Nuevo Audi SUV eléctrico 100%
photo_cameraNuevo Audi SUV eléctrico 100%

Motor

La versión básica tiene un precio de 82.450 euros

Audi e-tron: alta tensión

Es el primer automóvil eléctrico de la firma de los cuatro aros

Un SUV con una autonomía superior a los 400 km que por tamaño se sitúa entre los Audi Q5 y Q7. Va propulsado por dos motores eléctricos que pueden llegar a desarrollar hasta 408 CV y cuenta con tracción integral.

Dada la tendencia alcista del mercado de los SUV, era lógico que Audi se decantara por este tipo de carrocería a la hora de lanzar al mercado su primer automóvil eléctrico. Por otro lado, su condición de fabricante especialista también ha influido en el tamaño del vehículo.

Resultaba conveniente entrar en la nueva era de la electrificación con un producto del segmento superior, ya habrá tiempo para llevarla a otros segmentos más bajos. Con estas dos premisas básicas como punto de partida,

Audi ha puesto en escena el nuevo Audi e-tron, un todocamino eléctrico de generosas dimensiones dotado con las últimas tecnologías de la marca y con un equipamiento paralelo al de modelos como, el Audi A6. Con una longitud de 4,91 m, el nuevo e-tron se sitúa por tamaño entre los Audi Q5 y Q7. Entre sus rivales de marcas especialistas cabe destacar especialmente a modelos como, el Mercedes-Benz EQC, el Tesla Model X o el Jaguar i-Pace.

2-

El Audi e-tron hace gala de un generoso habitáculo, en línea con sus cotas exteriores. Cabe señalar los 2,93 m de batalla, que inciden en unas plazas posteriores capaces de acoger con total comodidad a tres pasajeros, si bien el ocupante de la plaza central no irá tan cómodo como los de los extremos, pero más bien por la configuración y mullido del asiento que por mero espacio.

3-

El maletero tampoco se queda atrás, firma un volumen de 600 l, a los que se suman otros 60 l bajo el capó delantero.

4-

El diseño exterior sigue al pie de la letra los dictados actuales de la marca a base de un lateral musculoso y un sofisticado frontal presidido por la ya tradicional parrilla octogonal, un elemento que caracteriza a los últimos SUV de la firma de los cuatro aros estrenado por el modelo Q8.

En el interior la configuración del salpicadero sigue asimismo las actuales tendencias de Audi, propiciando un selecto ambiente de sofisticación y de calidad. Porque tanto la elevada calidad de ejecución como la de los propios materiales ponen muy alto el listón en este apartado, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados la marca. El salpicadero cuenta con tres pantallas, la del cuadro de instrumentos de 12,3 pulgadas, la del sistema multimedia (10,1 pulgadas) y la tercera pantalla, situado por debajo de ésta última, sirve para el control de la climatización además de otras funciones, como introducir texto.

6-

Pero la gran primicia es que a estas tres pantallas se suman otras dos más de tipo OLED (7 pulgadas) situadas en la parte superior de la puertas delanteras, a continuación del salpicadero, que dan servicio a los retrovisores exteriores virtuales. Audi es la primera marca que introduce en un modelo de producción en serie los llamados retrovisores virtuales, dispositivo que estrena el e-tron.

7-

Los retrovisores exteriores virtuales sustituyen los espejos convencionales por una cámara cuyas imágenes se proyectan en las citadas pantallas OLED, que también sirven para su ajuste. Su mayor ventaja se centra en una notable mejora de la aerodinámica, un apartado muy cuidado en este automóvil, pues permiten que el coeficiente aerodinámico o CX pase de 0,28 a 0,27.

8-

Suspensión neumática de serie

La gama Audi e-tron se articula en torno a cuatro niveles de equipamiento más una edición limitada, con precios que parten de 82.450 a 115.030 euros. Estos niveles son los siguientes: Básico (82.450 euros), Advanced (88.750 euros), Sport (95.460 euros) y Black line edition (96.960 euros). Remata la oferta por todo lo alto la versión Edition One, una edición limitada a 2.600 unidades con la pintura de la carrocería en un característico color azul. Incluye exclusivos detalles exteriores, tales como los retrovisores virtuales, elementos de aluminio, llantas de 21 pulgadas, pinzas de freno en color naranja y logo e-tron de la tapa de carga en ese mismo color. Otros elementos de equipamiento incluidos son los asientos deportivos, el equipo de audio Bang&Olufsen Premium Sound System con sonido 3D en la parte delantera y las luces Matrix Led. Apto para los muy caprichosos a un precio de 115.030 euros

9-

Desde lo más profundo de su ser, el Audi e-tron presume de ser un Audi por los cuatro costados, diseño exterior, configuración del interior, tecnología vanguardista y, por supuesto, no podía faltar la tracción integral. La dotación de serie desde la versión de acceso (Básico) es muy completa, pues contempla elementos como los faros full led, la nueva tracción integral quattro, el portón eléctrico o la suspensión neumática con control de la amortiguación. También forma parte del equipamiento de serie  en todas las versiones,  el Audi Drive Select, que por medio de sus siete perfiles de conducción: Auto, Comfort, Dynamic, Efficiency, Individual, Allroad y Offroad, permite al conductor seleccionar el más adecuado en función de la situación, las características de la vía o sus preferencias personales. El Audi Drive Select influye en la respuesta de la dirección y de la suspensión adaptativa con control de la amortiguación. Una auténtica primicia es que el e-tron sea el primer modelo de Audi que permitirá al usuario añadir determinadas funciones vía online después de la venta del coche. Así, por ejemplo, los faros led podrán actualizarse a la opción superior, los Matrix Led con control inteligente de la luz de carretera.

10-

Dos motores eléctricos y tracción integral

El sistema propulsor del Audi e-tron cuenta con dos motores eléctricos, uno en cada eje. El del eje delantero proporciona una potencia de 170 CV, mientras el del trasero desarrolla 190 CV, por lo que conjuntamente desarrollan una potencia total de 360 CV. Ahora bien, el modo boost (disponible durante 8 s) permite incrementar esta cifra hasta los 408 CV, con picos de potencia para el motor delantero y trasero de  184 CV y 224 CV, respectivamente. Precisamente en función del modo de funcionamiento, la aceleración de 0 a 100 km/h es de 6,6 s en modo normal o de 5,7 s en boost, mientras la velocidad máxima está siempre limitada electrónicamente a 200 km/h. No existe caja de cambios, hay un engranaje planetario con una sola marcha que transfiere el movimiento a los ejes a través de los diferenciales. Como se apuntaba anteriormente los dos motores pueden incrementar momentáneamente su respuesta. Simplemente bastará con pasar el selector de cambio de la posición D a la S y pisar a fondo el acelerador para que se active la función boost durante 8 s (408 CV).

11-

Los módulos de electrónica de potencia (cada motor tiene el suyo) incluyen un inversor que convierte la corriente continua (CD) de la batería en corriente alterna (CA) trifásica para la alimentación de los electromotores. Cuando estos funcionan en modo generador, durante las fases de recuperación de energía, entonces dicho inversor convierte la corriente alterna trifásica en continua para alimentar la batería. Hay que considerar que en muchos instantes de la marcha la propulsión del vehículo correrá exclusivamente a cargo del motor trasero (tracción trasera) para una mayor eficiencia. Pero el nuevo sistema quattro siempre hará un reparto de tracción inteligente en función tanto de la adherencia como de las condiciones dinámicas.  Con respecto al consumo combinado, oscila entre 22,5 y 26,2 kWh/100 km.

8-12-

Sistema de recuperación de energía

La batería de iones de litio tiene una capacidad de 95 kWh y 396 V, por lo que la autonomía supera los 400 km medidos según el nuevo ciclo WLTP. Va colocada en el centro del coche, bajo el habitáculo, para conseguir un óptimo reparto de pesos (50:50). Tanto sus dimensiones como su peso son bastante generosos, pues mide 2,28 x 1,63 x 0,34 m, mientras el peso se va a 700 kg. Está formada por 36 módulos de celdas hechos de aluminio y lleva un sistema de refrigeración a base de un gel que trasfiere el calor, a través de la carcasa, al líquido refrigerante. Cabe considerar que el sistema de recuperación de energía es responsable del 30% de la autonomía total. Se puede recuperar energía por inercia, al levantar el pie del acelerador o mediante el frenado. En ambos casos los motores eléctricos funcionan como generadores, transformando la energía cinética en energía eléctrica que se almacena en la batería. Cuando se pisa el freno, en función de la fuerza  que se aplique, el coche decide si para decelerar se utiliza exclusivamente el motor eléctrico, el freno electrohidráulico o una combinación de ambos, de forma individualizada en cada eje.

Mediante las levas del volante, el conductor puede determinar el grado de recuperación de energía conforme a tres niveles. En modo suave, el coche avanza por inercia al levantar el pie del acelerador, sin fuerza de frenada. En el nivel 1 la deceleración es mínima, mientras que el nivel 2 procura una alta deceleración con reducciones de velocidad tan significativas que se puede conducir el Audi e-tron con tan solo un pedal. Esto hace posible  regular tanto la aceleración como la frenada únicamente con  el pedal del acelerador, sin que apenas resulte necesario utilizar el de freno.

13-

Llegado el momento de la recarga de la batería, el Audi e-tron puede utilizar una estación de carga de corriente continua (CD) de hasta 150 kW, siendo posible completar la recarga total en aproximadamente 50 minutos. Pero en tan solo 10 minutos se puede hacer una recarga que permita recorrer 100 km, mientras en 30 minutos se puede recargar el 80 por ciento de la batería. El e-tron viene con dos cargadores. Uno carga a 2,3 kW de potencia en una toma doméstica, el otro cargador es de 7,2 kW.  Cuando se conecta a un enchufe normal de 230 V, la capacidad de carga es de 2,3 kW, mientras para el cargador de 7,2 kW se requiere un enchufe monofásico industrial. Por último, en una toma trifásica de 400 V asciende a 11 kW, recargándose completamente la batería en poco más de 8 horas. A finales de 2019, el sistema opcional Connect (que requiere de un segundo cargador a bordo del vehículo) duplicará la potencia de carga hasta 22 kW, y la batería podrá cargarse totalmente en tan solo 5 horas.

14-

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?