Fiat 500X Cross 1.0 Firefly
photo_camera Fiat 500X Cross 1.0 Firefly

Motor

Fiat 500X Cross 1.0 Firefly y nuevo Fiat 500X Sport: con ingredientes propios

Con un marcado aspecto campero, el Fiat 500X Cross 1.0 monta un propulsor de gasolina Firefly de 3 cilindros en línea y 1 litro de cilindrada (120 CV).

Pero la gran novedad dentro de la renovada gama Fiat 500X la constituye la variante Sport, enfocada a los usuarios que demandan un look más deportivo. Está disponible con dos motores de gasolina que desarrollan  120 CV y 150 CV, respectivamente, y con un diésel de 120 CV.

Aprovechando dos conceptos muy de moda, como son los todocamino y el gusto por lo clásico, Fiat tuvo la brillante idea de lanzar al mercado un vehículo SUV o todocamino urbano con una marcada imagen retro. Para ello no dudaron en aprovechar como fuente de inspiración a un auténtico superventas, el cautivador Fiat 500. Porque cuando un modelo se erige en epicentro de éxito para una marca de automóviles, resulta lógico que se tome como base de partida, como referente a la hora de emprender nuevos proyectos.

El éxito del Fiat 500, lanzado al mercado en 2007, resulta incuestionable. Se ha transformado en líder de ventas de su segmento en muchos mercados, y tiene cuerda para rato. Desarrollado a imagen del modelo original, el Fiat 500 de 1957, este glamuroso utilitario de 3 puertas se ha metido en el bolsillo a multitud de compradores de lo más variopinto. Sin embargo los responsables de la marca fueron conscientes de que por mucho que enamorara su cautivadora silueta,  tanto sus recortadas dimensiones (3,57 m) como su carrocería de 3 puertas podían constituir un obstáculo insalvable para muchos usuarios o familias que necesitaran un vehículo de mayores dimensiones como coche único.

Para satisfacer a la clientela

De las demandas de esta potencial clientela, seducida por la imagen del pequeño 500, surgió la necesidad de encontrar una fórmula adecuada que fuera capaz de complacerla. Por otro lado, en Fiat también percibieron que debían tener presencia en uno de los segmentos de mayor crecimiento en los últimos años, como es el de los todocamino o SUV urbanos. Para ello echaron mano de su gran capacidad de inventiva y originalidad mezclándolas con una buena dosis de diseño italiano, con el punto de mira puesto en desarrollar un producto completamente distinto de lo que ofrecía el resto de competidores. Así fue, con el exitoso 500 como fuente de inspiración, como se diseñó el Fiat 500X; un inédito SUV urbano de estética deliciosamente retro, que de paso contribuyó a satisfacer las necesidades de esos usuarios que clamaban por un Fiat 500 de mayor tamaño.

El Fiat 500X se lanzó al mercado a finales de 2014, y además de su personal estética retro esgrime otras armas frente a sus rivales. Con una longitud de 4,27 m se posiciona un poco a caballo entre el segmento B-SUV y el de los compactos (C-SUV), vendiéndose en más de 100 países. Su magnífica acogida está refrendada por un liderazgo absoluto de su segmento en Italia y mantenerse constantemente entre los 10 vehículos más vendidos de Europa. En el caso concreto de España, está experimentando un crecimiento del 13% en el canal privado (el más rentable para las marcas) a lo largo de 2019, con un 5% de cuota de mercado.

Fiat 500X Cross 1.0 Firefly

Esta dualidad del Fiat 500X se plasma tanto en su capacidad para complacer a los usuarios de un SUV como a los clientes que demandaban un 500 de mayores dimensiones con 5 puertas. El 500X sufrió a finales de 2018  una renovación centrada principalmente en  ligeros retoques a nivel de carrocería e interiores, una puesta al día en tecnología y el montaje de nuevos propulsores. En línea con su marchamo de modelo dual se conservaron las dos versiones de carrocería, Urban y Cross, así como con los tres niveles de equipamiento: Urban, City Cross y Cross. La versión Urban estrena  paragolpes delanteros y traseros, mientras la Cross y City Cross reafirman su condición campera con las placas de protección que incorporan, adoptando unos paragolpes de diseño específico, además de protecciones de pasos de rueda en negro.

Dentro de las versiones Cross, el Fiat 500X Cross 1.0 Firefly (120 CV) se posiciona como un interesante modelo  de acceso por precio, que no por potencia. Tiene un precio de 23.450 euros sin incluir ningún tipo de descuento. Al margen de sus aditamentos específicos, comparte con el resto de la gama 500X unos faros de led que acaparan buena parte de protagonismo en el frontal, de la misma forma que en la parte trasera destacan las vistosas ópticas en relieve con su núcleo vacío  pintado en el color de la carrocería.

En el interior se percibe buena calidad en los distintos materiales y recubrimientos. Hay una mayor presencia de plásticos blandos, de buena presencia y tacto. El cuadro de instrumentos incluye tres relojes convencionales, en línea con el mejor estilo italiano. Los relojes de los extremos, velocímetro y tacómetro, son analógicos, mientras el reloj central es una pantalla TFT configurable de 3,5 pulgadas  que facilita diversas informaciones. Importante es el paso dado en conectividad. El sistema multimedia Uconnect  HD Live con pantalla táctil de 7 pulgadas posibilita la integración del Smartphone, compatible con Android Auto así como con Apple CarPlay.

 

Incorpora de serie sistema manos libres, lector de texto, función de reconocimiento de voz, puertos auxiliares,  USB y mandos en el volante. La cámara de visión trasera, el navegador 3D, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el avisador de límite de velocidad o el sistema de mantenimiento de carril forman parte asimismo del equipamiento de serie. Dentro de los opcionales cabe destacarse elementos como, el detector de ángulo muerto, el control de crucero adaptativo (ACC), el freno de emergencia autónomo o la detección de tráfico cruzado posterior.

El Fiat 500X Cross 1.0 monta un propulsor de la reputada familia de motores de gasolina Firefly Turbo.  Se trata de un bloque de 3 cilindros en línea con 1 litro de cilindrada que proporciona una potencia de 120 CV, y va alimentado mediante inyección directa de gasolina y turbocompresor. Su cifra de par máximo se fija en 190 Nm a un bajo régimen de 1.750 rpm. Fabricado en aleación de aluminio, va equipado con filtro de partículas para cumplir con la norma sobre emisiones Euro 6D-Temp. Este motor modular lleva acoplado  un cambio manual de 6 velocidades con tracción a las ruedas delanteras.  Ofrece un funcionamiento muy suave, sin vibraciones, además de entregar la potencia de forma muy lineal en toda la escala del cuentarrevoluciones. Con respecto a la velocidad máxima firma 188 km/h, invirtiendo 10,9 s en pasar de 0 a 100 km/h. En el apartado del consumo, conviene matizar que se muestra muy sensible al trato que se de al acelerador. Circulando por autovía a una media de 120 km/h, el consumo se sitúa en unos 7 o 7,3 l/100 km, mientras el consumo combinado conforme al nuevo ciclo WLTP es de 6,8 l/100 km.

Con traje de Sport

Ahora, cuando hace justo un año que se renovó la gama Fiat 500X, aparece una nueva versión de marcada apariencia deportiva, la Sport, que se suma a las variantes ya existentes para configurar una gama compuesta por cinco variantes o niveles de acabado: Urban, Lounge, City Cross, Cross y Sport. El porqué añadir esta versión Sport se debe  a que estudios de mercado revelan que existe una alta demanda de vehículos con look deportivo con potencias por debajo de 150 CV, es decir, hay muchos clientes que  se deja seducir, se deja llevar por una estética marcadamente deportiva dejando las prestaciones en un segundo término. Eso si, no renuncia a un comportamiento más racing ni a una dinámica mejorada. A este respecto, el nuevo Fiat 500X Sport se oferta con tres motores para adaptarse a los requerimientos de distintos tipos de usuario, desde el más tranquilo al que demanda mayor nivel de prestaciones.

En gasolina la oferta se centra en dos propulsores de la familia Firefly, el de 3 cilindros con 1 litro de cilindrada (120 CV) y el de 4 cilindros con 1,3 litros de cilindrada (150 CV). El primero va acoplado a un cambio manual de 6 velocidades, mientras que el más potente recibe un cambio automático de doble embrague DCT de 6 velocidades. Con respecto al ciclo diésel se ofrece una mecánica Multijet de 4 cilindros en línea con 1,6 litros de cilindrada (120 CV) que asimismo va asociada al cambio automático DCT de 6 relaciones. Estas tres versiones Sport cuentan con tracción delantera, y tienen unos precios, sin incluir ningún tipo de descuento, fijados en: 23.950 euros (1.0 Firefly), 26.950 euros (1.3 Firefly) y 28.550 euros (1.6 Multijet). Pero con todas las promociones y descuentos aplicados, el modelo de acceso a la gama Sport, el 1.0 Firefly, está disponible desde 17.200 euros.

A nivel de diseño exterior, el Fiat 500X Sport luce una estética que le dota de una imagen de deportividad, pero sin estridencias, con muy buen gusto. Se caracteriza por adoptar toda una serie de aditamentos diferenciadores y específicos, como los paragolpes delantero y trasero, un difusor trasero que acoge una doble salida de escape cromada, unos faldones laterales y molduras de pasos de rueda pintados en el color de la carrocería, manillas de las puertas en gris, carcasa de los retrovisores en color titanio y llantas de 18 pulgadas, en opción unas de 19 pulgadas calzadas con neumáticos 225/40. Como guinda estrena un color, el Rojo Seduzzione, reservado en exclusiva para este acabado Sport.

Mayor dinamismo

Tratamiento diferenciador recibe asimismo el interior, que presenta el  recubrimiento del techo en tono oscuro, la pantalla TFT de 3,5 pulgadas del cuadro de instrumentos con sus elementos en rojo, pomo del cambio en aluminio, volante deportivo forrado en cuero, salpicadero en acabado titanio

y asientos exclusivos en tela negra con aplicaciones de vinilo. Como elementos opcionales cabe señalar, los asientos en piel negra con costuras en rojo, el tapizado el Alcantara tanto para el volante como para la visera del cuadro de instrumentos, con costuras rojas, o los pedales deportivos de aluminio. La marcada deportividad que transmite el conjunto se completa con una generosa dotación de serie que incluye, entre otros componentes: tecnología full led en todas las ópticas, climatizador bizona, sistema multimedia Uconnect con pantalla táctil de 7 pulgadas, navegador, control de crucero, sensores de aparcamiento trasero, freno de estacionamiento eléctrico, etc.

Todos los aditamentos introducidos en carrocería e interior con el propósito de conseguir un conjunto de aspecto marcadamente racing, se complementan con cambios en el apartado mecánico para lograr mayor dinamismo, un vehículo con un comportamiento más preciso. La carrocería ve reducida su altura 13 mm en relación con el resto de la gama 500X,  además se han retocado las suspensiones, muelles y amortiguadores, con la finalidad de mejorar la aceleración lateral, la velocidad de paso por curva. Muelles y amortiguadores aumentan su grado de dureza un 10%, mientras la servodirección eléctrica se ha recalibrado para facilitar una respuesta más directa. Pero estos cambios, que brindan un tacto de conducción más preciso, no interfieren demasiado en el tradicional confort de marcha del Fiat 500X.

Video del Fiat 500X Sport

 

 

Zelenski pide a la ONU definir "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?