DS 7 Crossback E-Tense 4x4
photo_camera DS 7 Crossback E-Tense 4x4

Motor

PRUEBA

DS 7 Crossback E-Tense 4x4: glamur francés

Todo el lujo y exquisitez que caracterizan a la marca DS quedan reflejados en el DS 7 Crossback E-Tense 4x4

Un vehículo híbrido enchufable dotado con un sistema de propulsión que incluye un motor de gasolina de 1,6 litros y dos motores eléctricos que proporcionan conjuntamente 300 CV, siendo capaz de recorrer hasta 58 km en modo eléctrico. Cuenta con tracción a las cuatro ruedas a la vez que incorpora un cambio automático de 8 velocidades. Con el acabado tope de gama, el Rivoli, cuesta 58.200 euros.

Aprovechando la sofisticación, el lujo y el vanguardismo tanto tecnológico como estético del Citroën DS (el legendario Tiburón), la marca francesa hizo renacer esas míticas siglas en 2009 para crear una división de vehículos de gama alta dentro de la propia Citroën.

La buena acogida de los Citroën DS por parte del mercado animó en 2014 a los responsables de Citroën a elevar DS a la categoría de  marca independiente. Había nacido DS Automobiles, empezando desde ese momento el desarrollo de nuevos productos para incrementar su oferta.

Una oferta caracterizada por el lujo, la distinción, el equipamiento, la exclusividad y la sofisticación. Un buen ejemplo lo constituye el DS 7 Crossback. Este todocamino de 4,57 m de longitud se inscribe en el segmento D-SUV de lujo, donde sus principales rivales se encuentran en modelos como, el Mercedes-Benz GLC, el Audi Q5, el BMW X3 o el Volvo XC60, por poner unos significativos ejemplos.

Porque la competencia del DS 7 Crossback hay que buscarla en los fabricantes especialistas dado su nivel de terminación, los materiales empleados y los perfectos ajustes de los que presume.

En definitiva, un producto de gran calidad. Esta atmósfera de lujo se complementa con sofisticados equipamientos a la vez que ofrece a sus ocupantes un confort de marcha de primera gracias a una suspensión muy confortable y a un envidiable aislamiento acústico. No ofrecerá la misma agilidad que un BMW X3 en zonas sinuosas, rodando a buen ritmo, pero no se queda atrás.

En lo que si saca pecho el DS 7 Crossback frente al BMW X3 es en una calidad de rodadura que se aproxima a la de un vehículo dotado con suspensión neumática, siendo uno de los más confortables de su categoría. Los que busquen un todocamino de lujo y quieran salirse de la tradicional oferta de las marcas especialistas germanas tienen en el DS 7 Crossback un magnífico producto, un tanto distinto a la par que distinguido, empezando por el propio diseño de la carrocería.

Porque DS Automobiles en su corta trayectoria ha sabido conferir a sus productos un sello de vanguardismo, un estilo propio, una fuerte imagen de marca y una silueta inconfundible. Atributos heredados de las míticas siglas DS. Es otra forma de concebir el lujo, el lujo a la francesa o, lo que es lo mismo, glamur a raudales en cada elemento de diseño.

Interior exquisito

Una vez acomodado el conductor en su asiento quedará sorprendido por el corte del salpicadero y la gran calidad de los materiales empleados. Todo rezuma diseño, personalidad y sofisticación. Los botones presentan un especial a la par que original acabado en relieve.

La generosa pantalla multimedia táctil de 12 pulgadas se complementa con otra pantalla de 12,3 pulgadas que oficia de cuadro de instrumentos configurable.

4-

Aunque el conjunto de los distintos elementos que configuran el salpicadero rinden un especial culto al diseño, lo cierto es que también hay un amplio hueco para la practicidad.

Bien es cierto que manejar con soltura algunas de las funciones del sistema multimedia exige un pequeño periodo de adaptación, sin más.

Pero quizá uno de los detalles que más llamen la atención sea el exclusivo reloj B.R.M., situado sobre el salpicadero, que aparece girando sobre si mismo cuando se acciona el botón de arranque. Constituye la antesala de las agradables experiencias que posteriormente aguardan al conductor.

De la misma forma que el diseño no ha condicionado la practicidad, tampoco ha condicionado la habitabilidad. El DS 7 Crossback presume de un amplio habitáculo con capacidad para acoger a cinco pasajeros.

Los de la fila trasera tienen espacio más que suficiente para las piernas, disfrutando de una gran cota de altura. Al contrario que en otros vehículos de la competencia, el pasajero que ocupe el asiento central gozará de mayor confort al ser el piso plano (no hay túnel central), aunque el mullido de su asiento no ofrezca la misma comodidad de los exteriores.

Los pasajeros tampoco tendrán restricciones con sus equipajes, pues el maletero tiene un volumen de nada menos que 555 litros. Los asientos delanteros, con reglaje eléctrico, también pueden incorporar calefacción, ventilación y función de masaje.

Opcionalmente, los ocupantes de las plazas posteriores podrán reclinar eléctricamente el respaldo del asiento hasta 9 grados, además de controlar el climatizador. El exquisito acabado Rivoli contempla los asientos tapizados en cuero granulado y recubrimiento de salpicadero y paneles de puertas en cuero napa con relieve en diamante.

Sofisticados sistemas

El vanguardismo tecnológico que esconde el DS 7 Crossback se pone de manifiesto por los sofisticados sistemas que puede equipar. Hasta 180 km/h funciona el DS Connected Pilot, un sistema de conducción semiautónoma que utiliza el sistema de mantenimiento de carril y el control de crucero activo.

Si el coche que circula delante se detiene, el DS 7 Crossback para automáticamente y reinicia la marcha asimismo automáticamente si el tiempo de detención dura menos de 3 segundos. El Park Pilot o aparcamiento asistido maniobra de forma autónoma para aparcar el vehículo tanto en línea como en batería.

Es capaz de accionar, además del  volante, el acelerador, el pedal de freno y el cambio automático. El confort de marcha del DS 7 Crossback sube enteros de la mano del DS Active Scan Suspension, capaz de detectar y anticiparse a las imperfecciones de la carretera.

Una cámara capta las ondulaciones y baches del asfalto hasta 5 metros por delante del coche para informar a la suspensión, que gestionará la respuesta de los cuatro amortiguadores de modo independiente. Una gran apuesta por la seguridad queda bien patente por el sistema DS Night Vision de visión nocturna. Este sistema utiliza una cámara de infrarrojos capaz de detectar tanto a personas como a objetos hasta una distancia de 100 metros.

La información que recoge la proyecta en la pantalla del cuadro de instrumentos, presentando tanto a las personas como a los objetos que detecta en el interior de un recuadro de color amarillo, que se torna rojo si hubiera peligro de colisión.

7-

Híbrido enchufable con tracción integral

Dentro de la gama DS 7 Crossback quizá el modelo más emblemático sea el DS 7 Crossback E-Tense 4x4, un vehículo híbrido enchufable dotado con tracción integral. Su sistema propulsor está compuesto por una mecánica de inyección directa de gasolina, turboalimentada, de 4 cilindros en línea con 1,6 litros de cilindrada (200 CV), al que se añade un motor eléctrico delantero (110 CV) y un segundo motor eléctrico en el eje trasero (113 CV).

La potencia conjunta que desarrollan estos tres propulsores asciende a 300 CV. Con respecto a la transmisión monta una caja de cambios automática con 8 velocidades (de tipo convertidor) y tracción a las cuatro ruedas, teniendo en cuenta que el sistema 4x4 trabaja hasta una velocidad de 135 km/h. Por encima de la misma se desconecta el motor eléctrico trasero.  

La batería de iones de litio de 13,2 kWh de capacidad autoriza hasta 58 km de autonomía en conducción totalmente eléctrica, siendo la velocidad máxima con este modo de 135 km/h.  En ciclo WLTP el consumo combinado es de 1,5 l/100 km, pero en la práctica dependerá mucho de cómo se utilice el acelerador y de la carga de la batería.

Porque si se acelera con contundencia los 300 CV hacen acto de presencia, incrementándose notablemente el consumo.

Si se comienza el viaje con la batería cargada, practicando una conducción normal (en modo híbrido) por un combinado de trazados puede obtenerse un consumo en torno a los 4,9 l/100 km. Con la batería agotada no resulta nada difícil pasar de 8 l/100 km.

Precisamente para gestionar el sistema de propulsión se disponen de 4 modos de conducción: Electric, Hybrid, Sport y 4WD. El denominado Electric impulsa el vehículo exclusivamente con la energía almacenada en la batería,  mientras el Hybrid combina el funcionamiento de todos los propulsores de forma equilibrada, con la mayor eficiencia posible.  

El modo Sport prima las prestaciones, teniendo en cuenta que por defecto la gestión entre los electromotores y el motor térmico se realiza automáticamente en función del nivel de carga de la batería y la solicitación de potencia por parte del conductor.

En este modo funciona constantemente el motor de gasolina. Por último, el modo 4WD hace funcionar permanentemente el electromotor trasero para disponer de tracción integral (hasta 135 km/h) siempre y cuando la batería tenga la suficiente carga. Las prestaciones pueden tildarse de brillantes, pues firma una velocidad máxima de 235 km/h, mientras invierte 5,9 s en pasar de 0 a 100 km/h.

Desde la pantalla multimedia táctil se puede gestionar la función ë-Save, que posibilita una reserva de energía eléctrica para utilizarla cuando el conductor lo estime necesario, como por ejemplo, atravesar una zona urbana. Con esta función activada también se recarga la batería.

El tiempo de carga varía en función del tipo de cargador utilizado. En poco más de 4 horas se puede efectuar una recarga completa con un cargador de 3,3 kW, incluido de serie, y una toma de 16 A. Con un cargador de 6,6 kW y una toma de 32 A el tiempo estimado es de 1 hora y 40 minutos.

El vídeo del día

Vox dará apoyo “gratis” a Ayuso para “que la izquierda no entre en Gobierno”
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?