oscilan entre 39.220 euros para el acabado Básico y 46.110 euros para el Black line. Entre 50.660 y 57.640 euros se mueven los precios para el 45 TFSI. Para el 35 TDI la horquilla va desde 40.690 a 47.580 euros y, por último, el 40 TDI está disponible desde 45.350 hasta 52.240 euros.

Video del nuevo Audi Q3 Sportback

 

 

 

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?