Cómo conducir un coche eléctrico
photo_cameraCómo conducir un coche eléctrico

Motor

Las siete claves de la conducción de un coche eléctrico

Si Confidencial Digital publicaba hace unas semanas las “seis razones para conducir un vehículo eléctrico” ahora damos las siete claves de la conducción de un coche eléctrico.

Entre las razones para conducir un coche eléctrico se encuentran: que son respetuosos con el medio ambiente, sin impuestos de matriculación, mayor vida útil, menos averías, ahorro de combustible y la autonomía.

1. Ausencia de ruido

Un motor de combustión funciona por la explosión controlada del combustible. En cambio, en un coche eléctrico esto no ocurre debido a las baterías del motor. El silencio y la ausencia de vibraciones es la nota característica de los eléctricos, lo que proporciona mayor confort en la conducción, una característica muy demandada por los conductores.

2. Potencia desde el primer momento

En los coches eléctricos, desde el primer momento que pisamos el acelerador, el conductor nota toda la potencia al máximo. Hay marcas de coches que son capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 8 segundos.

Sin embargo, si lo que queremos es alargar la autonomía y contener el gasto de energía, debemos dosificar el acelerador o dejar que la tecnología trabaje por nosotros, seleccionando un modo de conducción que prime la suavidad y el bajo consumo energético, explica Atodomotor.

3. Una conducción fluida que reduce el coste de mantenimiento

El conductor del coche eléctrico solo se tiene que centrar en dos pedales: el acelerador y el freno, ya que la mayoría de los eléctricos no tiene caja de cambios ni embrague. Por lo tanto, este sistema proporciona una conducción mucho más cómoda para los usuarios, especialmente los que utilizan el vehículo eléctrico en la ciudad. Por lo tanto, el manejo del coche es más sencillo y fluido, evitando tirones e, incluso, que el coche se cale en algún momento determinado.
Además, como señala Atodomotor, al no tener caja de cambios ni embrague reduce el coste de mantenimiento y aumenta la fiabilidad, al eliminar dos componentes que sufren desgaste.
 

4.  Recuperación de energía

El sistema de recuperación de energía es una ventaja en los vehículos eléctricos. En muchos eléctricos, el conductor no necesita usar el pedal de frenada, puesto que, simplemente desacelerando, el coche reduce velocidad. En cualquier caso, los sistemas de frenada y retención del motor eléctrico son muy efectivos para la recuperación de energía, ampliar la autonomía y economizar el gasto energético.


5. Mayor seguridad

Los coches eléctricos tienen instalado el centro de gravedad muy bajo, al tener situada la masa de las baterías en el suelo del coche. Como su motor no es tan pesado como los coches de combustión y al no estar sujetado en el eje delantero, el reparto de pesos entre ejes está muy equilibrado.
Estas características proporciona al conductor mayor seguridad a cualquier velocidad, sobre todo a la hora de tomar las curvas.


6. La autonomía

La autonomía de los coches eléctricos, sobre todo a la hora de planificar un viaje, es un hándicap para el conductor. Sin embargo, los últimos vehículos están alcanzando más autonomía (superan los 300 kilómetros).

Por lo tanto, a la hora de planificar un viaje, el conductor debe pensar en los puntos de recarga que hay en su trayecto. La infraestructura de puntos de carga públicos sigue creciendo a un ritmo acelerado (ya hay más de 225.000 en Europa). Las claves para utilizarlos es poder localizar los puntos cercanos y poder pagar la recarga en ellos. Actualmente, muchas marcas ofrecen apps que localizan los puntos de carga disponibles y compatibles con el vehículo y les guía hacia ellos, ofreciendo distintos itinerarios.

La compañía emovili  recomienda instalar el punto de recarga en el garaje de su domicilio, entre otras muchas cosas por seguridad y comodidad. “Un Punto de Recarga utiliza una función de control piloto para la transmisión de datos entre el vehículo y el propio equipo de recarga, que asegura las máximas condiciones de seguridad durante todo el proceso de carga”, señala la empresa.

Emovili es una empresa española dedicada a soluciones de recarga para todo tipo de vehículos eléctricos incluyendo: asesoría, instalación, gestión y mantenimiento de puntos de recarga.

7. Coches sostenibles

Todas estas características (fluidez, ausencia de ruidos, emisiones cero de gases  CO²) convierten a estos vehículos los más respetuosos con el medio ambiente. Los eléctricos están catalogados con la Etiqueta Cero de la DGT, lo que permite aparcar gratis en las zonas de estacionamiento regulado de la mayoría de las ciudades españolas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?