Renting
photo_camera Renting

Motor

¿Por qué elegir coches de renting?

Principales ventajas del renting de vehículos

Al igual que una vivienda, un coche puede convertirse en algo indispensable en nuestra vida. Si en cuanto a la vivienda tenemos la opción de comprar en propiedad o alquilar, ¿por qué no hacer lo mismo con el coche? Lo normal cuando vivimos de alquiler, es pagar un precio más o menos fijo que incluye el mantenimiento de nuestra vivienda (hasta cierto punto), por parte del arrendador. Durante el contrato disfrutamos de la vivienda y estas ventajas, pero una vez acaba, solo tenemos que devolver las llaves y el inmueble en el estado que nos lo dieron. Cuando en este tipo de contrato cambiamos “vivienda” por “coche” hablamos de renting.

Pensando en nuestra economía, los coches de renting son la alternativa a la propiedad. Por una cuota fija mensual ligada a diferentes aspectos, como pueden ser: duración del contrato, el kilometraje o los servicios que hayamos contratado en la oferta. Cada día conduciríamos un vehículo del que no tendríamos que estar pendientes en cuanto a seguro, revisiones, impuestos, daños o reparaciones. Y no solo eso, podemos cambiar de vehículo cuando queramos. ¿Te imaginas la satisfacción de conducir un coche diferente cada pocos años? Olvidándote de los inconvenientes que ofrecería que el coche fuera tuyo en propiedad y tuvieras que cambiarlo o venderlo para comprar otro. Todo ventajas.

Principales ventajas del renting de vehículos

Adaptabilidad: Uno de los puntos positivo del renting es que podemos escoger el vehículo que mejor se adapte a nosotros. A la hora de comprar un coche muchas veces tenemos que sacrificar lo que nos gusta debido al presupuesto. Con el renting nuestras posibilidades y facilidades se abrirán un poco más. Además de que existe un amplio catálogo de coches y furgonetas con distinto número de plazas, kilometraje y combustible (diesel, gasolina e híbridos).

Seguro: Podemos elegir desde un seguro más básico, hasta un todo riesgo. Cubrirá nuestro vehículo pero no seremos nosotros quienes se preocupen por su contratación. Además se podrá incluir casi todo tipo de servicio que mejore nuestro contrato.

Impuestos: Olvídate de estar pendiente de cuándo y cómo tienes que pagar los impuestos referentes a tu vehículo. Con el renting otros lo harán por ti y dichos impuestos estarán incluidos en tu cuota mensual.

Mantenimiento, averías y asistencia: Revisiones, cambios de aceite, mantenimientos generales, averías que puedan surgir con el uso… Además cuentas con asistencia las 24 horas del día en carretera. Deja de preocuparte si tu coche te deja tirado en mitad de la nada y tu seguro no lo cubre. Todo incluido en una cuota única al mes.

¿Necesito algo más?

Cuando algo es tan fácil, económico y útil, lo primero que piensas es en las trabas: Seguro que es un proceso largo. Probablemente me pidan mucha documentación y tenga que entregarla personalmente… Nada de eso. Todo el proceso de contratación lo harás de forma online y en pocos minutos. A través de la web podrás ver los vehículos, modelos y ofertas disponibles y elegir la que más te interesa. Es tan fácil que hasta te llevarán el coche a casa para que te resulte aún más cómodo.

Si crees que no es el momento de comprar un vehículo pero aun así necesitas uno, es tiempo de hacer uso de los coches de renting. Tendrás todas las ventajas de tener tu propio coche, pero con las facilidades y libertad de movilidad que te ofrece el no tener que preocuparte por contratiempos que puedan suceder. Pagando una cuota fija mensual tendrás el vehículo que quieras o necesites, al alcance de tu mano y con posibilidad de cambiarlo cuando quieras. Todo gracias al renting, el alquiler a largo plazo que te hace la vida un poco más fácil.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes