Audi R8 Coupé: imagen frontal
photo_cameraAudi R8 Coupé: imagen frontal

Motor

El Audi R8, el modelo más rápido de la marca se renueva.

Audi R8: La bala de Ingolstadt

Además de ser el más rápido, posiblemente también sea el Audi de mayor contenido emocional.

Su motor de gasolina atmosférico de 10 cilindros en V con 5,2 litros de cilindrada (620 CV), le permite alcanzar una velocidad máxima de 331 km/h. Estará disponible a principios de 2019

La renovación de la actual generación del Audi R8, vigente desde 2015, afecta tanto a las variantes con carrocería coupé como spyder.

El R8 ocupa una posición de privilegio dentro de la actual oferta de Audi, con permiso de sus hermanos, la lujosa a la par que exclusiva berlina A8 o el vanguardista SUV Q8. Las credenciales del actualizado Audi R8 no pueden ser más contundentes, la versión más potente firma 620 CV de potencia y una velocidad máxima de 331 km/h.

Pero estilísticamente también es un fuera de serie. Cuando se lanzó al mercado en 2006 su diseño sorprendió, no pasó desapercibido. A pesar de su esquema mecánico de motor central y de la baja altura de la carrocería, integraba a la perfección la específica parrilla de la marca, lo que de inmediato le identificaba con miembro de la familia Audi.

Audi R8 Spyder: detalle frontal

El renovado Audi R8 2019 mantiene esta característica. Constituye todo un hito en el diseño automovilístico que un exclusivo deportivo con motor central, situado en la misma órbita que un Ferrari 488, integre con total armonía uno de los elementos más representativos del actual ADN de la marca de los cuatro aros, la ancha parrilla hexagonal. Un elemento que toma de los últimos modelos de Audi lanzados al mercado.

Pero los cambios van más allá, unas marcadas barras dividen las generosas entradas de aire, mientras las finas ranuras del capó evocan directamente a un mítico modelo, el Audi Ur-quattro. Una combinación en total armonía tanto con el presente como con el rico pasado de la firma.

También, el nuevo spoiler delantero es ahora más ancho, al igual que la rejilla de ventilación de la parte trasera. Todas estas modificaciones sirven para potenciar todavía más la ya elevada imagen deportiva del R8.

Audi R8 Spyder: frontal

Motores más potentes

Los clientes podrán elegir entre tres paquetes para la carrocería, dependiendo de la motorización. Dichos paquetes añaden detalles distintivos tanto al spoiler delantero como a los faldones laterales, además de al difusor trasero.

Como opción, los cuatro aros y los emblemas exteriores pueden ir pintados en negro brillante, poniendo especial énfasis en que el programa Audi exclusive ofrece a los clientes la posibilidad de personalizar su  vehículo por fuera y por dentro.

Audi R8 Coupé: detalle interior

Bajo el capó trasero se oculta una auténtica joya mecánica, un motor de gasolina atmosférico de 10 cilindros en V con 5,2 litros de cilindrada. Destaca por su pasmosa facilidad para subir de vueltas, emitiendo un sonido totalmente embriagador para los aficionados.

En línea con su refinamiento, utiliza la misma tecnología que los modelos de competición R8 LMS GT3 y R8 LMS GT4, y se ofrece en dos variantes de potencia. Instalado en la versión R8 Quattro desarrolla 570 CV, pudiendo alcanzar los 324 km/h, mientras en la variante R8 Performance Quattro la potencia asciende a 620 CV, disparándose la velocidad máxima hasta los 331 km/h.

Ambos motores cuentan con un filtro de partículas.  Entre sus características cabe destacarse la lubricación por cárter seco, que incluye un radiador para controlar la temperatura del aceite. Esta tecnología procedente del mundo de la competición permite montar el propulsor en una posición muy baja, lo que propicia un centro de gravedad más bajo.

Además, la bomba de aceite puede funcionar en diferentes etapas con el objeto de garantizar una correcta lubricación en cualquier condición de uso, por exigente que sea. Hay que tener en cuenta que son posibles aceleraciones laterales en torno a 1,5 g.

Audi R8 Spyder: detalle tres cuartos

Mejoras en la suspensión

Las modificaciones introducidas en la suspensión están enfocadas a aumentar todavía más la ya de por si modélica estabilidad y mejorar la precisión en la trazada. Este último punto ha requerido reajustar tanto la dirección dinámica opcional como la servodirección electromecánica.

Con ello, la respuesta de la dirección y el tacto del volante son ahora más precisos  a cualquier velocidad. En función de la mecánica escogida, los tres programas adicionales: Dry, Wet y Snow, se añaden al resto de modos de conducción del sistema  Audi Drive Select, junto al programa performance.

Estos programas son capaces de adaptar los parámetros fundamentales del comportamiento del vehículo en función del coeficiente de adherencia del asfalto. Por otro lado, no hay que olvidar el plus de eficacia y seguridad que aporta la tracción integral Quattro.

También se ha recalibrado el control dinámico de estabilidad (ESC), lo que permite a la versión superior frenar de 100 km/h a 0 km/h en 1,5 metros menos que antes. Distancia que  en el caso de circular a 200 km/h sería hasta 5 metros menor.

De serie, el R8 viene equipado con llantas de 19 pulgadas. Las ultraligeras llantas de 20 pulgadas con diseño de cinco radios en V están disponibles como opción. Dirigidas a los conductores más puristas, asimismo  se ofrecen opcionalmente dos sofisticados componentes.

Se trata de los frenos con discos carbocerámicos en sustitución de los de acero, y de la barra estabilizadora delantera fabricada en polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) y aluminio, que reduce el peso en dos kilogramos. El  renovado Audi R8 estará disponible a principios de 2019. Todavía no se han comunicado los precios.

Audi R8: detalle en la linea de fabricación

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo